Actualidad jurídica Suscríbase vía email

Cálculo de la prorrata de deducción de una sucursal

Una entidad cuya sede se encuentra en Reino Unido posee una sucursal en Francia que, a efectos del IVA, tiene la consideración de establecimiento permanente. Esta sucursal presta servicios financieros y bancarios a clientes locales, por los cuales había optado por quedar sujeta y no exenta al impuesto (Dir 2006/112/CE art.137.1.a). A su vez también presta servicios a su sede por los que recibe transferencias como contrapartida.
El conflicto tiene su génesis en la opción de la sede por deducir el 100% de las cuotas soportadas de los bienes y servicios utilizados en las dos actividades que realiza, opción que la Administración tributaria francesa no considera ajustada a derecho. Entiende que los servicios y bienes que se habían utilizado para realizar exclusivamente los servicios con su sede no podían deducirse, al estar esas operaciones fuera del ámbito del impuesto. No obstante y al objeto de paliar los efectos de su decisión, admite como deducible una fracción del impuesto de esas operaciones aplicando la prorrata de deducción de la sede.
En cuanto a los servicios y bienes que son utilizados para ambas actividades, la Administración entiende que solo son deducibles en parte y aplica la prorrata de deducción de la sede, corregida por el volumen de negocios de la sucursal con derecho a deducción.
Remitidas al contribuyente las liquidaciones, este inicia controversia contra la Administración que llega hasta el Conseil dÉtat, el cual ante las dudas que le suscita el caso, plantea al TJUE las siguientes cuestiones prejudiciales:
1. Si la prorrata a aplicar sobre la cuota del impuesto soportado por gastos de bienes y servicios, que son utilizados por la sucursal en exclusiva para prestar los servicios demandados por su sede, debe ser determinada en función de:
– las operaciones que esta realice en el Estado en el que esté registrada y de las normas aplicables en dicho Estado;
– la prorrata de deducción de la sede; o,
– una prorrata de deducción especifica que combine las normas aplicables en los Estados miembros en los que estén registradas la sucursal y la sede.
Para dar respuesta a esta cuestión el Tribunal:
a) Recuerda que la deducción de las cuotas soportadas es un principio fundamental del sistema común del impuesto que, como regla general, no puede limitarse y tiene por objeto liberar de la carga fiscal todas las actividades económicas, siempre que los bienes o servicios hayan sido utilizados por el sujeto pasivo en las necesidades de las operaciones gravadas, es decir tiene que estar directa e inmediatamente relacionado con estas (Dir 2006/112/CE art.168 y 169; TJUE 15-9-16, asunto C-516/14; TJUE 16-7-15, asuntos acumulados C-108/14 y C-109/14).
No obstante, cuando las operaciones son realizadas en un Estado miembro distinto de aquel en que se devengo o pagó el IVA, existe una doble condición para ejercer ese derecho: que las operaciones se encuentren gravadas en ese primer Estado y que dichas operaciones se encuentren gravadas, si se hubieran realizado en el segundo Estado miembro (Dir 2006/112/CE art.169.a; TJUE 13-7-00, asunto C-136/99; TJUE 22-12-10, asunto C-277/09).
En este caso además nos encontramos ante un único sujeto pasivo, constituido por la sede y la sucursal, al no ejercer esta una actividad económica independiente, por lo que las prestaciones recíprocas son flujos internos que no forma parte del impuesto (TJUE 7-8-18, asunto C-16/17).
Lo anterior conlleva que una sucursal registrada en un Estado miembro, tiene derecho a deducirse el impuesto soportado por los bienes y servicios que presentan una relación directa e inmediata con la realización de las operaciones gravadas, incluidas las de su sede establecida en otro Estado miembro, con la que esta sucursal constituye un único sujeto pasivo, siempre que estas operaciones hubiesen generado también derecho a deducción de haber sido efectuadas en el Estado en el que está registrada dicha sucursal.
b) En cuanto a los bienes y servicios que son utilizados para realizar operaciones que generan el derecho a deducción junto a aquellas que no generan ese derecho es necesario calcular una prorrata, ya que solo se admite la deducción por la parte de las cuotas de IVA proporcional a las operaciones que sí dan derecho a la deducción (Dir 2006/112/CE art.173.1, 174 y 175).
Para el cálculo de la fracción debemos tener en cuenta en el numerador, las operaciones gravadas que también generarían derecho a la deducción si fueran realizadas en el Estado miembro de registro de la sucursal, con independencia de si el derecho a la deducción es resultado de una opción del sujeto pasivo. En el denominador el volumen de negocios de la sucursal.
2. ¿Cómo debo determinar la prorrata de deducción aplicable a los gastos generales de una sucursal que contribuyen, tanto a la realización de operaciones en el Estado miembro de la sucursal, como a operaciones que realiza la sede?.
Para esta situación el Tribunal determina que en el numerador de la fracción, además de las operaciones gravadas efectuadas por la propia sucursal, deben figurar únicamente las operaciones gravadas realizadas por la sede que también generarían derecho a deducción si fueran efectuadas en el Estado en el que está registrada la sucursal. En el denominador, las operaciones realizadas tanto por la mencionada sucursal como por su sede.

Imprimir

Envíe su comentario:

(los campos con asteriscos son obligatorios)

Este Blog no dispone de servicio gratuito de asesoramiento, por lo que su comentario solo podrá ser respondido por otros lectores.

Si necesita una respuesta profesional, le recomendamos realice su pregunta desde el siguiente enlace desde donde podrá establecer un contacto privado con un abogado.

Acepto las condiciones legales

Atención al cliente

Si tienes dudas ponte en contacto con nosotros a través de clientes@lefebvreelderecho.com o llamando al 91 210 80 00 o 902 44 33 55.

Por teléfono

Lo más rápido es llamarnos al 91 210 80 00 o 902 44 33 55, te atenderemos de 8:30h a 20:00h de Lunes a Viernes.

Envío gratis

Envío gratuito a partir de 30€ (excepto Canarias, Ceuta y Melilla).

Devoluciones

Hasta dos meses desde que recibes el pedido para devolver la compra si no has quedado satisfecho (excepto Producto Electrónico que son 15 días).