Actualidad jurídica Suscríbase vía email

Modificación del Convenio para evitar la doble imposición entre España y México

Con efectos a partir del 27-9-2017, ha sido aprobado un Protocolo que modifica el Convenio para evitar la doble imposición (CDI) entre España y México, firmado el 24-7-1992.
Las principales modificaciones se concretan como sigue:
1º. Impuestos afectados (CDI España-México art.2.3). Los impuestos a los cuales se aplica el CDI en el caso de España son los siguientes:
– IRPF;
– Impuesto sobre Sociedades;
– Impuesto sobre la Renta de no Residentes;
– Impuesto sobre el Patrimonio.
2º. Residente (CDI España-México art.4.). Se incluyen dentro del concepto de «residente de un Estado Contratante» también a ese Estado Contratante y a sus subdivisiones políticas o entidades locales.
En caso de persona no física residente de ambos Estados Contratantes, cuando la situación de doble residencia se derive de que cuenta con una sede de dirección efectiva en cada uno de los Estados Contratantes, las autoridades definirán mediante acuerdo amistoso el Estado Contratante del que debe considerarse residente a dicha persona para los efectos del Convenio, teniendo en cuenta desde donde realizan habitualmente sus funciones el consejero delegado y los altos ejecutivos; desde donde se realiza la alta gestión cotidiana, así como cualquier otro factor equivalente.
3º. Dividendos (CDI España-México art.10). Los dividendos pagados por una sociedad residente de un Estado Contratante a un residente del otro Estado Contratante pueden someterse a imposición en este otro Estado. Dichos dividendos pueden someterse también a imposición en el Estado Contratante en que resida la sociedad que paga los dividendos, pero si el beneficiario efectivo de los dividendos es un residente del otro Estado Contratante, el impuesto así exigido no podrá exceder del 10% del importe bruto de los dividendos.
No obstante lo anterior, se considerarán exentos los dividendos en el Estado Contratante en el que resida la sociedad que los paga cuando el beneficiario efectivo de los dividendos sea:
a) una sociedad cuyo capital esté total o parcialmente dividido en acciones o participaciones y que sea residente del otro Estado Contratante, siempre que ésta posea directamente al menos el 10% del capital de la sociedad que paga los dividendos, o
b) un fondo de pensiones residente del otro Estado Contratante.
4º. Intereses (CDI España-México art.11). Los intereses procedentes de un Estado Contratante y pagados a un residente del otro Estado Contratante pueden someterse a imposición en este otro Estado. Dichos intereses pueden someterse también a imposición en el Estado Contratante del que procedan, pero si el beneficiario efectivo de los intereses es un residente del otro Estado Contratante, el impuesto así exigido no podrá exceder del:
a) 4,9% del importe bruto de los intereses en el caso de intereses pagados por un préstamo de cualquier clase, concedido por un banco o cualquier otra institución financiera y compañías de seguros, así como los intereses pagados sobre bonos y otros títulos de crédito;
b) 10% del importe bruto de los intereses en todos los demás casos.
No obstante, los intereses solo pueden someterse a imposición en el Estado Contratante del que es residente el beneficiario efectivo de los intereses, si satisface alguno de los requisitos siguientes:
a) que el beneficiario sea uno de los Estados Contratantes, una de sus subdivisiones políticas o una de sus entidades locales, o el Banco Central de uno de los Estados Contratantes;
b) que los intereses sean pagados por cualquiera de las entidades mencionadas en el inciso a) anterior;
c) que los intereses sean pagados por préstamos a plazo de tres años o más, concedidos o garantizados por entidades de financiamiento o de garantía de carácter público de ese Estado Contratante, cuyo objeto sea promover la exportación; o
d) que el beneficiario sea un fondo de pensiones.
5º. Ganancias del capital (CDI España-México art.13). Las ganancias derivadas de la enajenación de acciones de una sociedad residente en uno de los Estados Contratantes pueden someterse a imposición en ese Estado. Sin embargo, el impuesto así exigido no podrá exceder del 10% de la ganancia imponible.
