Actualidad jurídica Suscríbase vía email

Notificación a través de LexNet a una abogada que designó el domicilio de una procuradora a efectos de notificaciones

Se estima el incidente de nulidad de actuaciones planteado por una abogada del Colegio de Barcelona en el marco de un recurso de casación para unificación de doctrina que alegaba debía haber recibido las comunicaciones de la Sala del TS a través de su procuradora, designada a efectos de notificaciones, y no a través de LexNet.
1.La Sala recuerda, en primer lugar, el carácter excepcional de la nulidad de actuaciones como remedio procesal extraordinario (LOPJ art.241.1; TS auto 20-4-17, Rec 1926/15 y 23-3-17, Rec 4000/15). Su admisión sólo es posible cuando haya generado efectiva indefensión, con la consiguiente valoración de la tutela judicial efectiva, debiéndose valorar la diligencia de la parte que la solicita y si está completamente al margen de los defectos causantes de la lesión sufrida. Se ha de rechazar fundadamente todo incidente que se formule con manifiesto abuso de derecho o entrañe fraude de ley o procesal (LOPJ art.11.2).
2. En segundo lugar, el TS considera acreditado que las comunicaciones se realizaron vía LexNet, generando un acuse de recibo en el que consta su realización efectiva y recepción en el destino. Siendo, desde 1-1-2016, el sistema de transmisión obligatorio para todos los profesionales de la justicia -abogados y procuradores entre ellos- (L 42/2015 disp.final 12ª; LRJS art.56.5 que remite a la LEC art. 162). Por su parte la letrada no ha probado que LexNet no esté habilitado para los abogados en Cataluña. Alegación que no concuerda siquiera con la información pública que proporciona el Ministerio de Justicia a través de sus web oficiales donde sólo se admiten ciertas limitaciones en cuanto la presentación de escritos y la recepción de notificaciones para ciertas jurisdicciones y colectivos. Al no haberse acreditado que sea la jurisdicción social o el colegio de Barcelona el afectado se rechazó este argumento.
3. Sí se admite la otra alegación de la abogada que considera que no debía haber sido notificada vía LexNet cuando había designado un domicilio en Madrid (el de su procuradora) a efectos de notificaciones conforme a la regulación de la preparación del recurso de casación para unificación de doctrina LRJS art.221.1. Este artículo, en relación con el escrito de preparación del recurso de casación, establece que el mismo se ha de dirigir a la Sala del tribunal que dictó la sentencia que se recurre, con tantas copias como partes recurridas y designando un domicilio en la sede de la Sala de lo Social del TS a efectos de notificaciones, con todos los datos necesarios para su práctica y con los efectos que se recogen en la normativa general sobre actos de comunicación referida a los datos que se han de proporcionar al órgano jurisdiccional en el primer escrito de comparecencia ante el mismo (LRJS art.53.2). Esta obligación procesal, que ha sido criticada, se justificaba en la necesidad de facilitar las notificaciones que, antes de LexNet se realizaba por la vía ordinaria del correo certificado con acuse de recibo, siendo muy poco frecuente la utilización por los letrados o por los intervinientes en los recursos de casación de los servicios de un procurador. La norma procesal establece también que, una vez presentado por la parte en el escrito de preparación, se entiende que asume la representación del recurrente el mismo letrado que hubiera actuado con tal carácter ante la Sala que dictó la sentencia que se recurre salvo nueva designación (LRJS art.231.2). De manera, que las notificaciones, salvo que se dijese otra cosa, se han de efectuar con el letrado, que asume la asistencia técnica y la representación por imperativo legal, sin necesidad de nuevo poder notarial ni de poder apud acta, pues aunque no se acompañe poder notarial, no hay necesidad de ratificarse. Si no hubiere designación expresa de representante, se entiende que el letrado o el graduado social colegiado llevan también la representación (LRJS art.231.3).
En suma, el problema radica en que, si por imperativo legal el letrado ostenta la representación de la parte a la que asiste en el recurso de casación, y además el letrado está obligado a comunicarse con el Tribunal -y éste con él-, mediante el sistema LexNet por así establecerlo la ley, surge la duda de la eficacia que pueda tener el mandato legal de designar un domicilio a efectos de notificación en Madrid que sigue imponiendo la norma procesal. La Sala IV aprecia una palpable fricción entre los preceptos legales aplicables lo que le obliga a una detallada reflexión para resolver la cuestión debatida que no es idéntica a un caso previo en el que se anuló lo actuado (la notificación de la providencia que advertía de posibles causas de inadmisión) a través de LexNet cuando la propia parte había designado un Procurador con poder acreditado en autos (TS auto 5-9-17, Rec 1585/16). La diferencia con el caso actual radica en que no consta en autos poder alguno, ni notarial ni «apud acta», respecto del procurador designado al amparo de la LRJS art.221.1, debiéndose identificar la persona que ha de ser notificada.
a) De considerarse obligatoria y vigente la designación de un domicilio que impone la norma procesal odría derivarse un efecto contrario al espíritu de la normativa de LexNet y la agilización mediante notificaciones telemáticas pretendida. En efecto, a través de dicha designación de un particular y su domicilio a efectos de notificaciones (un familiar del abogado por ejemplo), se obligaría a notificar por acuse de recibo. La posibilidad de notificar a través de LexNet se mantendría si el designado fuera un profesional, esto es, otro abogado o los propios procuradores, pues todos ellos están obligados a utilizar el sistema LexNet, lo que haría perfectamente válida tal posibilidad, y ello aunque no conste poder ni notarial ni apud acta otorgado por la parte interviniente respecto de dicho procurador (LEC art.24). En efecto, dicho procurador no sería “representante” de la parte en el proceso, sino solamente el profesional habilitado por la ley y designado por la parte o por el letrado que le representa para recibir exclusivamente notificaciones ex LRJS art.221.1.
