Actualidad jurídica Suscríbase vía email

Responsabilidad del arquitecto por las deficiencias constructivas en un bloque de viviendas

El promotor de una construcción de viviendas ejercita reclamación de cantidad contra la constructora y el arquitecto técnico, encargado de la dirección y ejecución material, por deficiencias constructivas del edificio.
Las deficiencias alegadas son entre otras, una defectuosa ejecución de la red de saneamiento y desprendimiento general del alicatado en las zonas húmedas.
La acción que se ejercita es, por una parte, de responsabilidad legal (LOE art. 17) y, de otra, de incumplimiento contractual (CC art.1124).
El arquitecto técnico alega su ajeneidad al contrato de edificación, ya únicamente fue contratado como director de la ejecución material de la edificación. Se trata, por tanto, de un contrato profesional e independiente del contrato de edificación.
La Audiencia Provincial al resolver el recurso de apelación interpuesto por el aparejador, señala que la defectuosa ejecución de la red de saneamiento y el desprendimiento del alicatado son defectos imputables al arquitecto técnico, en cuanto dirige la ejecución material. Sin embargo, no se puede exigir que responda de la reposición de todo el alicatado de todas las viviendas, ya que la responsabilidad principal es de la constructora. Considera que lo que denuncia la actora son unas partidas no ejecutadas, siendo por tanto un incumplimiento del contrato de edificación.
En el recurso de casación interpuesto por el demandante se cuestiona que se absuelva al aparejador al entender que la falta de ejecución conforme al proyecto de las partidas controvertidas no entra dentro del ámbito de su responsabilidad contractual, pese a reconocer que pudo y debió advertir a la propiedad y no lo hizo y que emitió un certificado final de obra que no se ajusta a la verdad. Señala además que, la sentencia de segunda instancia revoca el pronunciamiento condenatorio de primera instancia por entender erróneamente que se estaba reclamando la falta de ejecución de las mismas y no su ejecución de forma distinta a lo proyectado.
El Tribunal Supremo estima el recurso señalando que el aparejador no es un mero realizador de lo proyectado, ni tampoco un simple ejecutor de lo ordenado por el arquitecto director de la obra, de suerte que aunque realice sus funciones siguiendo las órdenes de éste no se le eximirá de sus propias responsabilidades en el proceso constructivo.
Las partidas controvertidas fueron ejecutadas defectuosamente, por lo que no se trata de partidas no ejecutadas, sino unidades deficientemente rematadas; se infringe, por tanto el CC art.1544, 1101 y 1124, en cuanto se confunde ausencia de cumplimiento con deficiente cumplimiento del contrato.

Imprimir

Envíe su comentario:

(los campos con asteriscos son obligatorios)

Acepto las condiciones legales

Atención al cliente

Si tienes dudas ponte en contacto con nosotros a través de clientes@lefebvreelderecho.com o llamando al 91 210 80 00 o 902 44 33 55.

Por teléfono

Lo más rápido es llamarnos al 91 210 80 00 o 902 44 33 55, te atenderemos de 8:30h a 20:00h de Lunes a Viernes.

Envío gratis

Envío gratuito a partir de 30€ (excepto Canarias, Ceuta y Melilla).

Devoluciones

Hasta dos meses desde que recibes el pedido para devolver la compra si no has quedado satisfecho (excepto Producto Electrónico que son 15 días).