Artículo doctrinal Suscríbase vía email

El ejercicio de actividades sin licencia. Nueva perspectiva legal desde la directiva de servicios y de la Ley 17/2009 y normativa de desarrollo. Su regulación en el derecho autonómico

Artículo publicado en Actum Inmobiliario & Urbanismo nº 18. Enero-Marzo 2012

Antonio Cano Murcia

Técnico de la Administración Local. Abogado Urbanista

I. INTRODUCCION

La figura de la licencia de actividad, como consecuencia de la entrada en vigor de la normativa derivada de la transposición de la Directiva 2006/123/CE del Parlamento y del Consejo, de 12 de diciembre de 2006, relativa a los servicios en el mercado interior, (Ley 17/2009, de 23 de noviembre, sobre el libre acceso a las actividades de servicios y su ejercicio, y Ley 25/2009, de 22 de diciembre, de modificación de diversas leyes para su adaptación a la Ley sobre el libre acceso a las actividades de servicios) podemos decir que va a situarse a un segundo plano, por la alteración del régimen de intervención administrativa, pasando de un control previo o antes del ejercicio de la actividad, a un control posterior o una vez que se comunica el ejercicio de la misma, lo que supondrá que en la practica todas las actividades que se ejerzan, siempre que por parte del prestador de la mismas se presente ante el Ayuntamiento comunicación previa y declaración responsable, tendrán la cobertura legal necesaria para evitar que las mismas se puedan clasificar como clandestinas y sin licencia.
Por otro lado el problema puede plantearse respecto de las actividades sujetas a control ambiental, en el que éste es previo e inexcusable para el ejercicio de la actividad. En este caso, se encontrará la actividad sin licencia o se ejercerá de forma clandestina si previamente no se ha obtenido por el prestador de la misma la correspondiente declaración ambiental.
También nos encontramos con actividades que necesitando el previo control ambiental, y por así disponerlo la normativa autonómica necesiten licencia de apertura y puesta en marcha, en vez de la comunicación previa o declaración responsable. En este caso el problema que se suscita es que el prestador de la actividad presente ante el Ayuntamiento la comunicación previa y declaración responsable en vez de la solicitud de licencia de apertura.
El conflicto jurídico que se produce viene inducido por el hecho de que el control que se realiza por parte de la Administración sea anterior al inicio de la actividad (régimen de la licencia de apertura) en vez de que el mismo sea posterior (régimen de la comunicación previa y declaración responsable).

II. NOTAS CARACTERISTICAS DE LAS ACTIVIDADES SIN LICENCIA

De acuerdo con una consolidada doctrina jurisprudencial, el ejercicio de una actividad sin licencia de apertura presenta los siguientes rasgos característicos:
1. La clausura de una actividad sin licencia no es una sanción (STS 17 julio 1989).
2. Salvo en el caso de existencia de peligro, es necesario que antes de decretar la clausura de la actividad se conceda el trámite de audiencia al interesado (STS 4 octubre 1986; 28 septiembre 1987 y 28 noviembre 1988).
3. La tramitación de la licencia que se solicite para legalizar la actividad será la misma que han de seguir los que van a comenzar el ejercicio de alguna actividad, no pudiéndose eludir la tramitación del expediente por mucho tiempo que la actividad lleve ejerciéndose sin licencia.
4. La carencia de la licencia municipal no puede ser suplida por el paso del tiempo, la tolerancia municipal, el pago de tasas e impuestos, o cualquier otra autorización administrativa (STS 19 enero 1987; 13 octubre 1987; 1 febrero 1988; 9 julio 1988; 13 febrero 1989; 30 octubre 1990, entre otras) (1).

– ALGUNAS REFERENCIAS JURISPRUDENCIALES

Las sentencias que se citan a continuación, junto con las mencionadas anteriormente conforma el cuerpo doctrinal más relevante sobre el ejercicio de actividades sin licencia.
* STSJ Castilla y León 22 abril 1999.
Es conocida la doctrina jurisprudencial de que el conocimiento de una situación de hecho por la Administración y hasta la tolerancia que pueda implicar una actitud pasiva de la misma ante el caso, no puede en ninguna forma ser equivalente al otorgamiento de la correspondiente autorización municipal legalizadora de la actividad ejercida (STS 17 mayo 1980).
* STSJ Madrid 26 febrero 2009, rec. 1455/2008.
Ni el transcurso del tiempo, ni el pago de tributos, tasas o impuestos, ni la tolerancia municipal, implican acto tácito de otorgamiento de licencia, conceptuándose la actividad ejercida sin licencia como clandestina e irregular que no legitima el transcurso del tiempo, pudiéndose acordar la paralización o cese de tal actividad por la autoridad municipal en cualquier momento -STS 20 diciembre 1985, 20 enero 1989, 9 octubre 1979, 31 diciembre 1983, 4 julio 1995, entre otras.
* STSJ Comunidad Valenciana 8 julio 2009.
La clausura de las actividades clandestinas o sin licencia no implica en ningún caso una sanción, sino que es una medida expeditiva de restablecimiento de una disfunción jurídica que impone un deber a la Administración para que ordene dicho cierre de la actividad, con audiencia del interesado. Como ya dijera, por ser doctrina archiconocida, e invariable, la STS 23 diciembre 1982, «una actividad que comienza a funcionar simultáneamente a la solicitud de la licencia debe ser considerada su funcionamiento como clandestino y podrá clausurase inmediatamente»; por lo que «se puede proceder a la clausura de una actividad que se encuentre funcionando sin licencia» (STS 2 noviembre 1982).
* STSJ País Vasco 6 julio 2010.
No puede obviarse que en el ámbito de la Ley 3/1998 la clausura de una actividad sin licencia no es automática, si la actividad pudiera legalizarse, como resulta del art.65 antes transcrito, que exige que las «circunstancias lo aconsejen».
Lo visto hasta ahora nos lleva a formular las siguientes preguntas:
¿Cuál es el trámite esencial para la clausura de una actividad que se ejerce sin licencia previa o sin la presentación de la comunicación previa y declaración responsable?
En el supuesto de que se ejerza una actividad sin licencia de apertura o sin que se haya presentado en el Ayuntamiento la comunicación previa y la declaración responsable, para proceder a la clausura del establecimiento ha de darse al prestador de la actividad trámite de audiencia. Efectuado el mismo y a la vista de las alegaciones que en su caso puedan presentarse se procederá a la clausura de establecimiento.
En el caso de que la actividad esté sujeta únicamente a comunicación previa y declaración responsable, y como consecuencia de que la presentación de ambos documentos habilita al prestador de la actividad para su ejercicio, sin perjuicio del control posterior que se pueda realizar por el Ayuntamiento, la clausura del establecimiento tendrá en la práctica unos perfiles distintos a los supuestos en los que previamente sea necesario la obtención de la declaración ambiental pertinente, concluyéndose el expediente con la presentación por parte del prestador de la citada comunicación previa y declaración responsable.
¿Tiene carácter sancionador la clausura de un establecimiento sin licencia?
La clausura de una actividad desarrollada sin licencia no integra en realidad una sanción, sino que, como afirma el Tribunal Supremo, es «simplemente una consecuencia que deriva de la falta de un control previo necesario para la comprobación de que aquella actividad no lesiona los intereses que el ordenamiento protege en esta materia» (STS 17 julio 1989) y la constancia y acreditación de que efectivamente carece de licencia (STS 19 enero 1987).
No obstante, también debemos decir que el ejercicio de una actividad sin licencia se tipifica como infracción administrativa, siendo sancionada con multa.
¿Existe responsabilidad del Ayuntamiento en el supuesto de que permita el ejercicio de una actividad sin licencia o comunicación previa y declaración responsable?
Si bien con el cambio del régimen jurídico que afecta al ejercicio de actividades como consecuencia de la Directiva 2006/123/CE («Directiva de Servicios», de la L 17/2009 y de las modificaciones producidas en la LBRL, en particular la introducción de los art.84 bis y ter en virtud de la Ley 2/2011, de 4 de marzo, de economía sostenible, la intervención municipal previa pasa a un segundo plano, al no someterse el ejercicio de actividades, con carácter general, a la obtención de licencia u otro medio de control preventivo, no por ello el Ayuntamiento puede hacer dejación de funciones, y permitir sin control posterior el ejercicio sin más de actividades, por lo que será de aplicación la doctrina jurisprudencial que impone a los Ayuntamientos el deber de indemnizar los daños y perjuicios causados por su pasividad ante la comisión de molestias o daños. Así, STSJ Cataluña 24 febrero 2005, declara la obligación municipal de requerir el cese en la utilización de aparatos de climatización, al superar los límites de ruido reglamentarios, por lo que impone el deber del Ayuntamiento de indemnizar los daños causados; y la STS 10 abril 2003 aprecia una pasividad reprochable al Ayuntamiento y le condena a indemnizar los daños y perjuicios causados.
¿Puede clausurarse una actividad que comienza a funcionar simultáneamente a la solicitud de licencia?
De acuerdo con la doctrina de la STS de 23 diciembre 1982, una actividad que comienza a desarrollarse simultáneamente a la solicitud de la licencia debe ser considerada en su funcionamiento como clandestina y podrá clausurase inmediatamente; por lo que «se puede proceder a la clausura de una actividad que se encuentre funcionando sin licencia».
No obstante, si dicha apreciación es de aplicación para las actividades sujetas algún tipo de declaración ambiental, en la que por imperativo de la normativa autonómica persista la puesta en marcha previa al ejercicio de la actividad, en el caso de actividades inocuas, por aplicación directa de la normativa derivada de la Directiva de Servicios no se dará este supuesto, ya que la presentación de la comunicación previa y declaración responsable habilita sin más para el ejercicio de la actividad, sin que el prestador de la misma tenga que esperar resolución administrativa alguna.

