Actualidad jurídica Suscríbase vía email

Trabajador que tras despido nulo percibe los salarios de tramitación consignados por el mismo período en que percibió desempleo

La cuestión que ha de resolverse consiste en determinar, en los supuestos de despido declarado nulo, cómo se ha de llevar a cabo y por quién la compensación entre los salarios de tramitación cobrados en su integridad por el trabajador al dar el Juzgado destino legal a la consignación para recurrir que efectuara en su día la empresa, y las prestaciones por desempleo, percibidos también por el trabajador desde el día siguiente a la fecha del despido.
La sentencia recurrida, ratificando la decisión de instancia, entendió que en ese supuesto específico, era la empresa la que debería proceder a ingresar en el SEPE la cantidad que el trabajador había percibido por desempleo, a pesar de que también éste había percibido en su integridad el importe de los salarios de tramitación derivados de la declaración de nulidad del despido.
La LGSS art.209.5.b, dice lo siguiente: “b) Cuando, como consecuencia de la reclamación o el recurso se produzca la readmisión del trabajador, mediante conciliación o sentencia firme, … las cantidades percibidas por éste en concepto de prestaciones por desempleo se considerarán indebidas por causa no imputable al trabajador. En tal caso, la Entidad Gestora cesará en el abono de las prestaciones por desempleo y reclamará a la TGSS las cotizaciones efectuadas durante la percepción de las prestaciones. El empresario deberá ingresar a la Entidad Gestora las cantidades percibidas por el trabajador, deduciéndolas de los salarios dejados de percibir que hubieran correspondido, con el límite de la suma de tales salarios. … se aplicará lo establecido … respecto al reintegro de prestaciones de cuyo pago sea directamente responsable el empresario, así como de la reclamación al trabajador si la cuantía de la prestación hubiera superado la del salario…”.
Así pues, en el caso presente, nos encontramos ante un despido nulo, con obligación empresarial de readmisión, y en el que se han percibido por la trabajadora las prestaciones por desempleo y salarios de tramitación. A causa de la incompatibilidad entre ambas percepciones se dice que las prestaciones por desempleo cobradas se consideran indebidas por causa no imputable al trabajador, y, precisamente por ello, se impone a la empresa obligada al pago de salarios de tramitación, ingresando a la Entidad Gestora las cantidades percibidas por el trabajador y deduciéndolas de los salarios dejados de percibir que hubieran correspondido, con el límite de esa suma. Es decir, la obligación empresarial de abono de las prestaciones se ha de llevar a cabo de una manera determinada, deduciéndolas de los salarios, de manera que si la empresa no puede llevar a cabo esa forma de devolución, puesto que fue el Juzgado el que procedió a la entrega directa de la cantidad consignada como salarios de tramitación, la devolución de las prestaciones no podía llevarse a cabo en la forma prevista en la norma, lo que conduce a entender que es la trabajadora y no la empleadora la que en este caso debe proceder a la devolución de las prestaciones indebidamente percibidas, en lugar de obligar a la empresa a que lo haga y después reclame frente a la trabajadora.
Distinto es el caso en el que la empresa procedió al abono de los salarios de tramitación, sin que hubiera existido consignación del importe de aquéllos ante el Juzgado y éste hubiera dado el destino correspondiente a los mismos, razón por la que en absoluto se vio impedida de llevar a cabo la compensación o deducción.

Imprimir

Envíe su comentario:

(los campos con asteriscos son obligatorios)

Acepto las condiciones legales

Atención al cliente

Si tienes dudas ponte en contacto con nosotros a través de clientes@lefebvreelderecho.com o llamando al 91 210 80 00 o 902 44 33 55.

Por teléfono

Lo más rápido es llamarnos al 91 210 80 00 o 902 44 33 55, te atenderemos de 8:30h a 20:00h de Lunes a Viernes.

Envío gratis

Envío gratuito a partir de 30€ (excepto Canarias, Ceuta y Melilla).

Devoluciones

Hasta dos meses desde que recibes el pedido para devolver la compra si no has quedado satisfecho (excepto Producto Electrónico que son 15 días).