Actualidad jurídica Suscríbase vía email

Transformación del interino en indefinido no fijo

Una trabajadora viene prestando servicios para la Consejería de una Comunidad Autónoma como directora de un centro de servicios sociales, en virtud de un contrato de fomento de empleo durante tres años y de otro inmediatamente posterior de interinidad desde el año 1995, para cubrir la vacante de directora del centro de servicios sociales hasta que se cubriera la vacante por el procedimiento legalmente establecido o se amortizara la plaza.
La discusión gira en torno a si se puede alterar la naturaleza de la relación de interinidad al producirse la transformación del contrato en indefinido no fijo por la existencia de una demora en la provisión de las plazas.
Según la jurisprudencia del TS, la relación laboral del trabajador interino por vacante deviene en indefinida cuando se supera el límite temporal máximo de tres años para su cobertura desde que la misma quedó desierta (TS 14-10-14, EDJ 188306). No obstante, en ningún caso se sostiene que la regulación del modo de provisión de las necesidades de recursos humanos mediante nuevo ingreso establezca que la superación de los plazos previstos sin más, de lugar automáticamente al reconocimiento como relación de carácter indefinido no fijo de la contratación de interinidad por vacante (EBEP art.70.1; RD 2720/1998 art.4.2.b).
Las Administraciones Públicas pueden utilizar la contratación temporal no solo en los casos de sustitución de trabajadores con derecho a reserva de puesto de trabajo (ET art.15.1.c; RD 2104/1984 art.4) , sino también para la cobertura provisional de vacantes hasta que se cubran definitivamente las plazas por sus titulares a través del procedimiento establecido al efecto. Sin embargo, la duración inusualmente larga de un contrato temporal puede ser un indicio de su conversión en fijo, ya que el abuso de derecho en la contratación temporal deslegitima el contrato inicialmente válido (TJUE 5-6-18, Montero Mateos, C- 677/16).
Nos encontramos ante un supuesto en el que no existe una contratación temporal válida. No se trata solo de la muy dilatada duración (más de veinte años), sino también de que no parece que exista vacante susceptible de ser cubierta por proceso de selección o promoción alguna y, sobre todo, la Administración empleadora no ha desplegado ninguna conducta que sea concordante con el mantenimiento de la interinidad reseñada. A lo largo de los muchos años de prestación de servicios de la trabajadora, brillan por su ausencia las actuaciones tendentes a lograr la definitiva cobertura de la plaza o a propiciar su amortización. Por esa razón, analizando las circunstancias de este caso concreto es ajustada a derecho la transformación del contrato de interinidad en un contrato indefinido no fijo.

Imprimir

Envíe su comentario:

(los campos con asteriscos son obligatorios)

Este Blog no dispone de servicio gratuito de asesoramiento, por lo que su comentario solo podrá ser respondido por otros lectores.

Si necesita una respuesta profesional, le recomendamos realice su pregunta desde el siguiente enlace desde donde podrá establecer un contacto privado con un abogado.

Acepto las condiciones legales

Atención al cliente

Si tienes dudas ponte en contacto con nosotros a través de clientes@lefebvreelderecho.com o llamando al 91 210 80 00 o 902 44 33 55.

Por teléfono

Lo más rápido es llamarnos al 91 210 80 00 o 902 44 33 55, te atenderemos de 8:30h a 20:00h de Lunes a Viernes.

Envío gratis

Envío gratuito a partir de 30€ (excepto Canarias, Ceuta y Melilla).

Devoluciones

Hasta dos meses desde que recibes el pedido para devolver la compra si no has quedado satisfecho (excepto Producto Electrónico que son 15 días).