LA POSICIÓN DE LA NORMATIVA AUTONOMICA

El ejercicio de actividades sin licencia tiene presencia en la legislación autonómica a través de su tipificación como infracción de la normativa administrativa.
El problema que se plantea desde la óptica de la normativa autonómica reside fundamentalmente por un lado en el hecho de que la misma no regula de forma expresa o individual el tratamiento que ha de darse a actividades que se ejercen sin licencia. De este modo nos encontramos en las distintas normas autonómicas que se tipifica como infracción el ejercicio de una actividad sin licencia, para a continuación y en lo que se refiere a la sanción por tal ejercicio incluirla dentro del amplio glosario de sanciones a aplicar, según se tipifique como infracción grave o muy grave, cuando lo procedente hubiera sido individualizar dicha infracción con una sanción pecuniaria y con la medida accesoria a la misma de cierre de la actividad hasta tanto se obtenga la licencia de actividad o se presente la comunicación previa y declaración responsable, según los casos.
No obstante, en el estudio comparativo que a continuación se expresa, figura recogido el régimen jurídico vigente, con las contradicciones apuntadas.

ANDALUCÍA

– Normativa de aplicación

* Art. 134 Ley 7/2007, de Gestión Integrada de la Calidad Ambiental (GICA)
* Arts. 19.1, 20.1 y 22 de la Ley 13/1999, de 15 de diciembre, de Espectáculos Públicos y Actividades Recreativas de Andalucía.

– Actividades sujetas a calificación ambiental

En el caso de Andalucía las actividades sujetas a calificación ambiental, de competencia municipal, se tipifica en el art.134 GICA como infracción muy grave el inicio de una actividad sin tener calificación ambiental, siendo sancionable multa desde 6.001 hasta 30.000 euros.

– Espectáculos públicos y actividades recreativas

La Ley 13/1999 tipifica en su art.19 como infracción muy grave la apertura o funcionamiento de establecimientos públicos, fijos o no permanentes, destinados a la celebración de espectáculos o actividades recreativas, careciendo de las correspondientes licencias o autorizaciones, cuando se produzcan situaciones de grave riesgo para los bienes o para la seguridad e integridad física de las personas.
En el caso de que no se produzcan situaciones de grave riesgo para las personas o bienes, la infracción se tipifica como grave (art.20)
Por lo que a las sanciones respecta, si la misma es muy grave corresponde una multa de 30.050,61 euros a 601.012,10 euros.
Si por el contrario se califica como grave la sanción es de 300,51 euros a 30.050,61 euros.

ARAGON

– Normativa de aplicación

* Arts. 88, 89, 93 y94 de la Ley 7/2006, de 22 de junio, de protección ambiental de Aragón.
* Arts. 48, 49, 51, 52 y 53 de la Ley 11/2005, de 28 de diciembre, reguladora de los espectáculos públicos, actividades recreativas y establecimientos públicos de la Comunidad Autónoma de Aragón.

– ACTIVIDADES SIN LICENCIA SUJETAS A PROTECCIÓN AMBIENTAL (Ley 7/2006)

En materia de protección ambiental la Ley 7/2006 en su DT tercera y cuarta establece el régimen y procedimiento de actividades clasificadas sin licencia.

– Régimen de las actividades clasificadas sin licencia

Quienes a la entrada en vigor de esta Ley vinieren ejerciendo actividades de las consideradas clasificadas con arreglo a la presente Ley sin la correspondiente licencia, deberán solicitar la licencia ambiental de actividades clasificadas en el plazo de un año a partir de su entrada en vigor.

– Infracciones (art.88 a) y 89 a)

Se tipifica como infracción muy grave o grave el ejercicio de actividad sin licencia en función de que se haya producido un daño o deterioro grave para el medio ambiente o se haya puesto en peligro grave la seguridad o la salud de las personas.

– Sanciones (art.93)

Si la infracción se tipifica como muy grave podrá imponerse alguna o algunas de las siguientes sanciones:
a) Multa de 250.001 a 2.500.000 euros.
b) Clausura definitiva, total o parcial, de las instalaciones.
c) Clausura temporal, total o parcial, de las instalaciones por un periodo no superior a cinco años.
d) Inhabilitación para el desarrollo de la actividad por un periodo no superior a dos años.
e) Revocación de la autorización o suspensión de la misma por un periodo no superior a cinco años.
Si la infracción se tipifica como grave podrá imponerse alguna o algunas de las siguientes sanciones:
a) Multa de 25.001 a 250.000 euros.
b) Clausura temporal, total o parcial, de las instalaciones por un periodo no superior a dos años.
c) Inhabilitación para el desarrollo de la actividad por un periodo no superior a un año.
d) Revocación de la autorización o suspensión de la misma por un periodo no superior a un año.

ACTIVIDADES SIN LICENCIA SUJETAS A ESPECTACULOS PUBLICOS Y ACTIVIDADES RECREATIVAS (Ley 11/2005)

– Infracciones

Se tipifica como infracción grave (art.48) la celebración de espectáculos públicos o actividades recreativas o la apertura de establecimientos públicos sin la correspondiente licencia o autorización.
Se tipifica como infracción muy grave (art.49) la realización de espectáculos o actividades recreativas sin las preceptivas licencias o autorizaciones cuando se deriven situaciones de grave riesgo para las personas o bienes.

– Sanciones (art.51)

Las infracciones graves podrán ser sancionadas alternativa o acumulativamente con:
a) Multa de 601 a 30.000 euros y acumulativamente hasta 300.000 euros.
b) Suspensión o prohibición de la actividad por un período máximo de seis meses.
c) Clausura del local o establecimiento por un período máximo de seis meses.
d) Inhabilitación para la organización o promoción de espectáculos públicos y actividades recreativas o la titularidad de establecimientos públicos por un período máximo de seis meses.
Las infracciones muy graves podrán ser sancionadas alternativa o acumulativamente con:
a) Multa de 30.001 a 60.000 euros y acumulativamente hasta 600.000 euros.
b) Clausura del local o establecimiento por un período máximo de tres años y acumulativamente hasta 10 años.
c) La suspensión o prohibición de la actividad hasta tres años y acumulativamente hasta 10 años.
d) Inhabilitación para la organización o promoción de espectáculos públicos y actividades recreativas o la titularidad de establecimientos públicos hasta tres años y acumulativamente hasta 10 años.