No obstante lo anterior, las ganancias derivadas de la enajenación de acciones o participaciones solamente podrán someterse a imposición en el Estado Contratante en que resida el enajenante cuando este sea:
a) una institución financiera;
b) una entidad aseguradora;
c) un fondo de pensiones; o
d) un residente que obtenga la ganancia por la enajenación de acciones o participaciones que se negocien regularmente en un mercado de valores reconocido. Lo dispuesto en este inciso no será aplicable cuando la ganancia derive de la enajenación de acciones en una Sociedad Anónima cotizada de Inversión en el Mercado Inmobiliario.
Se estable, como novedad, que cuando una persona física haya sido residente de un Estado Contratante durante cinco o más años y se convierta en residente del otro Estado Contratante, no impedirá al Estado Contratante mencionado en primer lugar someter a imposición las plusvalías procedentes de acciones o participaciones en una sociedad correspondientes al periodo de residencia de esa persona física en el Estado Contratante mencionado en primer lugar. Las ganancias de capital gravadas en el Estado Contratante mencionado en primer lugar no se incluirán en la base imponible correspondiente al cálculo de la ganancia de capital por el otro Estado Contratante.
6º. Hidrocarburos (CDI España-México art.22). Se introduce en el Convenio un nuevo artículo para las actividades empresariales referentes a hidrocarburos, que se aplicará con independencia de cualquier otra disposición del Convenio.
Así, cuando una persona residente de un Estado Contratante lleve a cabo en el otro Estado Contratante actividades empresariales que consistan en la exploración, producción, refinación, procesamiento, transportación, distribución, almacenamiento o comercialización de hidrocarburos y dichas actividades se realicen por un periodo o periodos que en conjunto excedan 30 días en cualquier periodo de 12 meses, se considera a tales actividades como realizadas a través de un establecimiento permanente situado en ese otro Estado Contratante.
Los sueldos, salarios y remuneraciones similares obtenidos por un residente de un Estado Contratante, respecto de un empleo relacionado con las actividades mencionadas pueden someterse a imposición en ese otro Estado Contratante. Sin embargo, dichas remuneraciones se someterán a imposición solo en el Estado Contratante mencionado en primer lugar si el empleo es realizado para un empleador que no sea residente del otro Estado Contratante y siempre que el empleo sea realizado por un periodo o periodos que en conjunto no excedan 30 días en cualquier periodo o periodos que en conjunto no excedan de 12 meses que inicie o termine en el ejercicio fiscal respectivo.
7º. Asistencia en la Recaudación (CDI España-México art.28). Se introduce un nuevo artículo en el Convenio destinado a regular la materia.
La disposiciones del nuevo Protocolo surtirán efecto:
a) en relación con los impuestos retenidos en la fuente, sobre las cantidades pagadas o debidas desde la fecha, inclusive, de entrada en vigor del Protocolo;
b) en relación con los impuestos calculados por referencia a un ejercicio fiscal, para los ejercicios fiscales que comiencen desde la fecha, inclusive, de entrada en vigor del Protocolo;
c) en todos los restantes casos, desde la fecha, inclusive, de entrada en vigor del Protocolo.

Imprimir

Envíe su comentario:

(los campos con asteriscos son obligatorios)

Acepto las condiciones legales

Atención al cliente

Si tienes dudas ponte en contacto con nosotros a través de clientes@lefebvreelderecho.com o llamando al 91 210 80 00 o 902 44 33 55.

Por teléfono

Lo más rápido es llamarnos al 91 210 80 00 o 902 44 33 55, te atenderemos de 8:30h a 20:00h de Lunes a Viernes.

Envío gratis

Envío gratuito a partir de 30€ (excepto Canarias, Ceuta y Melilla).

Devoluciones

Hasta dos meses desde que recibes el pedido para devolver la compra si no has quedado satisfecho (excepto Producto Electrónico que son 15 días).