Actualidad jurídica Suscríbase vía email

Despido discriminatorio por razón de sexo al comunicar que va a ser padre (RS 19/21 11 de Mayo de 2021 al 17 de Mayo de 2021)

7
Un trabajador es despedido disciplinariamente alegando disminución del rendimiento. La fecha de efectos del despido coincide con la del nacimiento de su hijo y se produce tras haber comunicado unos días antes que iba a ser padre. La empresa reconoce la improcedencia del despido y le indemniza en consecuencia, pero el trabajador demanda solicitando la nulidad por considerar que se han vulnerado sus derechos fundamentales.La cuestión que se plantea es si la causa del despido ha sido la futura paternidad del trabajador y si existen indicios suficientes de la vulneración de un derecho fundamental para poder aplicar la inversión de la carga de la prueba.Para que sea así no basta simplemente con que el trabajador afirme el carácter discriminatorio de la decisión, sino que ha de acreditar la existencia de indicio que genere una razonable sospecha, apariencia o presunción en favor de su afirmación; es decir, ha de aportarse una prueba verosímil o principio de prueba revelador de unos hechos de los que surja la sospecha vehemente de una discriminación por razón de sexo, sin que sea suficiente la mera afirmación de la discriminación. Y el indicio no consiste en una mera alegación de la vulneración constitucional, sino que debe deducirse la posibilidad de la lesión, debe existir una conexión necesaria entre ambos.En este caso se produce una fuerte sospecha de que pudia existir una conexión entre el parto (y su condición de padre) y la decisión empresarial, al concurrir una inmediatez temporal entre la comunicación a la empresa de su próxima paternidad y el despido; sin que tenga nada que ver con el ejercicio de un permiso de paternidad, sino con la condición de progenitor y todas sus consecuencias legales. La empresa, al invertirse la carga de la prueba, no ha alejado esta sospecha fundada con pruebas de la existencia de una causa objetiva, ajena y no espuria de su decisión. Por lo tanto, el despido es declarado nulo con todos sus efectos.Además, alude el TSJ al concepto de discriminación refleja, refiriéndose a la situación en la que una persona es tratada de forma menos favorable por causa de su vinculación o asociación con otra que posee uno de los rasgos o características protegidas (o las causas de discriminación prohibidas), pese a no poseer dicha característica en quien alega el trato discriminatorio. En este caso el despido se ha producido por el hecho del embarazo, por lo que ciertamente nos encontramos ante este supuesto dado que se vulneró el derecho del trabajador a la igualdad y a no sufrir discriminación por razón de sexo (embarazo), proyectándose en él la protección otorgada por el ET art.55.5, sin que se haya aportado por la empresa ninguna prueba que determine la procedencia del despido por motivos no relacionados con el embarazo o con el ejercicio del derecho a los permisos y excedencia a él asociados.Finalmente, se reconoce a favor del trabajador una indemnización por daño moral de 6.251 €, utilizando el criterio orientador de la LISOS que sanciona así las decisiones empresariales discriminatorias (LISOS art.8.1).TSJ Galicia 16-4-21, Rec 754/21EDJ 543791

Imprimir

Envíe su comentario:

(los campos con asteriscos son obligatorios)

Este Blog no dispone de servicio gratuito de asesoramiento, por lo que su comentario solo podrá ser respondido por otros lectores.

Si necesita una respuesta profesional, le recomendamos realice su pregunta desde el siguiente enlace desde donde podrá establecer un contacto privado con un abogado.

Acepto las condiciones legales

Debes superar la prueba del captcha antes de enviar el formulario. ¡Gracias!


Atención al cliente

Si tienes dudas ponte en contacto con nosotros a través de clientes@lefebvreelderecho.com o llamando al 91 210 80 00 o 902 44 33 55.

Por teléfono

Lo más rápido es llamarnos al 91 210 80 00 o 902 44 33 55, te atenderemos de 8:30h a 20:00h de Lunes a Viernes.

Envío gratis

Envío gratuito a partir de 30€ (excepto Canarias, Ceuta y Melilla).

Devoluciones

Hasta dos meses desde que recibes el pedido para devolver la compra si no has quedado satisfecho (excepto Producto Electrónico que son 15 días).