CANARIAS

– Normativa de aplicación

* Arts. 62.1 y 65.2 Ley 7/2011 de 5 de abril, de actividades clasificadas y espectáculos públicos y otras medidas administrativas complementarias.
La Ley 7/2011 en su art.62.1 tipifica como infracción muy grave en materia de actividades clasificadas y espectáculos públicos el desarrollo de una actividad o la apertura de un establecimiento de los sujetos a esta ley, sin la previa licencia correspondiente o sin haber cursado la comunicación previa, o declaración responsable cuando fueren exigibles.
Desde el punto de vista sancionador, el art.65.2 de la Ley 7/2011 dispone que el cierre de un establecimiento o la prohibición de desarrollar una actividad o espectáculo que no cuente con la correspondiente licencia o, cuando fuere aplicable, que no haya cumplimentado el requisito de la comunicación previa, no tendrá carácter de sanción, debiendo ordenarse el mismo como medida definitiva, previa audiencia del interesado, sin perjuicio de una eventual legalización posterior de las instalaciones o actividad. En tales supuestos, tales medidas no estarán sujetas al límite señalado en el artículo 56.3 de la ley citada.

CANTABRIA

– Normativa de aplicación

* Arts. 44, 45 y 46 de la Ley 17/2006, de 11 de diciembre, de control ambiental integrado.

– Infracción

El art.44.1 de la Ley citada tipifica como infracción muy grave el ejercicio de la actividad sin disponer de la correspondiente autorización ambiental integrada o declaración de impacto ambiental siempre que se haya producido un daño o deterioro grave para el medio ambiente o se haya puesto en peligro grave la seguridad o salud de las personas.
Si no se produce un daño o deterioro grave para el medio ambiente o sin que se haya puesto en peligro grave la seguridad o salud de las personas, la infracción se tipifica como grave.

– Sanción

Por lo que respecta a las sanciones por el ejercicio de actividad sin licencia, el art.45 de la Ley 17/2006, establece las siguientes:
a) Multas.
b) Suspensión temporal o definitiva de la actividad.
c) Inhabilitación temporal o definitiva para el ejercicio de las actividades comprendidas en esta Ley.
La suspensión temporal y la inhabilitación temporal podrán prolongarse durante un período máximo de cinco años.
Las infracciones muy graves podrán sancionarse con multa hasta tres millones (3.000.000) de euros, así como con la suspensión, temporal o definitiva, de la actividad, y la inhabilitación, temporal o definitiva, para el ejercicio de las actividades comprendidas en esta Ley.
Las infracciones graves se sancionarán con multa hasta trescientos mil (300.000) euros, así como con la suspensión temporal de la actividad y la inhabilitación temporal para el ejercicio de las actividades comprendidas en esta Ley.

CASTILLA-LA MANCHA

– Normativa de aplicación

* Arts. 45.2. 46.1., 48, 49, 50, 51 y 52 de la Ley 7/2011, de 21 de marzo, de Espectáculos Públicos, Actividades Recreativas y Establecimientos Públicos de Castilla-La Mancha.
El art.45.2 se refiere a la realización de espectáculos o actividades recreativas o la apertura de establecimientos públicos sin las preceptivas licencias, autorizaciones o declaraciones responsables, según proceda, cuando se deriven situaciones de grave riesgo para las personas o bienes.
En el caso de que no se deriven situaciones de grave riesgo para las personas o bienes, la infracción se tipifica como grave (art.46.1)

– Sanciones pecuniarias

Por lo que a las sanciones respecta, si la infracción se tipifica como muy grave será sancionada con multa de 30.001 a 600.000 euros y si es grave con multa de 301 a 30.000 euros (art.49.1).
Para evitar que la infracción pueda resultar beneficiosa para el infractor, la cuantía de las sanciones pecuniarias establecidas podrá ser incrementada hasta el doble del valor del beneficio derivado de su comisión sin aplicarse para tal caso los límites cuantitativos máximos.

– Sanciones no pecuniarias

Al margen de la sanción pecuniaria, podrá imponerse cuando la infracción sea muy grave alguna o algunas de las siguientes sanciones:
a) Clausura del local o establecimiento por un período máximo de dos años.
b) La suspensión o prohibición de la actividad por un período máximo de dos años.
c) Inhabilitación para la organización o promoción de espectáculos públicos y actividades recreativas, por un período máximo de dos años.
d) El decomiso de mercancías que se vendan en estos establecimientos, cuando de ellas deriven las infracciones, por un periodo máximo de dos años. En caso de no ser posible aplicar las sanciones establecidas en las letras a, b y c, el decomiso puede tener carácter indefinido, especialmente si no se identifican los responsables o si estos no se hacen cargo de la sanción establecida.
Si la infracción se tipifica como grave, atendiendo igualmente a su naturaleza, repetición o trascendencia, podrán conllevar la imposición de alguna o algunas de las siguientes sanciones:
a) Clausura del local o establecimiento por un período máximo de seis meses.
b) La suspensión o prohibición de la actividad por un período máximo de seis meses.
c) Inhabilitación para la organización o promoción de espectáculos públicos y actividades recreativas por un período máximo de seis meses.
d) El decomiso de mercancías que se vendan en estos establecimientos, cuando de ellas deriven las infracciones, por un periodo máximo de seis meses. El decomiso puede tener carácter indefinido si se dan las mismas circunstancias que las establecidas por el apartado d anterior.

CASTILLA Y LEON

– Normativa de aplicación

* Arts. 74 y 76 Ley 11/2003, de 8 de abril, de Prevención Ambiental de Castilla y León.
* Arts. 36.3, 37.1 y 39 Ley 7/2006, de 2 de octubre, de Espectáculos Públicos y Actividades Recreativas de la Comunidad de Castilla y León.

– Actividades clasificadas

El ejercicio de actividades clasificadas sin licencia se tipifica como infracción muy grave o grave por el art.74 de la Ley 11/2003, en función de que se haya producido o no un daño o deterioro grave para el medio ambiente o se haya puesto en peligro grave la seguridad o salud de las personas.

– Sanciones

Respecto a las sanciones a imponer, el art.76 de la Ley 11/2003 contempla la posibilidad de que se imponga una o varias de las siguientes sanciones:
a) Multa.
– Por infracciones graves, multa de 20.001 a 200.000 euros.
– Por infracciones muy graves, multa de 200.001 a 2.000.000 de euros.
b) Suspensión total o parcial de las actividades.
c) Clausura total o parcial de las instalaciones.
d) Revocación de la autorización o licencia ambiental.
e) En el caso de las infracciones muy graves, publicación en el boletín oficial correspondiente, de las sanciones impuestas, una vez que estas hayan adquirido firmeza en vía administrativa o, en su caso, jurisdiccional, así como los nombres, apellidos, denominación o razón social de las personas físicas o jurídicas responsables y la índole o naturaleza de las infracciones.

– Espectáculos públicos y actividades recreativas

En materia de espectáculos públicos actividades recreativas el régimen de infracción y sanción por ejercicio de actividades sin licencia es el siguiente, de acuerdo con la ya mencionada Ley 7/2006.

Infracciones

Se tipifica como infracción muy grave en el art.36.4 de esta Ley, la realización de espectáculos públicos o actividades recreativas en establecimientos públicos, instalaciones o espacios abiertos sin la previa obtención de las correspondientes licencias o autorizaciones, siempre que estas circunstancias generen situaciones de grave riesgo para la seguridad de las personas o bienes.
Por su parte en su art.37.1 se tipifica como infracción grave la celebración de espectáculos públicos o actividades recreativas sin la correspondiente licencia o autorización o incumpliendo los términos de éstas siempre que no sea constitutivo de infracción muy grave.

