Donaciones realizadas por la sociedad de gananciales

A efectos fiscales, la titularidad del patrimonio ganancial corresponde por mitad a cada cónyuge, y su transmisión debe hacerse de igual forma, sin perjuicio de las normas civiles sobre consentimiento del otro cónyuge. Esto implica que ha de realizarse una liquidación por cada adquisición, que deriva cada una de un hecho imponible diferente.