Actualidad jurídica Suscríbase vía email

Indemnización superior a la tasada por la finalización del contrato para obra o servicio determinado suscrito en el sector privado

Un trabajador suscribe con una empresa de multiservicios un contrato de obra o servicio determinado para la realización de funciones de conserjería, vigilancia y limpieza en una determinada comunidad de propietarios. La comunidad de propietarios decide no renovar el contrato de servicios que le une con la mencionada empresa de multiservicios, optando por otra empresa que no subroga al trabajador, por lo que ésta extingue la relación laboral entre las partes. El trabajador reclama por despido, siendo desestimada íntegramente su pretensión en la instancia.
La sentencia del TSJ considera que la terminación del contrato ha de considerarse ajustada a derecho y, en consecuencia, la validez del contrato por tiempo determinado en su día suscrito. No obstante, se plantea, al amparo de la reciente jurisprudencia comunitaria (TJUE 14-9-16, C-596/14), si le corresponde al trabajador una indemnización superior a la ya recibida.
Antes de entrar en el fondo del asunto, el tribunal despeja algunas cuestiones procedimientales, referentes a si tal solución indemnizatoria altera o no el principio de congruencia. Tras citar algunas resoluciones del TS en las que se argumenta que el reconocimiento del derecho a la indemnización es una consecuencia inherente a la desestimación de las pretensiones de nulidad o improcedencia de la decisión extintiva (por ejemplo, TS 14-10-13, Rec 68/13) y exponer un conjunto de argumentos a favor de la congruencia, concluye que con su decisión no se aprecia una vulneración de la ley (LEC art.218.1) y por, tanto, no puede hablarse de una sentencia incongruente respecto a este punto.
Respecto al fondo de la cuestión, en el marco de la Dir 1999/70/CE, el tribunal establece una indemnización más elevada (de 20 días por año de servicio) a la en su momento entregada por la empleadora y en cuanto que dicha indemnización es una condición de trabajo más. Ello sobre la base de los siguientes argumentos:
1. A diferencia del supuesto analizado por el TJUE en la sentencia mencionada, el caso presente no puede decirse que esté inmerso en la que se conoce como eficacia vertical de la Directiva, al no ser parte una Administración pública. Por el contrario, al ser un pleito entre particulares, debería discutirse sobre la denominada eficacia directa horizontal de la misma pero entiende el tribunal que eso es innecesario, ya que el elemento fundamental es la discriminación constatada por el TJUE entre trabajadores fijos y a su vez frente a los que tienen un contrato de duración determinada. Por tanto, entiende el tribunal que no se puede aplicar una norma interna que merezca ese calificativo tan negativo.
En este orden de cosas, para el TSJ del País Vasco, la Carta de Derechos Fundamentales de la UE art.21, que prohíbe cualquier clase de discriminación y forma parte del derecho originario europeo, es directamente aplicable en un litigio entre particulares, sin olvidar la expresa referencia al principio de no discriminación laboral que incorpora el Acuerdo Marco ( Dir 1999/70/CE cláusula 4ª.1).
2. El hecho de que el contrato objeto de debate lo sea por obra o servicio no es un obstáculo para declarar esa indemnización superior, ya que se trata de un contrato de duración determinada (Dir 1999/70/CE cláusula 3ª.1). El punto de partida (suscripción de un contrato de duración incierta) y el de terminación (decisión de la empleadora basada en que ya no existe causa suficiente para su mantenimiento) son idénticos en este caso y en el resuelto por el TJUE. En ambos casos, se produce una identidad en la objetivación de la causa de extinción del contrato, pudiendo afirmarse que la terminación del contrato de obra o servicio determinado es asimilable a la que se conoce como «causa productiva».
Cierto es que el tipo de contrato que ahora se analiza, a diferencia del tipo de contrato en el asunto resuelto por el TJUE, tiene reconocida legalmente una indemnización al momento de extinguirse (ET art.49.1.c y disp.trans.13ª) pero, con todo, persiste una distinción en el trato a dispensar al trabajador, dado que la diferencia indemnizatoria es sustancial (en el mejor de los casos de 12 días frente a 20 días por año de servicio) y sin una causa que lo justifique, salvo la temporalidad contractual.
En definitiva, siendo la situación laboral del trabajador comparable a la de un trabajador fijo, no existe una justificación objetiva y razonable para que no perciba la misma indemnización que la establecida para un trabajador fijo que fuera despedido por causas objetivas-productivas, ya que la situación extintiva es idéntica.

Imprimir

Envíe su comentario:

(los campos con asteriscos son obligatorios)

Acepto las condiciones legales

Atención al cliente

Si tienes dudas ponte en contacto con nosotros a través de clientes@lefebvreelderecho.com o llamando al 91 210 80 00 o 902 44 33 55.

Por teléfono

Lo más rápido es llamarnos al 91 210 80 00 o 902 44 33 55, te atenderemos de 8:30h a 20:00h de Lunes a Viernes.

Envío gratis

Envío gratuito a partir de 30€ (excepto Canarias, Ceuta y Melilla).

Devoluciones

Hasta dos meses desde que recibes el pedido para devolver la compra si no has quedado satisfecho (excepto Producto Electrónico que son 15 días).