Sanciones

Las infracciones graves se sancionan en el art.39.2 de la Ley 7/2006 alternativa o acumulativamente con:
a) Multa de 601 a 30.000 euros.
b) Suspensión o prohibición de la actividad o espectáculo por un período máximo de un año.
c) Clausura del establecimiento o instalación por un período máximo de un año.
d) Imposibilidad de organización de espectáculos públicos y actividades recreativas del mismo tipo por un período máximo de un año en el territorio de la Comunidad Autónoma.
e) Incautación de los instrumentos, efectos o animales utilizados para la comisión de las infracciones. Los gastos de almacenamiento, transporte, distribución, destrucción o cualesquiera otros derivados de la incautación serán por cuenta del infractor.
En el caso de infracciones muy graves (art.39.3 de la Ley 7/2006) podrán ser sancionadas alternativa o acumulativamente en los términos previstos salvo que resultaran incompatibles con:
a) Multa de 30.001 a 600.000 euros.
b) Suspensión o prohibición de la actividad o espectáculo por un período máximo de tres años.
c) Clausura del establecimiento o instalación por un período máximo de tres años.
d) Imposibilidad de organización de espectáculos públicos y actividades recreativas del mismo tipo por un período máximo de tres años en el territorio de la Comunidad Autónoma.
e) Incautación de los instrumentos, efectos o animales utilizados para la comisión de las infracciones. Los gastos de almacenamiento, transporte, distribución, destrucción o cualesquiera otros derivados de la incautación serán por cuenta del infractor.
f) Cierre definitivo del establecimiento o de la instalación que llevará aparejada para el infractor la prohibición de obtener licencia o autorización en el territorio de la Comunidad Autónoma de Castilla y León para igual actividad durante un tiempo máximo de diez años.

CATALUÑA

– Normativa de aplicación

* Art. 55.f) Ley 11/2009, de 6 de julio, de Regulación Administrativa de los Espectáculos Públicos y las Actividades Recreativas.
Las faltas muy graves pueden ser sancionadas, acumulativa o alternativamente, con:
f) El decomiso durante un período entre seis y doce meses o la destrucción, si procede, de los bienes relacionados con la actividad. En caso de espectáculos públicos o actividades recreativas llevados a cabo sin licencia o autorización en que no sea posible aplicar las sanciones establecidas por las letras b, c, d y h, el decomiso puede tener carácter indefinido, especialmente si no se identifican los organizadores o si estos no se hacen cargo de la sanción pecuniaria establecida.

COMUNIDAD DE MADRID

– Normativa de aplicación

*Arts. 37, 41, 42, 43 y 44 de la Ley 17/1997, de 4 de julio, de Espectáculos Públicos y Actividades Recreativas de la Comunidad de Madrid.
* Arts. 59 y 62 de la Ley 2/2002, de 19 de junio, de Evaluación Ambiental de la Comunidad de Madrid.

– Actividades sujetas a régimen de protección ambiental.

En el caso de actividades sujetas a evaluación ambiental de la Ley 2/2002, se tipifica como infracción grave (art.59. b) el inicio o desarrollo de actividades sometidas a Evaluación Ambiental de Actividades sin haber obtenido el informe de Evaluación Ambiental positivo o incumpliendo las condiciones establecidas en el mismo.
Tal infracción podrá ser sancionada (art.62.2) con:
a) Multa entre 60.001 y 240.405 euros.
b) Cierre del establecimiento por un periodo no superior a dos años ni inferior a seis meses.
c) Suspensión total o parcial de la actividad por un período no superior a dos años ni inferior a seis meses.

– Actividades sujetas a licencia de espectáculos públicos y actividades recreativas.

En este caso, la Ley 17/1997 tipifica como infracción muy grave en su art.37.2 y 3 la apertura de establecimientos, recintos y locales, la modificación sustancial de los mismos o sus instalaciones y el cambio de actividad que se produzcan careciendo de las preceptivas licencias de funcionamiento, así como la celebración de espectáculos públicos y actividades recreativas sin las preceptivas licencias o autorizaciones.
La citada infracción se sanciona en el art.41.3 con:
a) Multa comprendida entre 30.051 y 300.506 euros, salvo la infracción tipificada en el artículo 37.10, que será sancionada con una multa de hasta 601.012 euros.
b) Clausura del local desde seis meses y un día hasta dos años.
c) Suspensión o prohibición de la actividad y espectáculo desde seis meses y un día hasta dos años.
d) Inhabilitación para la organización o promoción de los espectáculos y actividades recreativas reguladas en la presente Ley desde seis meses y un día hasta dos años.
Dichas sanciones se impondrán de manera alternativa salvo en aquellas infracciones que impliquen grave alteración de la seguridad y salud pública, y las que contravengan las disposiciones en materia de protección de la infancia y juventud, en cuyo caso podrán imponerse conjuntamente.
Podrá acordarse el cierre definitivo de un local cuando se incurra de forma reiterada en infracciones muy graves.

COMUNIDAD VALENCIANA

– Normativa de aplicación

* Arts. 83 y 85 de la Ley 2/2006, de 5 de mayo, de Prevención de la Contaminación y Calidad Ambiental.
* Arts. 51 y 52 de la Ley 14/2010, de 3 de diciembre, de la Generalitat, de Espectáculos Públicos, Actividades Recreativas y Establecimientos Públicos.
Distinguimos actividades sin licencia sujetas a título habilitante protección ambiental y sometidas al de espectáculos públicos y actividades recreativas.

– Actividades sujetas a protección ambiental

La Ley 2/2006, de 5 de mayo, de Prevención de la Contaminación y Calidad Ambiental, tipifica como infracción muy grave (art.83.2) ejercer una actividad sujeta a autorización ambiental integrada o a licencia ambiental, o llevar a cabo una modificación sustancial de la misma, sin el preceptivo instrumento de intervención ambiental, siempre que se haya producido un daño o deterioro grave para el medio ambiente o que se haya puesto en peligro grave la seguridad o la salud de las personas.
Por el contrario tiene la consideración de infracción grave (art.83.3) ejercer una actividad sujeta a autorización ambiental integrada o a licencia ambiental, o llevar a cabo una modificación sustancial de la misma, sin el preceptivo instrumento de intervención ambiental, siempre que no se haya producido daño o deterioro grave para el medio ambiente o no se haya puesto en peligro grave la seguridad o la salud de las personas.
Las sanciones que corresponde son (art.85.1):
a) En el caso de infracciones muy graves:
– Multa de 200.001 hasta 2.000.000 de euros respecto a las instalaciones o actividades sometidas a autorización ambiental integrada y multa de 50.001 hasta 300.000 euros respecto al resto de actividades.
– Clausura definitiva, total o parcial, de las instalaciones.
– Clausura temporal, total o parcial, de las instalaciones por un período no inferior a dos años ni superior a cinco.
– Inhabilitación para el ejercicio de la actividad por un período no inferior a un año ni superior a dos.
– Revocación de la autorización ambiental integrada o de la licencia ambiental, o suspensión de dichos instrumentos de intervención por un tiempo no inferior a un año ni superior a cinco.
– Publicación, a través de los medios que se considere oportunos, de las sanciones impuestas, una vez que éstas hayan adquirido firmeza en vía administrativa o, en su caso, jurisdiccional, así como los nombres, apellidos o denominación o razón social de las personas físicas o jurídicas responsables y la índole y naturaleza de las infracciones.
b) En el caso de infracciones graves:
– Multa de 20.001 hasta 200.000 euros respecto a las instalaciones o actividades sometidas a autorización ambiental integrada y multa de 2.001 hasta 50.000 euros respecto al resto de actividades.
– Clausura temporal, total o parcial, de las instalaciones por un período máximo de dos años.
– Inhabilitación para el ejercicio de la actividad por un período máximo de un año.
– Revocación de la autorización ambiental integrada o de la licencia ambiental, o suspensión de dichos instrumentos de intervención por un período máximo de un año.

