Actualidad jurídica Suscríbase vía email

Reducciones de capital y disolución de sociedades obligatorias

A los solos efectos de la determinación de las pérdidas para la reducción obligatoria de capital de sociedad anónimas y para la disolución de sociedades anónimas y de responsabilidad limitada, y exclusivamente para los dos ejercicios sociales que se cerrasen a partir del 13-12-2008, se estableció que no se computaban las pérdidas por deterioro reconocidas en las cuentas anuales derivadas del inmovilizado material, las inversiones inmobiliarias y las existencias. Esta suspensión del régimen societario aplicable no supuso alteración del correspondiente régimen contable.
Debido a la evolución de la actividad económica internacional, se consideró necesario la renovación, sin solución de continuidad, durante los dos ejercicios sociales que se cerrasen a partir del 1-4-2010, del mencionado régimen excepcional de cómputo de pérdidas a los efectos de la reducción obligatoria de capital y la disolución de sociedades.
Asimismo, entre las medidas adoptadas para el saneamiento del sector financiero, se produjo una nueva renovación, sin solución de continuidad y a todos los efectos legales, durante el ejercicio social que se cerrase a partir del 4-2-2012 del mencionado régimen excepcional.
Para los ejercicios sociales que se cierren en el año 2013 se ha vuelto a renovar el mencionado régimen especial, ampliándolo respecto al cumplimiento del presupuesto objetivo del concurso (L 22/2003 art.2).

Imprimir

Envíe su comentario:

(los campos con asteriscos son obligatorios)

Acepto las condiciones legales

Atención al cliente

Si tienes dudas ponte en contacto con nosotros a través de clientes@lefebvreelderecho.com o llamando al 91 210 80 00 o 902 44 33 55.

Por teléfono

Lo más rápido es llamarnos al 91 210 80 00 o 902 44 33 55, te atenderemos de 8:30h a 20:00h de Lunes a Viernes.

Envío gratis

Envío gratuito a partir de 30€ (excepto Canarias, Ceuta y Melilla).

Devoluciones

Hasta dos meses desde que recibes el pedido para devolver la compra si no has quedado satisfecho (excepto Producto Electrónico que son 15 días).