Actualidad jurídica Suscríbase vía email

Cédula de habitabilidad. Baleares

La cédula de habilitabilidad es el documento expedido por el consejo insular, sin perjuicio de la delegación a los entes locales, en el que se reconoce la aptitud de una vivienda, un local o un edificio residencial no incluido en el concepto de vivienda para que sea habitado y que es obligatorio para ocuparlo o alquilarlo.
Cuando se trate de viviendas protegidas se sustituye, en primera ocupación, por el documento de calificación definitiva que expide la comunidad autónoma. Pero para las segundas y sucesivas ocupaciones se precisa la cédula.
Es necesario para contratar definitivamente los servicios de energía eléctrica, agua, gas y telecomunicaciones y en cualquier transmisión por venta, alquiler o cesión de uso ha de incorporarse una copia de la cédula vigente o, en su caso, la calificación definitiva.
Si no se dispone de cédula o de calificación, ha de hacerse constar expresamente este hecho en el contrato o en la escritura.
La pérdida de las condiciones mínimas de habitabilidad supone la revocación de la cédula de habitabilidad, sin perjuicio de las medidas dirigidas a la conservación y rehabilitación del inmueble y de los regímenes sancionadores de aplicación.

Imprimir

Envíe su comentario:

(los campos con asteriscos son obligatorios)

Este Blog no dispone de servicio gratuito de asesoramiento, por lo que su comentario solo podrá ser respondido por otros lectores.

Si necesita una respuesta profesional, le recomendamos realice su pregunta desde el siguiente enlace desde donde podrá establecer un contacto privado con un abogado.

Acepto las condiciones legales

Atención al cliente

Si tienes dudas ponte en contacto con nosotros a través de clientes@lefebvreelderecho.com o llamando al 91 210 80 00 o 902 44 33 55.

Por teléfono

Lo más rápido es llamarnos al 91 210 80 00 o 902 44 33 55, te atenderemos de 8:30h a 20:00h de Lunes a Viernes.

Envío gratis

Envío gratuito a partir de 30€ (excepto Canarias, Ceuta y Melilla).

Devoluciones

Hasta dos meses desde que recibes el pedido para devolver la compra si no has quedado satisfecho (excepto Producto Electrónico que son 15 días).