b) Por tanto, la Sala IV considera que se puede afirmar que la LRJS art.221.1 ha quedado en parte vacía de sentido, o en todo caso, que ha sido tácita y parcialmente derogada, por la L 42/2015, evidentemente no por el RD 1065/2015por un básico principio de jerarquía normativa. Tal derogación tiene como excepción de que tal domicilio designado a efectos de notificaciones fuese el de otro letrado o un procurador (y no necesariamente de Madrid, porque la inherente automaticidad de las comunicaciones LexNet deja sin razón alguna tal requisito geográfico). De esta forma no sería exigible ya a los letrados que presentan su escrito de preparación de recurso de unificación de doctrina el ofrecer un domicilio a efectos de notificaciones en la capital, cuando dichas notificaciones han de efectuarse obligatoriamente por el conducto del sistema LexNet y con el propio letrado actuante.
c) En cualquier caso, y como lo cierto es que ese precepto, aunque se considerase al menos en parte derogado tácitamente, sigue generando en el profesional la creencia y confianza legítima de que tiene tal posibilidad -más bien obligación- de designar un domicilio en Madrid a efectos de notificaciones, ello ha de llevar -en tanto no se suprima formalmente- a estimar que:
– En el caso hipotético de designar el domicilio de un particular: no sería válida tal designación: y en tal supuesto el Tribunal debe comunicar al letrado tal imposibilidad y seguir notificándole a él vía LexNet.
– Si designa a efectos de notificaciones un profesional, esto es, el despacho de otro letrado o el de un procurador, las notificaciones LexNet efectuadas sólo podrían considerarse válidas de haberse efectuado por el Tribunal en el despacho designado y no en otro distinto, mientras, claro está, no conste en la Secretaría del Tribunal la negativa del otro profesional a asumir tales notificaciones.
d) En suma, el juego combinado de la norma procesal aplicable y la normativa LexNet exige interpretar que cuando nuestra ley procesal se refiere a la designación de un domicilio a efecto de notificaciones en Madrid, está hoy en realidad aludiendo a la posibilidad de designación de otro buzón virtual LexNet (de otro letrado o un procurador), sin que deba olvidarse, por otro lado, que las sustituciones y autorizaciones de unos a otros los profesionales de la justicia están contempladas también en el RD 1065/15 en su art.19 («… El titular de cada buzón podrá vincular al mismo a otros usuarios como autorizados para que en su nombre puedan realizar con plenitud de efectos jurídicos los envíos de documentación o recepción de actos de comunicación desde ese buzón».) por más que se trate de decisiones de sustitución entre ellos y sin reflejo en el procedimiento -esto es, que no imponen cambio de buzón LexNet-, que vendrían autorizadas por la LRJS art.221.1.
e) Genera, en principio, indefensión una notificación en lugar no designado por la parte y por tanto, no esperado, pues puede privar al interesado del conocimiento cabal de la resolución y de la posible reacción en plazo contra ella, pues tales comunicaciones cumplen una función relevante en cuanto son garantías a través de las cuales se instrumenta y asegura el derecho de defensa (TCo 171/1987 y 155/1989). En fase de recurso el «principio pro actione» no actúa con la misma intensidad que en el acceso a la jurisdicción, y por ello si bien los errores de los órganos judiciales no deben producir efectos negativos en la esfera jurídica del ciudadano (TCo 172/1985, recogiendo afirmaciones ya hechas en TCo 43/1983). En todo caso, no vulnera la tutela judicial efectiva la indefensión debida a la pasividad, desinterés, negligencia, error técnico o impericia de la parte o de los profesionales que la representen o defiendan (TCo 109/2002; 141/2005 y 160/2009).
f) Dicha indefensión y vulneración de la tutela judicial efectiva avala en este caso, de acuerdo con el Ministerio Fiscal, la nulidad de actuaciones solicitada, considerando:
– que la letrada cumplió la obligación que le impone la LRJS y designó a efectos de notificaciones el despacho de un procurador de Madrid al que no se le notificó vía LexNet.
– la notificación vía LexNet se hizo a la letrada por lo que no se hizo en el «lugar» y al destinatario adecuado.
– aunque la letrada recibiera en su buzón las notificaciones vía LexNet, no puede hacérsele reproche grave de falta de diligencia por no abrirlo y consultarlo, en tanto que -si bien se podría admitir cierta dejadez en su actuar- no se puede apreciar desidia, pasividad, desinterés o negligencia relevantes en el hecho de no abrir el buzón de LexNet y por ende con incidencia en el resultado lesivo del derecho fundamental, cuando tal profesional confiaba cabalmente en que las notificaciones relacionadas con el recurso de casación pra unificación de doctrina iban a ser dirigidas por LexNet a su procuradora.

Imprimir

Envíe su comentario:

(los campos con asteriscos son obligatorios)

Acepto las condiciones legales

Atención al cliente

Si tienes dudas ponte en contacto con nosotros a través de clientes@lefebvreelderecho.com o llamando al 91 210 80 00 o 902 44 33 55.

Por teléfono

Lo más rápido es llamarnos al 91 210 80 00 o 902 44 33 55, te atenderemos de 8:30h a 20:00h de Lunes a Viernes.

Envío gratis

Envío gratuito a partir de 30€ (excepto Canarias, Ceuta y Melilla).

Devoluciones

Hasta dos meses desde que recibes el pedido para devolver la compra si no has quedado satisfecho (excepto Producto Electrónico que son 15 días).