– Actividades de espectáculos públicos y actividades recreativas

En el caso de Espectáculos Públicos, Actividades Recreativas y Establecimientos Públicos, la Ley 14/2010, tipifica como infracción grave (art.51. 1) la celebración de espectáculos públicos, actividades recreativas o la apertura de establecimientos públicos sin la correspondiente licencia o autorización.
Por su parte el art.52.2 tipifica como infracción muy grave la realización de espectáculos públicos o actividades recreativas sin las preceptivas licencias o autorizaciones cuando se deriven situaciones de grave riesgo para las personas o bienes.
Las infracciones anteriores se sancionan en el art.54 de la forma siguiente:
Las infracciones graves podrán ser sancionadas, alternativa o acumulativamente, con:
a) Multa de 601 a 30.000 euros y acumulativamente hasta 300.000 euros.
b) Suspensión o prohibición de la actividad por un período máximo de seis meses.
c) Clausura del local o establecimiento por un período máximo de seis meses.
d) Inhabilitación para la organización o promoción de espectáculos públicos y actividades recreativas por un período máximo de seis meses.
Las infracciones muy graves podrán ser sancionadas, alternativa o acumulativamente, con:
a) Multa de 30.001 a 60.000 euros y acumulativamente hasta 600.000 euros.
b) Clausura del local o establecimiento por un período máximo de tres años y acumulativamente hasta diez años.
c) La suspensión o prohibición de la actividad hasta tres años y acumulativamente hasta diez años.
d) Inhabilitación para la organización o promoción de espectáculos públicos y actividades recreativas hasta tres años y acumulativamente hasta diez años.

EXTREMADURA

– Normativa de aplicación

* Arts. 153. 2 b) y 3 a) y Art. 154. 1 b) y c) de la Ley 5/2010, de 23 de junio, de Prevención y Calidad Ambiental de la Comunidad Autónoma de Extremadura.

– Infracciones

El ejercicio de una actividad sujeta a comunicación ambiental se tipifica como infracción grave en el caso de que se ejerza la actividad sin la preceptiva autorización ambiental unificada o comunicación ambiental cuando se haya producido un daño o deterioro grave para el medio ambiente o cuando se haya puesto en peligro grave la seguridad o salud de las personas.
Por su parte se tipifica como infracción leve, cuando se ejerza la actividad sin la preceptiva autorización ambiental unificada o comunicación ambiental sin que se haya producido un daño o deterioro grave para el medio ambiente o sin que se haya puesto en peligro grave la seguridad o salud de las personas.

– Sanciones

Las sanciones por la comisión de la infracción grave o leve se tipifican en el art.154 de la siguiente forma:
– En el caso de infracciones graves:
1.º Multa desde 20.001 hasta 200.000 euros.
2.º Clausura temporal, total o parcial, de las instalaciones por un período máximo de dos años.
3.º Inhabilitación para el ejercicio de la actividad por un período máximo de un año.
4.º Revocación de la autorización o suspensión de la misma por un período máximo de un año.
– En el caso de infracción leve:
1.º Multa de hasta 20.000 euros.
2.º Clausura temporal, total o parcial de las instalaciones por un periodo máximo de seis meses.

GALICIA

– Normativa de aplicación

* Arts. 34 y 35 de la Ley 1/1995, de 2 de enero, de Protección Ambiental de la Autónoma de Galicia.
En el caso de Galicia se tipifica como infracción muy grave o grave en función de la concurrencia de circunstancias señaladas en el art.34.4 a) de la Ley 1/1995, la iniciación de una actividad sin obtener previa autorización o licencia, cuando se trate de actividades sometidas a este trámite.
La sanción por la comisión de tal infracción se establece en el art.35 de la Ley 1/1995, con las siguientes cuantías:
a) Infracciones graves: Con multa entre 1.000.001 y 10.000.000 de pesetas.
b) Infracciones muy graves: Con multa entre 10.000.001 a 50.000.000 de pesetas.
Las multas podrán conllevar, simultáneamente:
a) En casos de infracción grave, el cierre del establecimiento o la suspensión de la actividad, total o parcial, por un plazo no superior a dos años.
En caso de ser inviables las aludidas medidas correctoras, podrá decidirse la clausura definitiva, total o parcial del establecimiento o actividad.
b) En casos de infracción muy grave:
a) El cierre del establecimiento o la suspensión de la actividad, total o parcial, por un plazo no superior a cuatro años y, en todo caso, hasta la adopción de las medidas correctoras.
b) La clausura definitiva, total o parcial, del establecimiento o actividad.
Las sanciones que supongan la suspensión de actividades o el cierre de establecimientos habrán de ser publicadas en el «Diario Oficial de Galicia».

ISLAS BALEARES

– Normativa de aplicación

* Arts. 116.2 y 119.1 b) de la Ley 16/2006, de 17 de octubre, de Régimen Jurídico de las Licencias Integradas de Actividad de las Illes Balears.
Se tipifica como infracción grave en el art.116.2 la apertura o el funcionamiento de locales, establecimientos, recintos o instalaciones desmontables; la modificación sustancial de los mismos o de sus instalaciones; el cambio de la actividad o el cambio de su emplazamiento cuando se carezca de la correspondiente licencia de apertura y funcionamiento o de la autorización administrativa pertinentes.
La infracción anterior se sanciona en el art.119.1 b) con multa de 6.001 a 60.000 euros, y se puede imponer la sanción de suspensión de las actividades o del ejercicio de la profesión, por un período máximo de 6 meses.

LA RIOJA

– Normativa de aplicación

* Arts. 42.1, 43.1 y 45.2 y 3 de la Ley 4/2000, de 25 de octubre, de Espectáculos Públicos y Actividades Recreativas de la Comunidad de La Rioja.
* Arts. 53.3 y 56.3 de la Ley 5/2002, de 8 de octubre, de Protección del Medio Ambiente de La Rioja.
Se tipifica la actividad ejercida sin licencia ambiental y de espectáculo público y actividad recreativa.

– LICENCIA AMBIENTAL

En materia de licencia ambiental, de acuerdo con los citados art.53.3 y 56.3 de la Ley 5/2002, se considerarán infracciones muy graves, la ejecución de proyectos, el establecimiento o el funcionamiento de instalaciones o actividades o su modificación sustancial sin haber obtenido la licencia ambiental, siempre que se haya ocasionado un daño o deterioro grave para el medio ambiente o puesto en peligro la seguridad de las personas, su salud o sus bienes.
Por el contrario se considera infracción grave la conducta anterior cuando no hayan ocasionado un daño o deterioro grave para el medio ambiente o puesto en peligro la seguridad de las personas, su salud o sus bienes.
Dichas infracciones se sancionan de la siguiente forma:
La infracción muy grave con:
a) Multa desde 50.001 a 300.000 euros.
b) Clausura definitiva, total o parcial de las instalaciones.
c) Clausura temporal de las instalaciones, total o parcial, por tiempo no inferior a dos años ni superior a cinco años.
d) Inhabilitación para el ejercicio de la actividad por tiempo no inferior a un año ni superior a dos años.
e) Pública divulgación de las sanciones impuestas una vez que hayan adquirido firmeza en vía administrativa o, en su caso, jurisdiccional, con expresión de la razón social e identidad o denominación de las personas físicas jurídicas responsables y de la índole y naturaleza de las infracciones cometidas.
La infracción grave con:
a) Multa desde 2.001 a 50.000 euros.
b) Clausura temporal, total o parcial, de las instalaciones por un período máximo de dos años.
c) Inhabilitación para el ejercicio de la actividad por tiempo máximo de un año.

– ESPECTACULOS PUBLICOS Y ACTIVIDADES RECREATIVAS

Se tipifica, por los art.42 y 43 de la Ley 4/2000, como infracción grave la celebración de espectáculos públicos o actividades recreativas, sin la correspondiente licencia o autorización, y como infracción muy grave cuando se deriven situaciones de grave riesgo para las personas o bienes.
Dichas infracciones se sancionan:
La infracción grave podrán ser sancionada alternativa o acumulativamente con:
a) Multa de 601,018 a 30.050,605 euros.
b) Suspensión o prohibición de la actividad por un período máximo de seis meses.
c) Clausura del local o establecimiento por un período máximo de seis meses.
d) Inhabilitación para la organización o promoción de espectáculos públicos y actividades recreativas por un período máximo de seis meses.
La infracción muy grave podrán ser sancionadas alternativa o acumulativamente con:
a) Multa de 30.050,611 a 601.012,104 euros.
b) Clausura del local o establecimiento por un período máximo de tres años.
c) La suspensión o prohibición de la actividad hasta tres años.
d) Inhabilitación para la organización o promoción de espectáculos públicos y actividades recreativas, hasta tres años.

