Actualidad jurídica Suscríbase vía email

Responsabilidad del administrador por daños: falta de depósito de cuentas

Tras el intento infructuoso de cobrar por la vía judicial una deuda contra una sociedad mercantil, el acreedor interpone una demanda contra el administrador de dicha sociedad al amparo del régimen de responsabilidad por daños, la cual funda, entre otros motivos, en la falta de depósito de cuentas desde el momento de constitución de la sociedad.
La Audiencia Provincial, con cita de la jurisprudencia del Tribunal Supremo, señala que la falta de depósito de las cuentas anuales en el RM no es demostrativa, por sí misma, de la relación de causalidad entre la omisión ilícita del administrador -consistente en dicha ausencia de depósito- y el daño causado al acreedor -el impago del crédito- (TS 20-6-05, EDJ 96617).
No obstante, matiza la Audiencia que dicha falta de depósito de cuentas puede constituir un valioso indicio que, en conjunción con otros, puede llegar a tener trascendencia en la exigencia de responsabilidad, sobre la base de otros presupuestos, lo cual no resulta incompatible con que la Audiencia le niegue la condición de motivo directo para sustentar la exigencia de responsabilidad civil indemnizatoria.
En el presente caso, la Audiencia tuvo por acreditada la existencia de otros motivos que, junto con la falta de depósito, determinaban la responsabilidad del administrador. En concreto, la desaparición por la vía de hecho de la sociedad y la acreditación de la existencia de activos sociales (cuentas bancarias) que desaparecieron tras la desaparición de la sociedad.

Imprimir

Envíe su comentario:

(los campos con asteriscos son obligatorios)

Acepto las condiciones legales

Atención al cliente

Si tienes dudas ponte en contacto con nosotros a través de clientes@lefebvreelderecho.com o llamando al 91 210 80 00 o 902 44 33 55.

Por teléfono

Lo más rápido es llamarnos al 91 210 80 00 o 902 44 33 55, te atenderemos de 8:30h a 20:00h de Lunes a Viernes.

Envío gratis

Envío gratuito a partir de 30€ (excepto Canarias, Ceuta y Melilla).

Devoluciones

Hasta dos meses desde que recibes el pedido para devolver la compra si no has quedado satisfecho (excepto Producto Electrónico que son 15 días).