Rendimientos del trabajo en especie satisfechos al administrador y socio mayoritario de una sociedad

La retribución en especie consistente en un seguro médico del socio-trabajador no está exento cuando, de acuerdo con la normativa laboral, se considere que no existe relación laboral.

Traspaso de un Plan Universal de la Mutualidad de la Abogacía a un plan de pensiones

Dado que no es posible movilizar los derechos de mutualidades de previsión social a otros instrumentos de previsión social, la disposición de los fondos de un Plan Universal de la Mutualidad de la Abogacía constituye un rendimiento del trabajo, sujeto a retención.

Retenciones e ingresos a cuenta sobre los rendimientos del trabajo

En el período impositivo 2018, los nuevos límites excluyentes de la obligación de retener, así como los nuevos importes de la reducción por obtención de rendimientos del trabajo, pueden incidir en el cálculo de las retenciones sobre tales rendimientos satisfechos a partir de 5-7-2018, debiendo efectuar, en su caso, la correspondiente regularización.

Novedades en materia de sistemas de previsión social

Con efectos a partir del 11-2-2018 se modifica el Reglamento de Planes y Fondos de Pensiones (RD 304/2004) para incluir el supuesto de liquidez en planes de pensiones y sistemas análogos en el caso de aportaciones realizadas con al menos diez años de antigüedad y adaptar los procedimientos de movilización de derechos. En el mismo sentido, se modifica el Reglamento sobre la instrumentación de los compromisos por pensiones de las empresas con los trabajadores y beneficiarios (RD 1588/1999), en relación con los seguros concertados con mutualidades de previsión social y planes de previsión social empresarial.

Gastos de actualización, capacitación o reciclaje del personal

No constituye renta del trabajo en especie los gastos y tasas correspondientes a pruebas finales, exámenes o certificaciones sufragados por la empresa que permitan a sus empleados actualizarse o capacitarse mejor en su puesto de trabajo.

Gastos de estudio para la capacitación o reciclaje del personal que no constituyen retribución en especie

Desde el 1-1-2017, la formación recibida por los trabajadores tampoco se considera renta del trabajo en especie para estos últimos aunque sea un tercero el que financie la realización de tales estudios.