Actualidad jurídica Suscríbase vía email

Un trabajador de una estación de servicio es despedido tras finalizar el contrato de arrendamiento de industria existente entre la sociedad para la que trabaja y Repsol. La empresa para la que él trabajaba comunicó a Repsol que, al no renovarse ni prorrogarse el contrato de arrendamiento, se veía obligada a cerrar la explotación y al cese de la actividad. Asimismo comunicó al trabajador el despido por causas objetivas de origen económico.
La sentencia recurrida, revocando la de instancia, declaró la improcedencia del despido y condenó solidariamente a ambas mercantiles. El TS confirma la sentencia asumiendo los argumentos del TSJ que fundamentan la condena a REPSOL en que en estos supuestos en los que se produce la terminación o resolución de un arrendamiento de industria, el titular dominical o arrendador queda constituido en patronal al terminar la relación arrendaticia, subrogándose en la posición del arrendatario y asumiendo la titularidad de la empresa con continuación de los contratos de trabajo, al concurrir todos los elementos para que opere la transmisión de empresas (ET art.44).

Imprimir

Envíe su comentario:

(los campos con asteriscos son obligatorios)

Acepto las condiciones legales

Atención al cliente

Si tienes dudas ponte en contacto con nosotros a través de clientes@lefebvreelderecho.com o llamando al 91 210 80 00 o 902 44 33 55.

Por teléfono

Lo más rápido es llamarnos al 91 210 80 00 o 902 44 33 55, te atenderemos de 8:30h a 20:00h de Lunes a Viernes.

Envío gratis

Envío gratuito a partir de 30€ (excepto Canarias, Ceuta y Melilla).

Devoluciones

Hasta dos meses desde que recibes el pedido para devolver la compra si no has quedado satisfecho (excepto Producto Electrónico que son 15 días).