Actualidad jurídica Suscríbase vía email

Criterios para que una reversión de contrata implique subrogación

ADIF recupera los servicios de información, atención al cliente y servicios auxiliares de la estación de Madrid-Atocha que se habían venido prestando a través de una contrata. En adelante prestará estos servicios con su propios medios, por lo que no se hace cargo de ningún trabajador. La empresa contratista ha cesado por causas objetivas a los trabajadores que estaban prestando dichos servicios. En este caso la reversión de la contrata no implica sucesión de empresa ni, por lo tanto, obligación de subrogación teniendo en cuenta los siguientes argumentos:

1. ADIF revierte determinados servicios que había externalizado y que descansan esencialmente en la mano de obra, pero no consta transmisión de medios o infraestructura material.
2. Tampoco consta que haya incorporado a su plantilla el núcleo mayoritario de trabajadores de la contratista.
3. La transmisión debe tener por objeto una entidad económica que mantenga su identidad tras el cambio de titular. Para comprobarlo han de tomarse en consideración todas las circunstancias de hecho antes referidas. En este caso, la identidad de la entidad económica controvertida que descansa esencialmente en la mano de obra, no puede mantenerse si el supuesto cesionario no se hace cargo de la mayor parte de la plantilla.
4. Además, el servicio objeto de reversión no genera en sí mismo clientes, entendidas como las personas que acceden a un producto o servicio a partir de un pago.

Imprimir

Envíe su comentario:

(los campos con asteriscos son obligatorios)

Acepto las condiciones legales

Atención al cliente

Si tienes dudas ponte en contacto con nosotros a través de clientes@lefebvreelderecho.com o llamando al 91 210 80 00 o 902 44 33 55.

Por teléfono

Lo más rápido es llamarnos al 91 210 80 00 o 902 44 33 55, te atenderemos de 8:30h a 20:00h de Lunes a Viernes.

Envío gratis

Envío gratuito a partir de 30€ (excepto Canarias, Ceuta y Melilla).

Devoluciones

Hasta dos meses desde que recibes el pedido para devolver la compra si no has quedado satisfecho (excepto Producto Electrónico que son 15 días).