Actualidad jurídica Suscríbase vía email

Cuota íntegra del IP

El contribuyente ostenta la nuda propiedad de unas fincas rústicas, planteándose su cómputo como elementos improductivos a efectos del límite de la cuota íntegra den el IP.
La cuota íntegra del IP, conjuntamente con las cuotas del IRPF, no pueden exceder, para los sujetos pasivos sometidos al impuesto por obligación personal, del 60% de la suma de las bases imponibles de este último. A estos efectos, no se tienen en cuenta la parte del IP que corresponda a elementos patrimoniales que, por su naturaleza o destino, no sean susceptibles de producir los rendimientos gravados por la LIRPF (LIP art.31.uno.b).
La norma legal alude a supuestos de elementos como objetos de arte, antigüedades, joyas, embarcaciones, automóviles de uso privado o suelo no edificado que, por su propia naturaleza, no sean susceptibles de producir rendimientos gravados en el IRPF. Pero puede suceder que tales bienes, por su destino, sí permitan obtenerlos.
Precisamente en el caso de solares, la DGT 21-12-99, hizo constar que su arrendamiento separado, inclusión en un negocio arrendado o afectación a actividades económicas, determinaría la improcedencia de excluir la parte de cuota correspondiente.
En el caso planteado, las fincas rústicas a que se refiere están afectas a actividades agrícolas y forestales y generan rendimientos gravados por la LIRPF, por lo que, con independencia de la naturaleza del derecho que se tenga sobre las mismas, no procede respecto de ellas lo previsto en la LIRPF art.31.uno.b.

Imprimir

Envíe su comentario:

(los campos con asteriscos son obligatorios)

Acepto las condiciones legales

Atención al cliente

Si tienes dudas ponte en contacto con nosotros a través de clientes@lefebvreelderecho.com o llamando al 91 210 80 00 o 902 44 33 55.

Por teléfono

Lo más rápido es llamarnos al 91 210 80 00 o 902 44 33 55, te atenderemos de 8:30h a 20:00h de Lunes a Viernes.

Envío gratis

Envío gratuito a partir de 30€ (excepto Canarias, Ceuta y Melilla).

Devoluciones

Hasta dos meses desde que recibes el pedido para devolver la compra si no has quedado satisfecho (excepto Producto Electrónico que son 15 días).