NAVARRA

– Normativa de aplicación

* Art. 22, 23, y 26 Ley Foral 2/1989, de 13 de marzo, reguladora de espectáculos públicos y actividades recreativas.
*Arts. 75 y 77 Ley Foral 4/2005, de 22 de marzo, de intervención para la protección ambiental.
En el caso de Navarra se tipifica la actividad desarrollada sin licencia ambiental y de espectáculo público y actividad recreativa.

– PROTECCION AMBIENTAL

* Arts. 75 y 77 Ley Foral 4/2005, de 22 de marzo, de intervención para la protección ambiental.

– Infracción

Se tipifica como infracción muy grave la implantación, explotación, traslado o modificación sustancial de obras, actividades o ejecución de un proyecto sin la preceptiva autorización ambiental integrada o su correlativa autorización de apertura.
Se tipifica como infracción grave la implantación, explotación, traslado o modificación sustancial de obras, actividades o ejecución de un proyecto sin la preceptiva autorización de afecciones ambientales y su correlativa autorización de apertura o sin la preceptiva licencia municipal de actividades clasificadas y su correspondiente licencia de apertura.

– Sanción

Por la comisión de infracción muy grave podrá imponerse alguna o algunas de las siguientes sanciones:
a) Multa de hasta 2.000.000 euros.
b) Clausura temporal, total o parcial, de las instalaciones por un período no superior a cinco años.
c) Clausura definitiva, total o parcial, de las instalaciones.
d) Inhabilitación para el desarrollo de la actividad por un período no superior a dos años.
e) Revocación de la autorización o suspensión de la misma por un período no superior a cinco años.
Por la comisión de infracción grave podrá imponerse alguna o algunas de las siguientes sanciones:
a) Multa de hasta 200.000 euros.
b) Clausura temporal, total o parcial, de las instalaciones por un período no superior a dos años.
c) Clausura definitiva, total o parcial, de las instalaciones.
d) Inhabilitación para el desarrollo de la actividad por un período no superior a un año.
e) Revocación de la autorización o suspensión de la misma por un período no superior a un año.

– ESPECTACULOS PUBLICOS Y ACTIVIDADES RECREATIVAS

– Normativa de aplicación

* Art. 22, 23, y 26 Ley Foral 2/1989, de 13 de marzo, reguladora de Espectáculos Públicos y Actividades Recreativas.

Infracción

Se tipifica como infracción muy grave la dedicación de locales o instalaciones a la celebración de espectáculos o actividades recreativas careciendo de la correspondiente licencia de actividad.
En el caso de que la dedicación de locales o instalaciones a espectáculos o actividades recreativas se realice sin haber obtenido la correspondiente licencia de apertura, la infracción se considera como grave.

Sanción

La infracción muy grave podrá ser castigada con alguna o algunas de las siguientes sanciones:
a) Multa en la cuantía que reglamentariamente se señale para cada caso, con un máximo de 10.000.000 de pesetas.
b) Prohibición o suspensión de la actividad por un plazo máximo de cinco años.
c) Clausura de local por un período máximo de dos años.
d) Inhabilitación para obtener licencia en la misma actividad en que se produjo la infracción.
La infracción grave podrá ser castigadas con alguna o algunas de las siguientes sanciones:
a) Multa en la cuantía que reglamentariamente se señale para cada caso, con un máximo de 1.000.000 de pesetas.
b) Suspensión de la actividad o prohibición de participar en ella por un período máximo de dos años.
c) Clausura del local por un período máximo de un año.

PAIS VASCO

– Normativa de aplicación

* Art. 65 Ley 3/1998, de 27 de febrero, de Protección General del Medio Ambiente.
Se regula el ejercicio de actividades sin licencia, distinguiendo entre si la actividad es o no legalizable.

– Actividad legalizable

Si la actividad pudiese legalizarse, el Alcalde requerirá al titular de la misma para que regularice su situación, concediéndole al efecto un plazo que, salvo casos excepcionales debidamente justificados, no podrá ser superior a seis meses, pudiendo además clausurarla, si las circunstancias lo aconsejaran, previa audiencia del interesado.

– Actividad no legalizable

Si la actividad no pudiera legalizarse por incumplimiento de la normativa sectorial vigente o de las ordenanzas municipales correspondientes, deberá procederse a su clausura, previa audiencia del interesado.

PRINCIPADO DE ASTURIAS

– Normativa de aplicación

* Disp.Trans.Primera Decreto 2414/1961 -Reglamento de Actividades Molestas, Insalubres, Nocivas y Peligrosas -RAMINP
* Arts. 33 y 37 de la Ley del Principado de Asturias 8/2002, de 21 de octubre, de Espectáculos Públicos y Actividades Recreativas.
En el caso del Principado de Asturias, el RAMINP (2), de aplicación, sólo se refiere a las actividades sin licencia en su disposición transitoria primera, para aquellas actividades que a la entrada en vigor del mismo carecieran de licencia, conminando a sus prestadores para que en el plazo de dos meses soliciten la correspondiente licencia.
Por lo que a los espectáculos públicos y actividades recreativas se refiere, la Ley 8/2002, de 21 de octubre, de Actividades Recreativas, tipifica como infracción muy grave (art.32. a).1 la apertura de establecimientos, locales o instalaciones y la celebración de espectáculos públicos o actividades recreativas que carezcan de licencia o autorización o excedan de los límites de la misma.
En el art.33 a) se tipifica como infracción grave la apertura de establecimientos, locales o instalaciones y la celebración de espectáculos públicos o actividades recreativas careciendo de licencia o autorización, o excediendo de los límites de las mismas.
Respecto a las sanciones a imponer no se establece de forma específica la sanción por ejercicio de la actividad sin licencia o autorización en el art.37, por lo que considerando la naturaleza de la misma, procederá aparte de la imposición de la multa pertinente, el cierre del establecimiento.
La multa a imponer según se trate de infracción muy grave o grave será de:
Infracción muy grave: Multa desde seis mil diez con veinte euros (6.010,20 euros) a sesenta mil ciento uno con veintiún euros (60.101,21 euros).
Infracción grave: Multa desde seiscientos uno con dos euros (601,02 euros) a seis mil diez con doce euros (6.010,12 euros).

REGION DE MURCIA

– Normativa de aplicación

* Ley 4/2009, de 14 de mayo, de Protección Ambiental Integrada

ACTIVIDADES SUJETAS A LICENCIA DE ACTIVIDAD

En el caso de la Región de Murcia de forma específica se regula en la Ley citada la legalización de actividades no autorizadas, entendiéndose por tales (art.138.1) aquellas que se ejerzan sin contar con la preceptiva licencia de actividad, previa la obtención de la autorización ambiental autonómica si resulta exigible.

– Requerimiento

En el caso de que se tenga conocimiento de la existencia de actividades no autorizadas, (art.140) y sin perjuicio de la iniciación del procedimiento sancionador que en su caso proceda, el órgano competente para otorgar la licencia municipal requerirá al interesado para que inicie la legalización de su actividad en el plazo de dos meses contados desde la notificación del requerimiento.

– Órgano competente

El requerimiento de legalización se llevará a cabo por el órgano municipal o autonómico competente que primero tenga conocimiento de la existencia de la actividad no autorizada, debiendo comunicar de inmediato al otro órgano el requerimiento realizado.

– Inicio del requerimiento

Podrá realizarse el requerimiento de legalización desde que se inicie la implantación o montaje de las instalaciones, y en cualquier momento del funcionamiento de la actividad.

