Actualidad jurídica Suscríbase vía email

Reducción del capital por pérdidas

Sin perjuicio de que en las cuentas anuales aprobadas y depositadas conste la situación patrimonial que motiva la reducción de capital por pérdidas, en tal caso, a la escritura pública de reducción se ha de incorporar el balance de situación de la sociedad, referido a los últimos seis meses de actividad, debidamente verificado por el auditor de su sociedad y en el supuesto de carecer de él, por el designado al efecto por los administradores (LSC art.323), a fin de acreditar con soporte técnico independiente:
– la realidad de las pérdidas; y
– la inexistencia de reservas de cualquier clase en las SRL (LSC art.322.1), o de reservas voluntarias o legal en el exceso del 10% de la cifra capital, tras la reducción operada en las SA (LSC art.322.2).
La rigurosidad de dicho control se justifica como forma de forma de reforzar la función del capital y en general de los fondos propios de la sociedad, en aras a garantizar la protección de terceros y especialmente de los acreedores.

NOTA
Por razón de la materia a que se refiere, ha de entenderse que el criterio sustentado por la DGRN en esta resolución es aplicable, en iguales términos y con idéntico alcance, a la SA.

Imprimir

Envíe su comentario:

(los campos con asteriscos son obligatorios)

Este Blog no dispone de servicio gratuito de asesoramiento, por lo que su comentario solo podrá ser respondido por otros lectores.

Si necesita una respuesta profesional, le recomendamos realice su pregunta desde el siguiente enlace desde donde podrá establecer un contacto privado con un abogado.

Acepto las condiciones legales

Atención al cliente

Si tienes dudas ponte en contacto con nosotros a través de clientes@lefebvreelderecho.com o llamando al 91 210 80 00 o 902 44 33 55.

Por teléfono

Lo más rápido es llamarnos al 91 210 80 00 o 902 44 33 55, te atenderemos de 8:30h a 20:00h de Lunes a Viernes.

Envío gratis

Envío gratuito a partir de 30€ (excepto Canarias, Ceuta y Melilla).

Devoluciones

Hasta dos meses desde que recibes el pedido para devolver la compra si no has quedado satisfecho (excepto Producto Electrónico que son 15 días).