Actualidad jurídica Suscríbase vía email

Resolución del contrato por menoscabo de la dignidad al degradar en sus funciones al trabajador

Un trabajador que, con arreglo a su categoría profesional de inspector en una estación de autobuses, se encarga de la expedición de billetes y de la inspección en ruta en horario de mañana y tarde, tomando las decisiones adecuadas para el mejor funcionamiento de la estación supeditándose únicamente a la dirección de la empresa, recibe una carta de la dirección de la empresa por la que pasa a realizar exclusivamente las funciones de expedición de billetes en taquilla, desempeñando otros trabajadores las labores de inspección. Por tal motivo reclama la resolución de su contrato de trabajo al entender que se ha producido una modificación sustancial de las condiciones de trabajo que redundan en menoscabo de su dignidad.
En la instancia se accede a la pretensión del trabajador. La sentencia es recurrida en suplicación por la empresa, que alega que las partes habían pactado la realización de funciones correspondientes a diferentes grupos profesionales y, dentro de un mismo grupo, a dos categorías diferentes por lo que la carta no modifica ninguna circunstancia que el trabajador no hubiera asumido libremente.
Para el Tribunal Superior, la posibilidad de solicitar la resolución se extiende a todas las condiciones laborales siempre que hayan sido sustancialmente modificadas, dependiendo el éxito de la acción resolutoria de la concurrencia de dos requisitos: que se haya producido una modificación sustancial de las condiciones de trabajo de manera unilateral por el empresario y que esta decisión empresarial resulte lesiva para la formación profesional o la dignidad de la persona trabajadora (ET art.50.a) (conviene recordar que la reforma de 2012 suprimió el requisito de que la modificación resultase perjudicial para la formación profesional del trabajador y exigió, a su vez, que la modificación se hubiese adoptado sin respetar el procedimiento estatutario).
La dignidad del trabajador se puede ver vulnerada por actos empresariales cuya finalidad esencial sea la de menoscabar la consideración social o la autoestima del trabajador. También cuando la medida supone un ataque al respeto que el trabajador merece ante sus compañeros de trabajo y ante sus jefes, como persona y como profesional y cuando se prueba el vaciamiento de funciones a la que es sometida. En definitiva se trata de un incumplimiento grave empresarial de parte esencial de lo pactado que frustra sus legítimas aspiraciones o expectativas.
Entiende el Tribunal que en el caso enjuiciado concurren los dos elementos esenciales para el éxito de la pretensión resolutoria ejercitada: incumplimiento contractual grave y culpable por parte del empresario y que tal incumplimiento redunde en perjuicio de la formación profesional o en menoscabo de la dignidad del trabajador. La modificación operada a través de una degradación de funciones redunda en menoscabo de la dignidad del trabajador tanto para sí como en su proyección externa frente a sus compañeros y socialmente, habida cuenta que la degradación se opera en trabajador que ostenta una antigüedad de 41 años en la empresa y que ha gozado de la confianza empresarial.

Imprimir

Envíe su comentario:

(los campos con asteriscos son obligatorios)

Acepto las condiciones legales

Atención al cliente

Si tienes dudas ponte en contacto con nosotros a través de clientes@lefebvreelderecho.com o llamando al 91 210 80 00 o 902 44 33 55.

Por teléfono

Lo más rápido es llamarnos al 91 210 80 00 o 902 44 33 55, te atenderemos de 8:30h a 20:00h de Lunes a Viernes.

Envío gratis

Envío gratuito a partir de 30€ (excepto Canarias, Ceuta y Melilla).

Devoluciones

Hasta dos meses desde que recibes el pedido para devolver la compra si no has quedado satisfecho (excepto Producto Electrónico que son 15 días).