Actualidad jurídica Suscríbase vía email

Novedades en el régimen de exención de rentas procedentes de participaciones en entidades

Para los períodos impositivos iniciados a partir del 1-1-2017 se introducen las siguientes novedades:

a) En relación con la participación en entidades no residentes se especifica que el requisito de sujeción y no exención por un impuesto extranjero de naturaleza idéntica o análoga al IS a un tipo nominal de al menos el 10% no se entiende cumplido en ningún caso cuando la entidad participada sea residente en un país o territorio calificado como paraíso fiscal, excepto que resida en un Estado miembro de la Unión Europea y el contribuyente acredite que su constitución y operativa responde a motivos económicos válidos y que realiza actividades económicas.
Asimismo se suprime la no aplicación con carácter general de la exención a las rentas procedentes de entidades participadas residentes en un país o territorio calificado como paraíso fiscal, excepto cuando fueran residentes en un Estado miembro de la Unión Europea y el contribuyente acreditase que su constitución y operativa respondía a motivos económicos válidos y que realizaba actividades económicas.
b) En relación con la regla especial para la transmisión de participaciones valoradas conforme al régimen especial de reorganizaciones empresariales:
– Si la aplicación de las reglas de dicho régimen especial hubiera determinado la no integración de rentas en la base imponible del IS o del IRNR derivadas de la aportación de la participación en una entidad que no cumpla el requisito de participación mínima (2869 s. Memento Fiscal 2016) o, total o parcialmente al menos en algún ejercicio, el requisito de tributación mínima previsto para entidades participadas no residentes (2878 s. Memento Fiscal 2016); o derivadas de la aportación no dineraria de otros elementos patrimoniales distintos a las participaciones en el capital o fondos propios de entidades, la exención no se aplica sobre la renta diferida en la entidad transmitente como consecuencia de la operación de aportación, salvo que se acredite que la entidad adquirente ha integrado esa renta en su base imponible.
– Si la aplicación de las reglas de dicho régimen especial hubiera determinado la no integración de rentas en la base imponible del IRPF, derivadas de la aportación de participaciones en entidades, y dichas participaciones se transmiten en los dos años posteriores a la fecha en que se realizó la operación de aportación, la exención no se aplica sobre la diferencia positiva entre el valor fiscal de las participaciones recibidas por la entidad adquirente y el valor de mercado en el momento de su adquisición, salvo que se acredite que las personas físicas han transmitido su participación en la entidad durante el referido plazo.
c) Se eliminan las reglas previstas para la transmisión sucesiva de valores homogéneos.
d) No se integran en la base imponible las rentas negativas derivadas de la transmisión de la participación en una entidad, respecto de la que se de alguna de las siguientes circunstancias:
– que se cumpla el requisito de participación o tributación mínima previsto para la aplicación de la exención (2869 s. y 2878 s. Memento Fiscal 2016). El requisito de participación mínima se entiende cumplido cuando el mismo se haya alcanzado en algún momento durante el año anterior al día en que se produzca la transmisión; o
– si la entidad participada es no residente en territorio español, que no se cumpla el requisito de tributación mínima.
En caso de cumplimiento parcial de estos requisitos, la no integración de las rentas negativas derivadas de la transmisión se realiza de manera parcial.
e) Si las rentas negativas derivadas de la transmisión de la participación en entidades son objeto de integración en la base imponible por no cumplirse las circunstancias de la letra d) anterior, se deben tener en cuenta las siguientes especialidades:
– si la participación hubiera sido previamente transmitida por otra entidad del grupo mercantil, con independencia de la residencia y de la obligación de formular cuentas anuales consolidadas, dichas rentas negativas se minoran en el importe de la renta positiva generada en la transmisión precedente a la que se hubiera aplicado un régimen de exención o de deducción para la eliminación de la doble imposición;
– el importe de las rentas negativas se minora en el importe de los dividendos o participaciones en beneficios recibidos de la entidad participada a partir del período impositivo que se haya iniciado en el año 2009, siempre que no hayan minorado el valor de adquisición y hayan tenido derecho a la aplicación de la exención por dividendos (2869 s. Memento Fiscal 2016).
f) Sí son deducibles las rentas negativas generadas en caso de extinción de la entidad participada, salvo que la misma sea consecuencia de una operación de reestructuración. En este caso, el importe de las rentas negativas se minora en el importe de los dividendos o participaciones en beneficios recibidos de la entidad participada en los diez años anteriores a la fecha de la extinción, siempre que los mismos no hayan minorado el valor de adquisición y hayan tenido derecho a la aplicación de un régimen de exención o de deducción para la eliminación de la doble imposición, por su importe.

NOTA
También se modifica el nombre del capítulo y del artículo para eliminar las referencias expresas a la doble imposición. Así, ahora se hace referencia a la exención sobre dividendos y rentas derivadas de la transmisión de valores representativos de los fondos propios de entidades residentes y no residentes en territorio español.

Imprimir

Envíe su comentario:

(los campos con asteriscos son obligatorios)

Acepto las condiciones legales

Atención al cliente

Si tienes dudas ponte en contacto con nosotros a través de clientes@lefebvreelderecho.com o llamando al 91 210 80 00 o 902 44 33 55.

Por teléfono

Lo más rápido es llamarnos al 91 210 80 00 o 902 44 33 55, te atenderemos de 8:30h a 20:00h de Lunes a Viernes.

Envío gratis

Envío gratuito a partir de 30€ (excepto Canarias, Ceuta y Melilla).

Devoluciones

Hasta dos meses desde que recibes el pedido para devolver la compra si no has quedado satisfecho (excepto Producto Electrónico que son 15 días).