Actualidad jurídica Suscríbase vía email

Protección de trabajadoras en periodo de lactancia mediante la elaboración de una evaluación de riesgos de su puesto de trabajo

La condición de mujer en período de lactancia está estrechamente ligada a la maternidad y, en particular, al embarazo o al permiso por maternidad, por lo que las trabajadoras en período de lactancia deben tener la misma protección que las trabajadoras embarazadas o que han dado a luz. El trato menos favorable a una trabajadora debido a su condición de mujer en período de lactancia debe considerarse incluido en el ámbito de aplicación de la Dir 2006/54/CE art.2.2.c y, por lo tanto, constituye una discriminación directa por razón de sexo.
Al respecto, incumbe a la trabajadora que se considere perjudicada por la no aplicación del principio de igualdad de trato presentar, ante un órgano jurisdiccional u otro órgano competente, hechos o elementos de prueba que permitan presumir la existencia de discriminación directa o indirecta. Sólo se produce la inversión de la carga de la prueba e incumbe a la parte demandada demostrar que no ha existido vulneración del principio de no discriminación cuando la trabajadora afectada ha presentado tales hechos o elementos de prueba.
En este sentido, en el asunto de la sentencia referenciada, el escrito de la trabajadora constituye un elemento de prueba de que la evaluación de los riesgos que presenta su puesto de trabajo no incluía un examen específico que tuviera en cuenta su situación individual y que, por lo tanto, esta evaluación no era conforme con las exigencias establecidas en la Dir 1992/85/CEE art.4. Por consiguiente, corresponde a la parte demandada demostrar que la evaluación de los riesgos se ha realizado con arreglo a las exigencias establecidas, entendiéndose que documentos como una declaración del empresario según la cual un puesto está clasificado de exento de riesgo, en combinación con una declaración según la cual la trabajadora de que se trata es apta para el trabajo, sin proporcionar explicaciones que fundamenten estas conclusiones, no pueden, por sí solos, constituir una presunción iuris et de iure de que éste es el caso.
Y si los riesgos que presenta el puesto de trabajo de una trabajadora en período de lactancia no han sido evaluados con arreglo a las exigencias establecidas, se priva a la trabajadora afectada y a su hijo de la protección que ha de otorgárseles en virtud de esta Directiva, ya que pueden estar expuestos a los riesgos potenciales cuya existencia no haya sido correctamente demostrada. No se puede tratar del mismo modo a una trabajadora en período de lactancia que a cualquier otro trabajador, ya que su situación específica requiere imperativamente un trato especial por parte del empresario.
En virtud de ello, debe interpretarse la Dir 2006/54/CE art.19.1:
1. En el sentido de que una trabajadora en período de lactancia impugna ante un órgano jurisdiccional nacional u otro órgano competente del Estado miembro de que se trate la evaluación de los riesgos que presenta su puesto de trabajo por no haberse llevado a cabo con arreglo a lo dispuesto por la Dir 1992/85/CEE art.4.1.
2. En el sentido de que incumbe a la trabajadora afectada acreditar hechos que puedan sugerir que la evaluación de los riesgos que presenta su puesto de trabajo no se llevó a cabo de acuerdo con las exigencias establecidas que permitan así presumir la existencia de una discriminación directa por razón de sexo. En consecuencia, corresponde a la parte demandada demostrar que dicha evaluación de los riesgos se realizó con arreglo a las exigencias establecidas y que, por tanto, no se vulneró el principio de no discriminación.

Imprimir

Envíe su comentario:

(los campos con asteriscos son obligatorios)

Acepto las condiciones legales

Atención al cliente

Si tienes dudas ponte en contacto con nosotros a través de clientes@lefebvreelderecho.com o llamando al 91 210 80 00 o 902 44 33 55.

Por teléfono

Lo más rápido es llamarnos al 91 210 80 00 o 902 44 33 55, te atenderemos de 8:30h a 20:00h de Lunes a Viernes.

Envío gratis

Envío gratuito a partir de 30€ (excepto Canarias, Ceuta y Melilla).

Devoluciones

Hasta dos meses desde que recibes el pedido para devolver la compra si no has quedado satisfecho (excepto Producto Electrónico que son 15 días).