Actualidad jurídica Suscríbase vía email

Modificación de bases imponibles negativas: cosa juzgada

Una sucursal se aplica en el ejercicio 2008 la deducción del fondo de comercio financiero de entidades no residentes, lo que genera una base imponible negativa. Tras una inspección se establece que la sucursal no tiene derecho a aplicar la mencionada deducción al no ser considerada sujeto pasivo con personalidad jurídica propia e independiente de su matriz, por lo que la Administración inicia un procedimiento de verificación de datos en relación con el ejercicio 2009, en el que se limita a reflejar el efecto que la regularización practicada en relación con el IS del ejercicio 2008 tiene en la declaración presentada en el ejercicio 2009: la modificación de la base imponible negativa generada en el ejercicio 2008.
Años más tarde el Tribunal Supremo da la razón a la sucursal y reconoce su derecho a aplicar la deducción del fondo de comercio financiero de entidades no residentes (TS 26-10-16, EDJ 196213).
Recurrida en varias instancias la liquidación correspondiente al IS del ejercicio 2009, se interpone recurso de casación que es admitido al considerar que presenta interés casacional objetivo para la formación de la jurisprudencia la determinación de si, a efectos del IS y cumplidos los presupuestos legales establecidos, las sucursales en España de entidades no residentes son sujetos pasivos con personalidad jurídica propia e independiente de la sociedad matriz a la que se hallan subordinadas, y por tanto pueden aplicar la deducción del fondo de comercio financiero de entidades no residentes.
El Tribunal Supremo da la razón a la recurrente por la primacía del efecto de cosa juzgada en sus dos vertientes:

– Efecto negativo o excluyente, según el cual la cosa juzgada de las sentencias firmes, sean estimatorias o desestimatorias, excluye un ulterior proceso cuyo objeto sea idéntico al del proceso en que la cosa juzgada se produjo. En el caso planteado conlleva que la cuestión resuelta en relación con la liquidación del IS del ejercicio 2008 no puede ser de nuevo examinada para enervar el derecho concedido en ella.
– Efecto positivo o prejudicial, según el cual lo decidido en una sentencia que goce del valor de cosa juzgada material vincula al tribunal de un proceso posterior cuando en este aparezca como antecedente lógico de su objeto. En el caso planteado lo decidido y reconocido en la sentencia firme en relación con la regularización fiscal correspondiente al ejercicio 2008, es determinante para el ejercicio 2009. Es decir, una vez zanjada la cuestión sobre la deducibilidad del fondo de comercio de entidades no residentes del ejercicio 2008 en sentencia firme, no se puede volver a discutir sobre ella, ni aun a efectos del ejercicio 2009,

Por tanto, declara la nulidad de los actos administrativos de liquidación y revisión correspondientes al IS ejercicio 2009, con todos los efectos legales inherentes, incluido el de materializar en el ejercicio 2009, por compensación, el derecho a la deducción del fondo de comercio financiero de entidades no residentes reconocido por sentencia firme en relación con el ejercicio 2008.

Imprimir

Envíe su comentario:

(los campos con asteriscos son obligatorios)

Este Blog no dispone de servicio gratuito de asesoramiento, por lo que su comentario solo podrá ser respondido por otros lectores.

Si necesita una respuesta profesional, le recomendamos utilizar el siguiente foro público de Rocket Lawyer, o bien establecer un contacto privado con un abogado desde el siguiente enlace.

Acepto las condiciones legales

Atención al cliente

Si tienes dudas ponte en contacto con nosotros a través de clientes@lefebvreelderecho.com o llamando al 91 210 80 00 o 902 44 33 55.

Por teléfono

Lo más rápido es llamarnos al 91 210 80 00 o 902 44 33 55, te atenderemos de 8:30h a 20:00h de Lunes a Viernes.

Envío gratis

Envío gratuito a partir de 30€ (excepto Canarias, Ceuta y Melilla).

Devoluciones

Hasta dos meses desde que recibes el pedido para devolver la compra si no has quedado satisfecho (excepto Producto Electrónico que son 15 días).