Disolución de pleno derecho de las sociedades no adaptadas a la Ley de Sociedades Profesionales

La disolución de pleno derecho de una sociedad con objeto profesional, por falta de adaptación a la L 2/2007 de Sociedades Profesionales, abre el período de liquidación durante el cual mantiene su personalidad jurídica, pudiendo la sociedad acordar su reactivación mediante un nuevo consentimiento contractual de todos los socios existentes en ese momento.

Traslado del domicilio de sociedad profesional disuelta de pleno derecho

Se debe expedir la certificación para el traslado del domicilio social a otra provincia, aunque la sociedad tenga cerrada su hoja registral por no haberse adaptado en plazo a la Ley de Sociedades Profesionales y estar disuelta de pleno derecho.

Sociedad preexistente no adaptada: disolución de pleno derecho

El objeto social consistente en la redacción de proyectos de arquitectura, ingeniería y urbanismo, así como el asesoramiento jurídico en estas materias, constituye actividades profesionales, por lo que la sociedad estará incursa en causa de disolución de pleno derecho al no haberse adaptado a la Ley de sociedades profesionales.

Sociedad preexistente no adaptada: disolución de pleno derecho

Se rechaza la inscripción del acuerdo de cese y nombramiento de administradores debido a que la sociedad en cuestión, cuyo objeto social comprende el ejercicio de la medicina, ha quedado disuelta de pleno derecho por no haberse adaptado a la Ley de Sociedades Profesionales.

Consecuencias de la cancelación registral de una sociedad disuelta de pleno derecho

Cancelados los asientos registrales de una sociedad disuelta de pleno derecho por no haber adaptado sus estatutos a la L 2/2007 de sociedades profesionales, sólo podrá inscribirse el apoderamiento solicitado si previamente se inscribe la reactivación de la sociedad y su adecuación al ordenamiento jurídico.