Actualidad jurídica Suscríbase vía email

Cooperativas fiscalmente protegidas

La Ley sobre el régimen fiscal de cooperativas (L 20/1990) incluye entre las causas de pérdida de la condición de cooperativa fiscalmente protegida la realización de operaciones cooperativizadas con terceros no socios, fuera de los casos permitidos en las leyes, así como el incumplimiento de las normas sobre contabilización separada de tales operaciones (L 20/1990 art.13.10). La cuestión objeto de análisis se centra en determinar, si la entidad recurrente incurrió en los ejercicios 2006 y 2007 en esta causa de pérdida de la condición de cooperativa fiscalmente protegida.
Es importante la correcta delimitación de los resultados cooperativos y de los resultados extracooperativos porque a los primeros se les aplica el tipo de gravamen del 20%, mientras que los segundos tributan al tipo general (L 20/1990 art.33). En la cuantificación de los mismos resulta por tanto relevante la correcta imputación contable de ingresos y gastos a una y otra actividad.
La Ley de cooperativas establece que:
– deben figurar en contabilidad separadamente, entre otras cuestiones, los resultados extracooperativos derivados de las operaciones por la actividad cooperativizada realizada con terceros no socios (L 20/1990 art.57.3);
– es causa de pérdida de la condición de cooperativa fiscalmente protegida la falta de contabilización separada de las operaciones cooperativizadas realizadas con terceros no socios (L 20/1990 disp.adic.6ª ).
La recurrente no ha contabilizado de forma separada las operaciones cooperativizadas de las operaciones realizadas con terceros no socios, tanto en la vertiente de los ingresos como en la de los gastos. No existe ningún tipo de separación en la contabilidad de dichos ejercicios entre resultados cooperativos y extracooperativos y tampoco existe diferenciación entre operaciones cooperativas y extracooperativas. La diferenciación entre los resultados cooperativos y extracooperativos se realiza al finalizar el ejercicio, de forma extracontable.
La recurrente alega que:
– la diferencia entre los ingresos cooperativos y extracooperativos están registrados en la contabilidad auxiliar de la empresa, no apareciendo en los libros contables oficiales ya que en éstos las cuentas vienen agregadas;
– la diferenciación de los gastos, en la contabilidad es imposible de practicar, ya que cuando se compra no se sabe quién será el cliente final, pero sí puede determinarse el beneficio extracooperativo a través de los márgenes aplicados a las ventas.
En las memorias de los ejercicios objeto de comprobación se hace mención expresa a los resultados extracooperativos, pero no se hace referencia alguna al método de cálculo, ni a los criterios de imputación, ni a la forma de diferenciación de los resultados cooperativos y extracooperativos.
La actora alega que la contabilidad estaba auditada sin salvedades y que los informes de auditoría existía una clara distinción del resultado extracooperativo. Pero deben rechazarse estos argumentos en base a las siguientes razones:
– dichos informes solo incluían un apartado denominado “resultado extracooperativo” donde figuraba de forma global el importe del resultado extracooperativo antes de impuestos;
– el hecho de exista una opinión favorable, sin salvedades, a la cuentas anuales de un auditor, no se puede equiparar, ni implica per se que las declaraciones fiscales presentadas sean correctas y ajustadas a las normas que la entidad revisada debe cumplir como cooperativa fiscalmente protegida.
En definitiva, la cooperativa ha incumplido las formalidades exigidas por la normativa citada que claramente contiene la exigencia de que dichas operaciones figuren en la contabilidad de forma separada. No se trata de llevar dos contabilidades separadas, sino pura y simplemente distinguir en la contabilidad en cuentas o subcuentas diferenciadas las operaciones con terceros no socios y ello de forma clara e inequívoca, requisito que ha incumplido la parte, y que motiva la pérdida de la condición de cooperativa fiscalmente protegida y la tributación al tipo general del IS.

Imprimir

Envíe su comentario:

(los campos con asteriscos son obligatorios)

Acepto las condiciones legales

Atención al cliente

Si tienes dudas ponte en contacto con nosotros a través de clientes@lefebvreelderecho.com o llamando al 91 210 80 00 o 902 44 33 55.

Por teléfono

Lo más rápido es llamarnos al 91 210 80 00 o 902 44 33 55, te atenderemos de 8:30h a 20:00h de Lunes a Viernes.

Envío gratis

Envío gratuito a partir de 30€ (excepto Canarias, Ceuta y Melilla).

Devoluciones

Hasta dos meses desde que recibes el pedido para devolver la compra si no has quedado satisfecho (excepto Producto Electrónico que son 15 días).