Actualidad jurídica Suscríbase vía email

Gipuzkoa: inconstitucionalidad del IIVTNU cuando no existe un incremento de valor

La presente sentencia resuelve la cuestión de inconstitucionalidad planteada en relación con la determinación del incremento de valor de los terrenos con ocasión de su transmisión (NF Gipuzkoa 16/1989 art.1, 4 y 7.4; LHL art.107 y 110.4), por posible infracción tanto del principio de capacidad económica y de la prohibición de confiscatoriedad (Const art.31), como del derecho de defensa.
Admitida a trámite, se determina que el juicio de inconstitucionalidad debe ir referido exclusivamente a la norma aplicable, esto es, la NF Gipuzkoa 16/1989. Debe excluirse, por tanto, cualquier análisis de constitucionalidad de la LHL (LHL art.107 y 110.4) por no ser aplicable al proceso a quo ni ser relevante su eventual inconstitucionalidad para adoptar una decisión en él.
El TCo expone que el IIVTNU se configura como un tributo directo que grava el incremento del valor que experimenten los terrenos puesto de manifiesto (entre otros supuestos) por la transmisión de la propiedad de los terrenos por cualquier título. La cuantificación de ese incremento de valor se realiza mediante la aplicación de un coeficiente al valor catastral del terreno al momento del devengo. Ese coeficiente determina el importe del incremento de valor sometido a tributación (base imponible) y se obtiene multiplicando el número de años completos de tenencia del terreno (con un mínimo de 1 y un máximo de 20 años), contados desde la fecha de adquisición hasta la de transmisión, por un porcentaje anual que determina cada Ayuntamiento dentro de los parámetros que le marca la Norma Foral.
Basta con ser titular de un terreno de naturaleza urbana para que el legislador anude a esta circunstancia un incremento de valor sometido a tributación que cuantifica de forma automática, con independencia de la propia existencia del incremento. Se está, por tanto, ante un impuesto que somete a tributación la renta potencial que deriva de la titularidad. En él, se genera la ficción de que por el solo hecho de haber sido titular de un terreno de naturaleza urbana durante un determinado período temporal se revela, en todo caso, un incremento de valor y, por tanto, una capacidad económica susceptible de imposición.
El TCo considera lo siguiente:
a) El tratamiento que la Norma Foral otorga a los supuestos de no incremento o, incluso, de decremento, en el valor de los terrenos de naturaleza urbana, carece de toda justificación razonable en la medida en que, al imponer a los sujetos pasivos del impuesto la obligación de soportar la misma carga tributaria que corresponde a las situaciones de incrementos derivados del paso del tiempo, se están sometiendo a tributación situaciones de hecho inexpresivas de capacidad económica, lo que contradice frontalmente el principio de capacidad económica garantizado en la Const art.31.1.
b) No es posible efectuar un planteamiento alternativo a la conclusión de la inconstitucionalidad de la norma y admitir una interpretación constitucional conforme a la que no nace la obligación tributaria del impuesto, por inexistencia de hecho imponible, cuando no existe incremento de valor del terreno de naturaleza urbana puesto de manifiesto en el momento de la transmisión.
Admitir lo contrario supondría reconstruir la norma en contra del evidente sentido que se le quiso dar y aceptar que se ha dejado al libre arbitrio del aplicador (a los entes locales, en vía de gestión, o a los órganos judiciales, en vía de revisión), tanto la determinación de los supuestos en los que nacería la obligación tributaria, como la elección, en cada caso concreto, del modo de llevar a cabo la determinación del eventual incremento o decremento, lo que chocaría, no sólo contra el principio de seguridad jurídica (Const art.9.3), sino contra el propio principio de reserva de ley que rige la materia tributaria (Const art.31.3 y 133.1 y 2).
c) La forma de determinar la existencia o no de un incremento susceptible de tributar sólo corresponde al legislador, llevando a cabo las modificaciones o adaptaciones pertinentes en el régimen legal del impuesto que permitan arbitrar el modo de no someter a tributación las situaciones de inexistencia de incremento de valor de los terrenos de naturaleza urbana.
En base a todo lo anterior, el Tribunal concluye que el IIVTNU no es, con carácter general, contrario a la Constitución, sino únicamente en aquellos supuestos en los que somete a tributación situaciones inexpresivas de capacidad económica, esto es, aquéllas que no presentan aumento de valor del terreno al momento de la transmisión. Por ello, declara inconstitucional y nula la NF Gipuzkoa 16/1989 art.4.1, 4.2.a y 7.4, únicamente en la medida en que somete a tributación situaciones de inexistencia de incrementos de valor.

NOTA
Aunque el TCo inadmite la cuestión promovida respecto a la LHL, por considerar que se trata de preceptos innecesarios o indiferentes para el proceso judicial, téngase en cuenta que la regulación de la LHL es similar a la prevista en el ámbito foral y que están planteadas otras cuestiones de inconstitucionalidad semejantes al respecto.

Imprimir

Envíe su comentario:

(los campos con asteriscos son obligatorios)

Acepto las condiciones legales

Atención al cliente

Si tienes dudas ponte en contacto con nosotros a través de clientes@lefebvreelderecho.com o llamando al 91 210 80 00 o 902 44 33 55.

Por teléfono

Lo más rápido es llamarnos al 91 210 80 00 o 902 44 33 55, te atenderemos de 8:30h a 20:00h de Lunes a Viernes.

Envío gratis

Envío gratuito a partir de 30€ (excepto Canarias, Ceuta y Melilla).

Devoluciones

Hasta dos meses desde que recibes el pedido para devolver la compra si no has quedado satisfecho (excepto Producto Electrónico que son 15 días).