Actualidad jurídica Suscríbase vía email

Distribución de beneficios previos a la adquisición de la participación

Una entidad que posee el 70% de otra, adquiere el 30% restante. La entidad transmitente del 30% obtiene una plusvalía que integra en su base imponible, sin aplicar ningún incentivo fiscal. Posteriormente la entidad participada reparte un dividendo y se plantea su tributación.
Contablemente el dividendo correspondiente a la participación adquirida (30%), en la parte que proceda de beneficios generados por la participada antes de la adquisición de dicho porcentaje, minora el valor contable de la participación adquirida. El resto, es decir, el dividendo correspondiente al 70% de la participación, así como el correspondiente al otro 30% que proceda de beneficios generados con posterioridad a la adquisición de dicho porcentaje, son ingresos.
Fiscalmente se permite aplicar la deducción por doble imposición sobre dividendos, aunque los mismos no se integren en la base imponible del perceptor, a condición de que se pruebe que un importe equivalente al mismo haya tributado con carácter previo, en territorio español, en sede de las personas o entidades propietarias de la participación con ocasión de su transmisión (LIS art.30.4.e).
Asimismo, la normativa establece la no integración en la base imponible del dividendo distribuido que se corresponda con el sobreprecio pagado con ocasión de la adquisición de participaciones, una vez que dicho sobreprecio se materializa en reservas expresas en la entidad participada que son objeto de distribución al socio, y siempre que se pruebe la tributación de un importe igual al dividendo o la participación en beneficios objeto de distribución, en sede de un transmitente previo de la participación (LIS art.30.6).
Así, en el caso concreto, la participación del 30% adquirida puede aplicar las normas para evitar la doble imposición comentadas, teniendo en cuenta que una parte se habrá registrado como nueva cartera y otra como ingreso, ya que la entidad puede probar que el anterior socio integró en su base imponible un importe equivalente al dividendo percibido, sin aplicar incentivos fiscales. El restante 70% de la participación, que se reconoce como ingreso.
Si en un ejercicio posterior la transmitente del 30% de la participación aplicara la deducción por reinversión de beneficios extraordinarios por la renta obtenida en la transmisión, la dominante del grupo fiscal debe regularizar la deducción por doble imposición de dividendos practicada, aplicando un porcentaje de deducción del 18%, respecto de la parte del dividendo íntegro percibido que se corresponda con la parte de renta obtenida por la transmitente a la que haya aplicado la mencionada deducción por reinversión.

NOTA
La contestación considera que el porcentaje de participación del 70% se tiene desde la constitución de la entidad participada.

Imprimir

Envíe su comentario:

(los campos con asteriscos son obligatorios)

Acepto las condiciones legales

Atención al cliente

Si tienes dudas ponte en contacto con nosotros a través de clientes@lefebvreelderecho.com o llamando al 91 210 80 00 o 902 44 33 55.

Por teléfono

Lo más rápido es llamarnos al 91 210 80 00 o 902 44 33 55, te atenderemos de 8:30h a 20:00h de Lunes a Viernes.

Envío gratis

Envío gratuito a partir de 30€ (excepto Canarias, Ceuta y Melilla).

Devoluciones

Hasta dos meses desde que recibes el pedido para devolver la compra si no has quedado satisfecho (excepto Producto Electrónico que son 15 días).