Actualidad jurídica Suscríbase vía email

Mini jobs en Alemania de ciudadanos holandeses residentes en Países Bajos y posible protección de la Seguridad Social holandesa

En todos los supuestos, los pleitos de origen se referían a nacionales de Países Bajos que realizaron pequeños trabajos en Alemania durante algunos períodos que en los que, por imperativo de los Reglamentos de coordinación, quedaron asegurados a su sistema de Seguridad Social. Sin embargo, el sistema alemán solamente los cubría respecto de los accidentes de trabajo e incluso en algunos casos les eximía de toda cotización por lo reducido de sus ingresos profesionales. Ese aseguramiento al sistema alemán causaba, en unos casos, un detrimento en la pensión de jubilación holandesa que generaban por la mera residencia, pues su cuantía se reducía considerando los períodos de aseguramiento a Alemania. Así, por un lado, el Sr. Giesen vio disminuido el complemento por pareja a su pensión de jubilación por los períodos de trabajo de su esposa en Alemania y el Sr. Van den Berg su propia pensión por los períodos en los que trabajo y no cotizó en Alemania. Por otro lado, en el caso de la Sra Franzen perdió su acceso a las prestaciones familiares holandesas por su trabajo como peluquera en Alemania durante 20 horas semanales, al estar solo asegurada por accidente laboral.
El TJUE confirma los siguientes extremos:
1. Durante el empleo en otro Estado miembro el trabajador migrante está vinculado a ese sistema de Seguridad Social, no pudiendo estar asegurado al Estado de residencia donde no se generan derechos a pensiones de vejez o prestaciones familiares por la unicidad de la ley aplicable, aunque no generen derechos a prestaciones en ese Estado. En efecto, los Reglamentos no garantizan que su desplazamiento vaya a ser neutro en materia de Seguridad Social (TJUE 18-6-17 asunto Erzberger C-566/15). Máxime considerándose que los Estados miembros son competentes para determinar en su legislación, respetando el Derecho de la UE, los requisitos para la concesión de las prestaciones (TJUE 12-6-12 asunto Hudzinski y Wawrzyniak C-611/10).
2. No obstante, la jurisprudencia del TJUE permitió al Estado de residencia, con sujección a ciertas condiciones, conceder prestaciones familiares o una pensión de vejez a un trabajador migrante a pesar de estar sujeto como trabajador a otra legislación de la que no percibe prestaciones (TJUE 23-4-15, Franzen C-382/13). Debe quedar claro que no es una obligación del Estado no competente, el de residencia, pues generaría la aplicación de la ley más favorable y dependería de la cobertura en cada una de las diferentes prestaciones (TFUE art.45 y 48).
3. La aplicación de la legislación del Estado de residencia puede provenir de acuerdos alcanzados entre los Estados involucrados en beneficio de ciertos trabajadores (Rgto CE/883/2004 art.16 previamente el derogado Rgto CEE/1408/71 art.17).
4. Si se mantiene la aplicación de la legislación del Estado de empleo, el Estado miembro de residencia no puede imponer al trabajador la obligación de aseguramiento y abono de cotizaciones para lograr el derecho allí a una pensión de jubilación, máxime si estas se realizaran a fondo perdido. A quien ejercita su derecho a la libre circulación no se le puede tratar de modo menos favorable, sin justificación alguna, que quien ha efectuado toda su actividad en un Estado miembro (TJUE 12-6-12 asunto Hudzinski C-611/10).

Imprimir

Envíe su comentario:

(los campos con asteriscos son obligatorios)

Este Blog no dispone de servicio gratuito de asesoramiento, por lo que su comentario solo podrá ser respondido por otros lectores.

Si necesita una respuesta profesional, le recomendamos realice su pregunta desde el siguiente enlace desde donde podrá establecer un contacto privado con un abogado.

Acepto las condiciones legales

Debes superar la prueba del captcha antes de enviar el formulario. ¡Gracias!


Atención al cliente

Si tienes dudas ponte en contacto con nosotros a través de clientes@lefebvreelderecho.com o llamando al 91 210 80 00 o 902 44 33 55.

Por teléfono

Lo más rápido es llamarnos al 91 210 80 00 o 902 44 33 55, te atenderemos de 8:30h a 20:00h de Lunes a Viernes.

Envío gratis

Envío gratuito a partir de 30€ (excepto Canarias, Ceuta y Melilla).

Devoluciones

Hasta dos meses desde que recibes el pedido para devolver la compra si no has quedado satisfecho (excepto Producto Electrónico que son 15 días).