Encadenamiento de contratos temporales de artistas celebrados por el INAEM

Expirada la duración de un contrato temporal de artista celebrado con el INAEM para un proyecto artístico, solo puede celebrarse otro contrato temporal, y éste tendrá la duración correspondiente al nuevo proyecto artístico, pudiéndose superar en este caso la limitación de la temporalidad prevista legalmente.

Para leer el detalle de esta noticia debe ser abonado e

También puede solicitar 15 días de pruebas GRATIS y tendrá acceso completo a la actualidad jurídica que presentamos en el blog.

Actividad excluida de la relación laboral de artistas

No existe relación laboral entre una fundación musical y los músicos que integran su orquesta, porque éstos sólo perciben cantidades como compensación de gastos, poseen libertad para acudir a ensayos o conciertos, buscan un sustituto cuando ellos no pueden acudir a una sesión en que su instrumento es imprescindible y aportan instrumental propio, por lo que no hay relación laboral.

Reiteración de contratos temporales en artistas

En la relación laboral especial de artistas no basta la simple reiteración de contratos temporales para aplicar las previsiones del ET art. 15.5 ET y transformar el contrato en indefinido, ya que es propio de la relación laboral de artistas su discontinuidad y temporalidad. La razón es la particular naturaleza de la actividad artística, que exige no sólo la necesaria aptitud del trabajador para desarrollarla en cada momento, sino la aceptación del público ante la que se realiza, que obviamente puede variar.

Aplicabilidad a la relación laboral especial de artistas de la conversión en fijo por encadenamiento de contratos temporales

A pesar de que en la relación especial de artistas es esencial la regla general de la libertad de contratación temporal, es aplicable la limitación de la temporalidad contenida en el ET art. 15.5.

Tipo de relación laboral de un locutor

El locutor no está incluido en relación laboral especial de artistas, siendo indiferente que se refiera a noticias de interés general, o de informaciones menos ligadas a aquellas características, como pueden ser las relativas a cultura, arte, ocio, etc. La circunstancia de que el locutor o presentador deba reunir ciertas dotes relativas a voz, expresión, buena imagen o similares, es algo que queda comprendido en su quehacer profesional de comunicador y no le convierte en artista.