– Plazo

Dentro del plazo de dos meses concedido en el requerimiento de legalización, el interesado deberá presentar la solicitud para que se inicie el procedimiento regulado en esta ley que resulte procedente.

– Actuación de comprobación municipal

El órgano municipal competente, cuando tenga conocimiento o se le comunique la existencia de la actividad, y en todo caso cuando transcurra el plazo del requerimiento de legalización sin que éste haya sido atendido, realizará la comprobación de la actividad necesarias, en orden a la adopción de las medidas de cese o suspensión de actividades u otras que sean procedentes.

– Cese de actividades no legalizables (art.141)

Si no se hubiera emprendido la legalización en el plazo de dos meses establecido al efecto, o si el interesado desiste del procedimiento de legalización, o la legalización no es posible o se deniega dado el carácter no legalizable de la actividad, se ordenará el cese de la actividad o instalación, salvo casos especialmente justificados, previo trámite de audiencia a los interesados y una vez que la resolución que ponga fin al procedimiento de legalización sea firme en vía administrativa.
La orden de cese fijará plazo para ello, comunicará en su caso el coste de las operaciones necesarias para el cese, para el supuesto de que la Administración lo hubiera de ejecutar subsidiariamente, se pronunciará sobre el mantenimiento o modificación de las medidas cautelares previamente adoptadas cuando lo hubieran sido por el mismo órgano que ordene el cese, y proveerá todo lo necesario para llevar a cabo el mismo.

– Competencia para ordenar el cese de actividades no legalizables (art.142)

El cese de la actividad se ordenará por la administración competente para la defensa del interés público afectado por el ejercicio de la actividad, cuya protección determina la imposibilidad de legalización. En particular, se tendrán en cuenta las siguientes reglas:
a) Si la licencia de actividad es la única autorización ambiental de la que carece la actividad, la competencia para ordenar su cese corresponde al Ayuntamiento.
b) Si las actividades requeridas de legalización están sujetas a autorización ambiental autonómica, y su ejercicio es incompatible con el planeamiento urbanístico o existen razones de competencia municipal para denegar la legalización, el Ayuntamiento dictará orden de cese, comunicándolo al órgano de la Comunidad Autónoma competente para otorgar la autorización ambiental autonómica.
c) Cuando se deniegue la autorización ambiental integrada por considerarse inadmisible el vertido al dominio público hidráulico, el cese corresponderá al Gobierno del Estado, según lo previsto en el art.106 del RDL 1/2001, de 20 de julio, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley de Aguas, sin que se modifiquen las competencias que corresponden a la Administración General del Estado en materia de protección del dominio público hidráulico, de acuerdo con lo establecido en la disposición final primera de la Ley 16/2002 de 1 de julio, de Prevención y Control Integrados de la Contaminación.
d) Cuando proceda ordenar el cese en supuestos distintos de los anteriores, éste corresponderá al órgano autonómico competente.

– Suspensión de actividades y otras medidas cautelares (art.143)

Desde que se efectúe el requerimiento de legalización, o se reciba en su caso del órgano municipal o autonómico la comunicación del requerimiento realizado, se podrá suspender cautelarmente la actividad, de forma total o parcial, hasta tanto se legalice u ordene el cese, en el caso de que la entidad de las molestias producidas o los daños o riesgos para el medio ambiente o la salud de las personas así lo justifiquen, previa valoración circunstanciada de todos los intereses en conflicto.
De acuerdo con el principio de proporcionalidad y elección del medio menos restrictivo de la libertad, cuando la protección de los intereses ambientales implicados y la salud de las personas quede garantizada, la suspensión de la actividad se sustituirá por otras medidas, tales como:
a) La parada de las instalaciones.
b) El precintado de obras, instalaciones, maquinaria, aparatos, equipos, vehículos, materiales y utensilios.
c) La retirada o decomiso de productos, medios, materiales, herramientas, vehículos, maquinarias, instrumentos, artes y utensilios.
d) La prestación de fianza.
e) Cualesquiera otras medidas de corrección, seguridad o control adecuadas para evitar el riesgo o daño, o las molestias a las personas.
La orden de suspensión cautelar o de adopción de otras medidas cautelares será motivada y se dictará previa audiencia del interesado, pudiendo ser objeto del recurso administrativo o contencioso-administrativo que proceda.
Las medidas anteriores se adoptarán por la administración competente para la protección del interés público cuya afectación o menoscabo fundamente su adopción. En particular:
a) Si las actividades están sujetas únicamente a licencia de actividad, la competencia para adoptar las medidas corresponde al ayuntamiento.
b) Actuará también el ayuntamiento en aquellas actividades que puedan estar sujetas a autorización ambiental autonómica, cuando existan razones ambientales de competencia municipal que fundamenten la conveniencia de adoptar la medida.
c) Si la actividad realiza vertidos no autorizados al dominio público hidráulico, se pondrá en conocimiento del organismo de cuenca para la adopción de las medidas que procedan, de acuerdo con la legislación en materia de aguas.
d) En el resto de los supuestos de actividades sujetas a autorización ambiental autonómica, las medidas se adoptarán por el órgano autonómico competente.
En aquellos casos en que exista daño o riesgo grave e inminente para el medio ambiente o la salud de las personas, se podrá ordenar de forma motivada la suspensión inmediata de la actividad o cualquier otra medida cautelar necesaria, indistintamente por el órgano municipal o autonómico competente que tenga conocimiento de los daños o riesgos existentes, debiendo comunicar de inmediato al otro órgano las medidas adoptadas.
La adopción de una medida cautelar no impedirá la adopción de otra u otras que resulten necesarias y que sean compatibles con la anterior, aunque se impongan por un órgano u administración distinta, actuando cada una de ellas en el ámbito de sus competencias.
La suspensión y demás medidas cautelares adoptadas en virtud de este artículo se podrán modificar de forma motivada en función de las circunstancias concurrentes, o levantar cuando cesen las razones que las justificaron y no medien otras que aconsejen su mantenimiento. Si inicialmente no fueron adoptadas, podrán adoptarse en cualquier momento en tanto no se legalice la actividad o se ordene su cese, si aparecen razones que así lo justifiquen.

– Ejecución subsidiaria (art.146)

En caso de incumplimiento voluntario de las órdenes de cese o suspensión de la actividad, o de adopción de medidas cautelares o de restablecimiento de la legalidad ambiental, la Administración podrá ejecutarlas subsidiariamente, a costa del obligado.
El reembolso de los gastos y costes de la ejecución subsidiaria tendrá el carácter de ingreso de Derecho público, y podrá exigirse por la vía de apremio.

– Multas coercitivas (art.147)

Como alternativa a la ejecución subsidiaria prevista en el artículo anterior, se podrán imponer multas coercitivas sucesivas de hasta 3.000 euros cada una, cuyo importe se fijará prudencialmente en función de los valores ambientales afectados y molestias causadas, y del beneficio que pueda representar el mantenimiento de la actividad clandestina o situación ambiental alterada.
El número total de las multas coercitivas que se impongan no podrá exceder de quince, sin que puedan reiterarse por plazos inferiores a un mes.
La imposición de multas coercitivas no impedirá la posterior ejecución subsidiaria, a costa del obligado.
Las multas coercitivas son independientes y compatibles con las que se puedan imponer en concepto de sanción.

– Infracciones (art.151 y 152)

Constituyen infracción muy grave:
– La instalación, montaje, ejercicio o explotación, traslado o modificación sustancial de una actividad o instalación, sin la preceptiva autorización ambiental autonómica o sin licencia de actividad, siempre que se haya producido un daño o deterioro grave para el medio ambiente o se haya puesto en peligro grave la seguridad o salud de las personas.
– La instalación, montaje, ejercicio o explotación, traslado o modificación sustancial de una actividad sin contar con la licencia de actividad, en el caso de actividades sujetas a calificación ambiental.
Constituyen infracción grave:
a) La instalación, montaje, ejercicio o explotación, traslado o modificación sustancial de una actividad o instalación, sin la preceptiva autorización ambiental autonómica o sin licencia de actividad, si no se ha producido un daño o deterioro grave para el medio ambiente ni se ha puesto en peligro grave la seguridad o salud de las personas.

