Actualidad jurídica Suscríbase vía email

Declaración de laboralidad de los repartidores de comida a domicilio

En un procedimiento de oficio iniciado a instancias de la TGSS se declara la laboralidad de los repartidores de comida a domicilio adscritos a una plataforma de la llamada economía colaborativa.
Recuerda el juzgado cuáles son las principales notas de laboralidad en las que la jurisprudencia se apoya para calificar como laboral una relación de prestación de servicios:

1. La calificación no depende de cómo haya sido denominado el contrato por las partes, sino de la configuración efectiva de las obligaciones que constituyen su objeto.
2. Cuando concurren, junto a las notas genéricas de trabajo y retribución, las notas específicas de ajenidad del trabajo y de dependencia en el régimen de ejecución del mismo, nos encontramos ante un contrato de trabajo y no ante uno de arrendamiento de servicios.
3. Dado que dependencia y ajenidad son conceptos de un elevado nivel de abstracción es necesario acudir a los indicios que más habituales como la asistencia al centro de trabajo, sometimiento a horario, desempeño personal del trabajo o la inserción del trabajador en la organización del empleador, en el caso de la dependencia; y la puesta a disposición del empresario de los productos elaborados por el trabajador o la toma de decisiones por parte del empresario concernientes a las relaciones de mercado o con el público, en el caso de la ajenidad.Trasladando esta doctrina al caso concreto, en contra de lo pretendido por la empresa, parece claro que los verdaderos medios de producción en esta actividad no son la bicicleta y el móvil que el repartidor o rider usa, sino la plataforma digital de emparejamiento de oferta y demanda propiedad de la empresa, en la que deben darse da alta restaurantes, consumidores y riders y al margen de la cual no es factible la prestación del servicio. El éxito de este tipo de plataformas, se debe al soporte técnico proporcionado que emplean para su desarrollo y a la explotación de una marca que se publicita en redes sociales y en cuya solvencia y eficacia confían restaurantes y clientes.
Los riders como requisito necesario para realizar la actividad deben integrarse en la misma, instalando en su móvil la aplicación y seguir las instrucciones de la empresa que de forma reiterada organiza verdaderos procesos formativos con entrevistas, sesiones formativas con videos y continuos correos, colectivos o individuales, con instrucciones, anuncios de nuevas condiciones, llamadas al orden, convocatorias de reuniones e incluso ceses, integrando el ejercicio de poder directivo en sentido más tradicional del concepto.
Por otra parte, en el desarrollo de la prestación, la empresa es la única poseedora de la información necesaria para el manejo de sistema de negocio. Además, la aplicación valora el servicio de los riders con distintas métricas que son tomadas en consideración por los algoritmos de asignación de pedidos para una mayor eficacia del sistema, como pusieron de manifiesto los trabajadores ante la ITSS y en su declaración en el acto del juicio. De este modo, los riders con mejores estadísticas escogen horas primero. Hay que añadir que los riders son ajenos a las vicisitudes del servicio que entregan, percibiendo su retribución por pedido efectivamente entregado, siendo la empresa la que en todo momento y de forma unilateral ha venido estableciendo las condiciones de la prestación del servicio y su retribución, comunicándolas a los repartidores a través de correos o de la aplicación o convocándolos para exponérselas y presentarles nuevos contratos a la firma.
En definitiva, dichos trabajadores prestan sus servicios personales, insertos en la organización empresarial a la que pertenecen los medios de producción, la plataforma digital, conforme a los criterios y repartos que la misma establece y asigna, percibiendo la remuneración, que asimismo establece la empresa, por unidad de acto efectivamente realizado, más incentivos, con independencia del éxito de la transacción que subyace y pudiendo ser desactivada su cuenta por decisión empresarial. Consecuentemente y concurriendo los requisitos de la relación laboral (ET art.1) se despliega la presunción de laboralidad de la prestación servicios objeto de debate (ET art.8).

Imprimir

Envíe su comentario:

(los campos con asteriscos son obligatorios)

Este Blog no dispone de servicio gratuito de asesoramiento, por lo que su comentario solo podrá ser respondido por otros lectores.

Si necesita una respuesta profesional, le recomendamos realice su pregunta desde el siguiente enlace desde donde podrá establecer un contacto privado con un abogado.

Acepto las condiciones legales

Atención al cliente

Si tienes dudas ponte en contacto con nosotros a través de clientes@lefebvreelderecho.com o llamando al 91 210 80 00 o 902 44 33 55.

Por teléfono

Lo más rápido es llamarnos al 91 210 80 00 o 902 44 33 55, te atenderemos de 8:30h a 20:00h de Lunes a Viernes.

Envío gratis

Envío gratuito a partir de 30€ (excepto Canarias, Ceuta y Melilla).

Devoluciones

Hasta dos meses desde que recibes el pedido para devolver la compra si no has quedado satisfecho (excepto Producto Electrónico que son 15 días).