Actualidad jurídica Suscríbase vía email

Medio ambiente. Adaptación urbanística y territorial al cambio climático. Cataluña

Como consecuencia de la necesidad de regular el medio ambiente y protegerlo ante los cambios ocasionados por el cambio climático se adoptan medidas legislativas tendentes a mitigar y adaptar el mismo sobre todo para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y la vulnerabilidad a los impactos del cambio climático, favoreciendo la transición hacia una economía neutra en emisiones de los citados gases.
A estos efectos, se pretende contribuir a la transición hacia una sociedad que, entre otras finalidades, deba adaptar los sectores productivos e incorpore el análisis de la resiliencia al cambio climático en la planificación del territorio, las actividades, las infraestructuras y las edificaciones.
Para llevar a cabo esta adaptación al cambio climático es necesario evaluar los impactos, de acuerdo con el estado del conocimiento, identificar los sistemas naturales de los territorios y de los sectores socioeconómicos más vulnerables y realizar propuestas de medidas de adaptación necesarias que reduzcan la vulnerabilidad. Por ello, para reducir la vulnerabilidad a los impactos del cambio climático, los instrumentos de planificación y programación sectoriales han de tener en cuenta la evaluación sistemática de los impactos observados y previstos del cambio climático sobre los sectores socioeconómicos, los sistemas productivos, los sistemas naturales y los territorios más vulnerables, el conocimiento disponible en materia de proyecciones climáticas, el establecimiento de medidas de respuesta efectivas y un sistema de seguimiento de los efectos de la planificación en materia de adaptación.
Las principales medidas que han de adoptarse son las siguientes que se clasifican en las materias correspondientes, de acuerdo con el cuadro:

Agua
Reducción de la vulnerabilidad del sistema hídrico.
a) Recuperación y conservación en buen estado de las aguas continentales y, en el caso de las subterráneas, como reserva estratégica para los períodos de sequía y los efectos del cambio climático.
b) Aplicación de medidas de restauración progresiva e integral de los ecosistemas y de la gestión del ciclo del agua.
c) Derivación prioritaria de los recursos hídricos conseguidos con mejoras de ahorro y eficiencia.
d) Evaluación de la vulnerabilidad en las diferentes masas de agua continentales y costeras a partir del diagnóstico del documento de impacto y presiones de los sucesivos planes de gestión hidrológica y medidas de adaptación necesarias. Prevé la implantación de caudales de mantenimiento en los cursos fluviales de las cuencas internas y que la interconexión de las redes de abastecimiento solo puede hacerse en casos excepcionales siempre y cuando no comporte una interconexión de cuencas hídricas que pueda dar lugar a trasvases permanentes entre cuencas.
Biodiversidad
Preservación de la biodiversidad y reducción de su vulnerabilidad.
a) Evaluación de los impactos del cambio climático en las medidas de planificación y gestión de los espacios naturales para garantizar la conservación de la biodiversidad.
b) Preservación de la permeabilidad ecológica y la no fragmentación de los hábitats y de los sistemas naturales, y la garantía en la planificación con incidencia territorial, de la conectividad entre estos hábitats y sistemas naturales.
c) Preservación del medio natural y la biodiversidad como elemento estructural de la política ambiental.
d) Necesidad de evitar la proliferación de especies alóctonas invasoras que supongan un riesgo para la diversidad y el funcionamiento de los ecosistemas autóctonos.
Bosques y gestión forestal
Reducción de la vulnerabilidad del sistema forestal y optimización de su capacidad de actuar como sumidero y como fuente de energías renovables y materiales de construcción sostenibles.
a) Definir y promover una gestión forestal que aumente la resistencia y resiliencia de las masas forestales a los impactos del cambio climático.
b) Evaluar los riesgos del cambio climático y gestionarlos.
c) Favorecer una gestión forestal que permita reducir el riesgo de incendios forestales, aprovechar la biomasa forestal y recuperar los mosaicos agroforestales y de pastos.
d) Ejecutar medidas de gestión forestal activa dirigidas a la conservación de la biodiversidad, el suministro sostenible de biomasa para sustituir combustibles fósiles en la producción térmica y producir madera estructural de proximidad.
e) Coordinar las políticas forestales y de agua para crear un modelo de bosques 100% renovable.
Energía
Adoptar medidas encaminadas a la transición energética hacia un modelo que neutralice emisiones de gases de efecto invernadero.
– Promover las energías renovables aprovechando, si es posible, espacios ya alterados por la actividad humana, minimizando la ocupación innecesaria del territorio.
Industria, servicios y comercio
Las empresas con centros de trabajo con más de 250 trabajadores y que quieran acogerse a las ayudas, las bonificaciones y los beneficios fiscales relativos a actuaciones y proyectos de naturaleza ambiental, energética o de innovación para una transición hacia una economía neutra en carbono establecidos o gestionados por la Administración de la Generalidad.
a) Análisis de su vulnerabilidad a los impactos del cambio climático.
b) Inventariar las emisiones de gases de efecto invernadero del conjunto de sus centros en Cataluña y las actuaciones que llevan a cabo para su reducción.
c) En el caso de actividades incluidas en L 20/2009 anexo I.1 han de tenerse en cuenta, entre los criterios para someterlas o no a intervención administrativa las modificaciones sustanciales de las actividades ya autorizadas, las emisiones de gases de efecto invernadero.
d) Los establecimientos comerciales que superen 500m2 de superficie de venta deben utilizar un porcentaje mínimo, que debe establecerse por reglamento, del consumo final de energía eléctrica procedente de fuentes renovables.
Infraestructuras
 a) Analizar la vulnerabilidad a los impactos del cambio climático.
b) Inventariar las emisiones de gases de efecto invernadero del conjunto de sus centros en Cataluña.
Residuos
Han de reducir la vulnerabilidad de la población y las emisiones de gases de efecto invernadero, priorizando la estrategia de residuo cero para ahorrar material y reducir su procesamiento.
a) Evaluar emisiones de gases de efecto invernadero derivadas de la gestión de los residuos.
b) Aplicar la jerarquía con respecto a las opciones de gestión de residuos: prevención, preparación para la reutilización, reciclaje, valorización energética y eliminación.
c) Fomento de la recogida selectiva para evitar su deposición en vertederos.
d) Incorporar medidas de reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero de los vertederos y el uso de combustible procedente de residuos.
e) Sustituir materias primas por subproductos o materiales procedentes de la valorización de residuos para favorecer la creación de una economía circular.
Turismo
Adopción de medidas encaminadas a un cambio hacia un modelo más sostenible, menos consumidor de recursos y respetuoso con el territorio y a reducir la vulnerabilidad y las emisiones de gases de efecto invernadero.
a) Fomentar un modelo turístico que evalúe las nuevas situaciones, tanto las oportunidades como las amenazas, derivadas de los impactos del cambio climático.
b) Tratamiento integral de la sostenibilidad del sector turístico, incluidos los recursos, productos y destinos.
c) Sensibilizar e informar tanto a los trabajadores del sector como a los turistas sobre el uso sostenible de recursos.
Urbanismo y vivienda
Adopción de medidas encaminadas a un cambio de modelo urbanístico que priorice la rehabilitación del parque de viviendas y los edificios de consumo energético casi nulo y a reducir la vulnerabilidad y las emisiones de gases de efecto invernadero.
a) Adaptación de la normativa urbanística y energética para que las nuevas áreas residenciales sean lo máximo de autosuficientes energéticamente y se diseñen de acuerdo con la siguiente jerarquía: reducir la demanda energética, ser eficientes en el diseño de los sistemas que cubren la demanda energética, aprovechar los recursos energéticos locales, promover el uso de materiales de construcción de bajo impacto ambiental y compensar las emisiones de dióxido de carbono derivado del impacto energético de los edificios con parques de generación a partir de fuentes renovables.
b) Fomentar el uso de energía procedente de fuentes renovables en el sector de la edificación, priorizando las que no generan un trasvase hacia otros contaminantes con impactos locales.
c) Adaptar de la normativa urbanística ay ambiental para que tanto las figuras de nuevos planeamientos urbanísticos y sus modificaciones y revisiones como el planeamiento territorial incorporen un análisis cuantitativo y una valoración descriptiva del impacto sobre las emisiones de gases de efecto invernadero y los impactos del cambio climático sobre el nuevo planeamiento, así como medidas para mitigarlo y adaptarse a él.
d) Seleccionar y clasificar espacios ya urbanizados u ocupados por infraestructuras y servicios con potencialidades para situar o compartir superficies para captar energía renovables.
El gobierno y las Administraciones locales han de promover:
a) El uso de fuentes de energía renovable para la calefacción, la refrigeración y el agua caliente sanitaria y de soluciones constructivas, tanto estructurales como de cierres altamente eficientes energéticamente.
b) La construcción con criterios bioclimáticos con el objetivo de que en 2020 los nuevos edificios construidos sean de consumo energético casi nulo.
c) El impulso de políticas activas que fomenten la rehabilitación energética del parque de viviendas y la mejora del ahorro y la eficiencia energéticos.
d) La toma en consideración, por parte de los municipios, en su planeamiento urbanístico, de las recomendación de la OMS sobre la superficie de verde urbano por habitante.
e) La reserva de puntos de carga de vehículos eléctricos en los centros de trabajo y edificios públicos.
f) El desarrollo de modelos compactos de ocupación del territorio y unos usos más eficientes e intensivos de los terrenos urbanizados en los ordenamientos territorial y urbanístico.
g) La garantía, en los nuevos desarrollos urbanísticos, de la provisión energética con fuentes de energía 100% renovables, ya sea por conexión a la red de consumo ya sea facilitando el autoconsumo o, si procede, construyendo redes cerradas.

NOTA
Las solicitudes de licencia de edificios nuevos y de edificios existentes sometidos a una gran rehabilitación han de incluir un diseño que cumpla los requisitos correspondientes a un edificio de consumo de energía casi nulo a partir 1-1-2020 si son de titularidad privada, y a partir de 1-1-2018 si son de titularidad pública. La determinación de los requisitos del consumo de energía casi nulo ha de hacerse por el Gobierno en el plazo de 6 meses contados desde 23-8-17 (L Cataluña 16/2017 disp.trans.3ª).

Imprimir

Envíe su comentario:

(los campos con asteriscos son obligatorios)

Acepto las condiciones legales

Atención al cliente

Si tienes dudas ponte en contacto con nosotros a través de clientes@lefebvreelderecho.com o llamando al 91 210 80 00 o 902 44 33 55.

Por teléfono

Lo más rápido es llamarnos al 91 210 80 00 o 902 44 33 55, te atenderemos de 8:30h a 20:00h de Lunes a Viernes.

Envío gratis

Envío gratuito a partir de 30€ (excepto Canarias, Ceuta y Melilla).

Devoluciones

Hasta dos meses desde que recibes el pedido para devolver la compra si no has quedado satisfecho (excepto Producto Electrónico que son 15 días).