Actualidad jurídica Suscríbase vía email

Pagos a cuenta por intereses indemnizatorios

Una entidad dedicada a la actividad de promoción inmobiliaria tiene que pagar unos intereses a otra entidad pactados por la resolución de un contrato, y se pregunta si tiene que practicar retención sobre los mismos.
La normativa del IS establece la sujeción a retención o ingreso a cuenta de las siguientes rentas (RIS art.58):

– las derivadas de la participación en fondos propios de cualquier tipo de entidad, de la cesión a terceros de capitales propios y las restantes rentas del capital mobiliario según la normativa del IRPF;
– los premios derivados de la participación en juegos, concursos, rifas o combinaciones aleatorias, estén o no vinculados a la oferta, promoción o venta de determinados bienes, productos o servicios;
– las contraprestaciones por la atribución de cargos de administrador o consejero en otras sociedades;
– las procedentes de la cesión del derecho a la explotación de la imagen o del consentimiento o autorización para su utilización, aunque sean ingresos derivados de explotaciones económicas;
– las procedentes del arrendamiento o subarrendamiento de inmuebles urbanos, aunque sean ingresos derivados de explotaciones económicas;
– las obtenidas como consecuencia de las transmisiones o reembolsos de acciones o participaciones representativas del capital o patrimonio de instituciones de inversión colectiva;
– las obtenidas como consecuencia de la reducción de capital con devolución de aportaciones y de la distribución de la prima de emisión realizadas por determinadas sociedades de inversión de capital variable.

En relación a los intereses de demora que se han de abonar, en el IRPF los intereses percibidos tienen diferente calificación, en función de su naturaleza:

a) Los intereses remuneratorios constituyen la contraprestación, bien de la entrega de un capital que debe ser reintegrado en el futuro, bien del aplazamiento en el pago, otorgado por el acreedor o pactado por las partes. Estos intereses tributan en el IRPF como rendimientos del capital mobiliario, salvo cuando proceda calificarlos como rendimientos de la actividad empresarial o profesional.
b) Por otro lado, los intereses indemnizatorios tienen como finalidad resarcir al acreedor por los daños y perjuicios derivados del incumplimiento de una obligación o el retraso en su correcto cumplimiento.

Los intereses del caso concreto deben considerarse como intereses indemnizatorios, partiendo de la definición legal de las ganancias y pérdidas patrimoniales y de los rendimientos del capital mobialirios contenida en la normativa del IRPF, por lo que no tienen la consideración de rentas sometidas a retención, de acuerdo con la normativa del IS.

Imprimir

Envíe su comentario:

(los campos con asteriscos son obligatorios)

Este Blog no dispone de servicio gratuito de asesoramiento, por lo que su comentario solo podrá ser respondido por otros lectores.

Si necesita una respuesta profesional, le recomendamos realice su pregunta desde el siguiente enlace desde donde podrá establecer un contacto privado con un abogado.

Acepto las condiciones legales

Atención al cliente

Si tienes dudas ponte en contacto con nosotros a través de clientes@lefebvreelderecho.com o llamando al 91 210 80 00 o 902 44 33 55.

Por teléfono

Lo más rápido es llamarnos al 91 210 80 00 o 902 44 33 55, te atenderemos de 8:30h a 20:00h de Lunes a Viernes.

Envío gratis

Envío gratuito a partir de 30€ (excepto Canarias, Ceuta y Melilla).

Devoluciones

Hasta dos meses desde que recibes el pedido para devolver la compra si no has quedado satisfecho (excepto Producto Electrónico que son 15 días).