– Sanciones (art.154.4)

a) Las infracciones muy graves, con multa desde 10.001 hasta 100.000 euros.
b) Las infracciones graves, con multa desde 1.001 hasta 10.000 euros.

– Sanciones accesorias (art.157)

Por la comisión de infracciones muy graves:
a) Imposibilidad de obtener, por plazo de hasta cinco años, subvenciones o ayudas públicas en materia de medio ambiente.
b) Pérdida de la condición de Entidad de Control Ambiental, e imposibilidad de obtenerla por plazo máximo de cinco años.
c) Cese de la instalación o actividad, por plazo de dos a cinco años, con revocación de la autorización o licencia y prohibición de obtenerla nuevamente durante el plazo de duración de la sanción.
– Por la comisión de infracciones graves:
a) Imposibilidad de obtener, por plazo de hasta dos años, subvenciones o ayudas públicas en materia de medio ambiente.
b) Pérdida de la condición de Entidad de Control Ambiental, e imposibilidad de obtenerla por plazo máximo de dos años.
c) Cese de la instalación o actividad, por plazo de hasta dos años, con revocación de la autorización o licencia y prohibición de obtenerla nuevamente durante el plazo de duración de la sanción.
ANEXO COMPARATIVO

Comunidad Autónoma Infracción Sanción económica (€)
ANDALUCIA Muy grave (Ley 7/2007) 6.001 a 30.000
Muy grave (Ley 13/1999)
Grave (Ley 13/1999)
30.050,61 a 601.012,10
300,51 a 30.050,61
ARAGON Muy grave (Ley 7/2006)
Grave (Ley 7/2006)
250.001 a 2.500.000
25.001 a 250.000
Muy grave (Ley 11/2005)
Grave (Ley 11/2005)
30.001 a 60.000
601 a 30.000
CANARIAS Muy grave (Ley 7/2011) 15.001 a 30.000
CANTABRIA Muy grave (Ley 17/2006)
Grave (Ley 17/2006)
Hasta 3.000.000
Hasta 300.000
CASTILLA LA MANCHA Muy grave (Ley 7/2011)
Grave (Ley 7/2011)
30.001 a 600.000
301 a 30.000
CASTILLA Y LEON Muy grave (Ley 11/2003)
Grave (Ley 11/2003)
200.001 a 2.000.000
20.001 a 200.000
Muy grave (Ley 7/2006)
Grave (Ley 7/2006)
30.001 a 600.000
601 a 30.000
CATALUÑA Muy grave (Ley 11/2009) 15.001 a 150.000
COMUNIDAD DE MADRID Grave (Ley 2/2002) 60.001 a 240.405
Muy grave (Ley 17/1997) 30.051 a 300.506
COMUNIDAD VALENCIANA Muy grave (Ley 2/2006
Grave (Ley 2/2006
50.001 a 300.000
2.001 a 50.000
Muy grave (Ley 14/2010
Grave (Ley 14/2010
30.001 a 60.000
601 a 30.000
EXTREMADURA Grave (Ley 5/2010) 20.001 a 200.000
GALICIA Muy grave (Ley 1/1995)
Grave (Ley 1/1995)
60.101,22 a 300.506,05
6.010,12 a 60.1001,21
ISLAS BALEARES Grave (Ley 16/2006) 6.001 a 60.000
LA RIOJA Muy grave (Ley 5/2002)
Grave (Ley 5/2002)
50.001 a 300.000
2.001 a 50.000
Muy grave (Ley 4/2000)
Grave (Ley 4/2000)
30.050,611 a 601.012,204
601.018 a 30.050,605
NAVARRA Grave (Ley Foral 4/2005 Hasta 200.000
Muy grave (Ley Foral 2/1989)
Grave (Ley Foral 2/1989)
Hasta 60.101,21
Hasta 6.010.12
PRINCIPADO DE ASTURIAS Muy grave (Ley 8/2002)
Grave (Ley 8/2002)
6.010,20 a 60.101,21
601,02 a 6.010,12
REGION DE MURCIA Muy grave (Ley 4/2009)
Grave (Ley 4/2009)
10.001 a 100.000
1.001 a 10.000

Como dato común a la graduación de las sanciones, el mismo acto (ejercer una actividad sin licencia) en función de que se ponga en peligro o no la seguridad y salud de las personas servirá para que la conducta sea tipificada como infracción muy grave o grave, según se constata en la exposición realizada anteriormente sobre el Derecho comparado de las distintas Comunidades Autónomas.
Sobre este particular, hay que hacer una crítica al modo en el que se tipifica y sanciona el ejercicio de actividad sin licencia, en el sentido de que el legislador debería de tratar el mismo de forma independiente al régimen sancionador stricto sensu, teniendo en cuenta que en sí mismo el ejercicio de una actividad sin licencia no es infracción.
Además, los cambios legislativos producidos recientemente, como consecuencia de la Directiva 2006/123/CE han de provocar necesariamente en el legislador una acomodación a la nueva situación normativa, pasando a un segundo plano el ejercicio de la actividad sin licencia, tomando fuerza la no comunicación y presentación de declaración responsable ante el Ayuntamiento, en el caso de actividades no sujetas a procedimiento ambiental alguno, así como la inclusión expresa como infracción administrativa de la realización de actividades sujetas a control ambiental sin la obtención de la calificación ambiental previa.

NOTAS:

(1) En el ámbito del derecho urbanístico, el art.17.2 de Reglamento de Disciplina Urbanística de Andalucía aprobado por Decreto 60/2010, de 16 de marzo, en un sentido parecido dice que «No implicará la concesión de licencia el pago de tasas o tributos o la tolerancia municipal, conceptuándose las actuaciones realizadas sin licencia como clandestinas e ilegales, no legitimadas por el transcurso del tiempo, pudiéndose acordar la paralización o cese de la actuación por la autoridad municipal». Se pone de manifiesto una correlación entre el ejercicio de una actividad sin licencia y la realización de obras sin licencia, con la salvedad de que mientras la primera no prescribe, la segunda si lo hace por el transcurso del tiempo.
(2) El RAMINP ha sido derogado, con efecto 17 de noviembre de 2007, por la L 34/2007, de Calidad del Aire y Protección de la Atmósfera, sin perjuicio de permanecer vigente en las Comunidades y Ciudades Autónomas sin normativa propia, en tanto no se apruebe. No obstante, los criterios jurisprudenciales relativos al mismo siguen teniendo validez, adecuados en su caso a las normas autonómicas.
Algunas de ellas han desplazado expresamente esta disposición: es el caso del D Galicia 133/2008, de la L C.Valenciana 2/2006 disp.final.4ª modif L C.Valenciana 16/008, de la L Castilla y León 11/2003 disp.derog.única modif L Castilla y León 10/2009, o de L Extremadura 5/2010, disp.adic.3ª.

Imprimir

Envíe su comentario:

(los campos con asteriscos son obligatorios)

Acepto las condiciones legales

  1. Juan Lopez:

    Excelente trabajo

  2. Miguel:

    Doctrina

  3. paloma:

    soy amiga de los propietarios de un club de padel en alicante, y se que hay muchos clubes de padel que están abiertos sin licencia de actividades, no son denunciados por el resto de clubes porque no se puede hacer denuncias anónimas… pero ellos no han tenido que pagar muchas de las cosas necesarias para la apertura del negocio(contraincendios) y repercute en las bajadas exageradas de los precios de estos y la clara competencia que ellos les hacen gracias a sus ilegalidades.
    Que pueden hacer en este caso?

Por teléfono

Lo más rápido es llamarnos al 902 44 33 55, te atenderemos de 8:30h a 20:00h de Lunes a Viernes.

Envío gratis

Envío gratuito a partir de 30€ (excepto Canarias, Ceuta y Melilla).

Devoluciones

Hasta dos meses desde que recibes el pedido para devolver la compra si no has quedado satisfecho (excepto Producto Electrónico que son 15 días).