Actualidad jurídica Suscríbase vía email

Deducción por actuaciones para la protección y difusión del Patrimonio Histórico Español y del Patrimonio Mundial

Un propietario de un inmueble calificado como bien de interés local por resolución de la Consejería de Cultura y Deporte de la Comunidad Autónoma, que está ubicado en un espacio protegido por la legislación medioambiental e incluido en un área de interés paisajístico, se plantea la posibilidad de aplicar la deducción por actuaciones para la protección y difusión del Patrimonio Histórico Español.
Según la normativa del IRPF, los contribuyentes tienen derecho a una deducción en la cuota del 15% del importe de las inversiones o gastos que realicen para (LIRPF art.68.5):
a) La adquisición de bienes del Patrimonio Histórico Español, realizada fuera del territorio español para su introducción dentro de dicho territorio, siempre que los bienes sean declarados bienes de interés cultural o incluidos en el inventario general de bienes muebles en el plazo de un año desde su introducción y permanezcan en territorio español y dentro del patrimonio del titular durante al menos cuatro años. La base de esta deducción es la valoración efectuada por la Junta de calificación, valoración y exportación de bienes del Patrimonio Histórico Español.
b) La conservación, reparación, restauración, difusión y exposición de los bienes de su propiedad que estén declarados de interés cultural conforme a la normativa del patrimonio histórico del Estado y de las Comunidades Autónomas, siempre y cuando se cumplan las exigencias establecidas en dicha normativa, en particular respecto de los deberes de visita y exposición pública de dichos bienes.
c) La rehabilitación de edificios, el mantenimiento y reparación de sus tejados y fachadas, así como la mejora de infraestructuras de su propiedad situados en el entorno que sea objeto de protección de las ciudades españolas o de los conjuntos arquitectónicos, arqueológicos, naturales o paisajísticos y de los bienes declarados Patrimonio Mundial por la Unesco situados en España.
En consecuencia, el contribuyente no tendría derecho a la aplicación de la deducción regulada en las letras b) y c), al no encontrarse incluido en ninguno de los supuestos contemplados en las mismas, ya que el inmueble a que hace referencia no ha sido declarado bien de interés cultural conforme a la normativa del Patrimonio Histórico Español y de las Comunidades Autónomas, ni se encuentra situado en el entorno objeto de protección de una ciudad o conjunto declarado Patrimonio Mundial por la Unesco, al no estar incluida la localidad donde se ubica en el anexo de la L 49/2002 (Ley de régimen fiscal de las entidades sin fines lucrativos y de los incentivos fiscales al mecenazgo). Aunque la declaración de bien de interés local de un inmueble establezca una serie de cargas de protección y conservación a sus propietarios, similares a las de los bienes declarados de interés cultural, no puede extenderse la aplicación de la deducción señalada a estos bienes declarados de interés local, puesto que no se admite la analogía para extender más allá de sus términos estrictos el ámbito del hecho imponible, de las exenciones y demás beneficios o incentivos fiscales (LGT art.14).

Imprimir

Envíe su comentario:

(los campos con asteriscos son obligatorios)

Este Blog no dispone de servicio gratuito de asesoramiento, por lo que su comentario solo podrá ser respondido por otros lectores.

Si necesita una respuesta profesional, le recomendamos realice su pregunta desde el siguiente enlace desde donde podrá establecer un contacto privado con un abogado.

Acepto las condiciones legales

Atención al cliente

Si tienes dudas ponte en contacto con nosotros a través de clientes@lefebvreelderecho.com o llamando al 91 210 80 00 o 902 44 33 55.

Por teléfono

Lo más rápido es llamarnos al 91 210 80 00 o 902 44 33 55, te atenderemos de 8:30h a 20:00h de Lunes a Viernes.

Envío gratis

Envío gratuito a partir de 30€ (excepto Canarias, Ceuta y Melilla).

Devoluciones

Hasta dos meses desde que recibes el pedido para devolver la compra si no has quedado satisfecho (excepto Producto Electrónico que son 15 días).