Requisito adicional a la posibilidad de despedir en el caso del 20% de faltas de asistencia en dos meses

Desde el 8-7-2012, para realizar un despido objetivo por faltas de asistencia al trabajo, aun justificadas, pero intermitentes se introducen las siguientes novedades: por un lado, respecto a la posibilidad de que éstas alcancen el 20 % de las jornadas hábiles en dos meses consecutivos se exige el requisito adicional de que el total de faltas de asistencia en los doce meses anteriores alcance el 5% de las jornadas hábiles; por otro lado, no es posible computar las ausencias que obedezcan a un tratamiento médico de cáncer o enfermedad grave.

Obligación de poner a disposición del trabajador la indemnización por despido objetivo y responsabilidad directa del FOGASA

En despidos objetivos previos a la reforma laboral de 2012 cuando la empresa sólo satisface el 60% de la indemnización legal (20 días por año/hasta 12 mensualidades), obligando al trabajador a acudir al FOGASA a reclamar el 40% restante, respecto del que tiene responsabilidad directa (no subsidiaria por insolvencia), existen diferentes posturas, pues hay tribunales que califican de procedentes tales despidos objetivos al considerar cumplido el requisito de puesta a disposición del trabajador de la indemnización legal, mientras que hay otros pronunciamientos que lo califican de improcedente al haber incurrido el empresario en un error inexcusable (ET art.53.1.b) .

Gravedad y trascendencia de los retrasos e impagos salariales que permiten la resolución judicial del contrato

Para la resolución judicial indemnizada por retrasos e impagos de salario no es requisito necesario la culpabilidad del moroso aunque si se exige que tales incumplimientos sean graves y trascendentes. Este último requisito no concurre por el impago de un mes y el cobro fraccionado de los 6 restantes que no pueden considerarse relevante y grave en la situación económica actual de importantes restricciones crediticias. Además si existía un acuerdo con los representantes de los trabajadores sobre el aplazamiento del pago o su no exigencia puntual no existe mora al no estar la deuda ni vencida ni ser exigible. Si ese acuerdo vincula al trabajador y estuviera disconforme con esta modificación sustancial sólo podría pedir la rescisión del contrato, lo que no hizo. Si ese acuerdo no le vinculase, la solución del tribunal no variaría, pues el error de la empresa al considerarlo vinculante impide calificar de graves los retrasos en los que incurrió el empresario en el marco de la crisis económica financiera actual.

Despido objetivo procedente por causas económicas y condena al abono de indemnización y preaviso impagados por falta de liquidez

La sentencia que declara la procedencia de un despido objetivo al concurrir la causa económica alegada, debe condenar, de oficio, al abono de la indemnización por el cese y al resarcimiento por el preaviso incumplidos que no abonó al alegar en la cara de despido su situación de iliquidez (ET art.53.1.b).2º).

Nuevos requisitos del despido objetivo por inadaptación del trabajador a las modificaciones técnicas de su puesto de trabajo

Desde el 12-2-2012 respecto del despido objetivo por falta de adaptación del trabajador a las modificaciones técnicas operadas en su puesto de trabajo que sean razonables, se exige que el empresario oferte previamente un curso de adaptación, durante cuya realización aunque el contrato queda suspenso el empresario ha de abonar el salario medio que el trabajador viniera percibiendo. También se establece que tal despido sólo puede producirse transcurridos como mínimo 2 meses: bien desde que se introdujo la modificación, o bien desde que finalizó la formación dirigida a la adaptación. .

Modificaciones sustanciales que son causa justa de resolución judicial indemnizada del contrato de trabajo

La reforma laboral añade un requisito adicional a una de las causas justas para que el trabajador pueda solicitar la resolución judicial indemnizada del contrato de trabajo por modificaciones sustanciales de las condiciones de trabajo desde el 12-2-2011 es preciso que se hayan llevado a cabo sin respetar lo previsto en el ET art.41, manteniéndose la exigencia de que redunden en menoscabo de la dignidad del trabajador. Además desde esa misma fecha se elimina la posibilidad de solicitar la resolución judicial cuando la modificación redunde en perjuicio de su formación profesional.

Mero cambio de redacción en la calificación del despido objetivo como procedente o improcedente.

Desde el 12-2-2012 se produce un mero cambio de redacción, de manera que son despidos procedentes aquellos en los que se acredite la concurrencia de la causa en que se fundamentó la decisión extintiva y se hubieren cumplido los requisitos establecidos para su ejercicio en el ET art. 53.1. Señalándose que en caso contrario son improcedentes.

Un segundo despido objetivo no enerva y priva de efecto al primero, pues la readmisión previa a aquel es un mero ofrecimiento

No puede apreciarse falta de acción respecto del trabajador que impugnó un primer despido objetivo, cuando la empresa – después de que el trabajador presentara papeleta de conciliación e interpuesto la demanda – le comunique un segundo despido objetivo señalando que deja sin efecto el primero al haber detectado irregularidades formales. Se extrapola así para el despido objetivo la doctrina ya mantenida para el despido disciplinario, y se recalca que salvo consentimiento del trabajador no se reanuda la relación laboral de manera que tal retractación de la empresa no debe ser aceptada por aquel que mantiene su derecho a impetrar la protección jurídica por ese primer despido, sin que se pueda apreciar abuso de derecho alguno.