Actualidad jurídica Suscríbase vía email

Indemnización por rescisión de contrato de trabajo de alta dirección

La presente consulta plantea la posibilidad de aplicar la exención establecida para las indemnizaciones por despido (LIRPF art.7.e) a un supuesto de rescisión a un directivo por parte de su empresa de su contrato de alta dirección, teniendo en cuenta la sentencia del TS 22-4-14, EDJ 119441. La exención se aplica a las indemnizaciones por despido o cese del trabajador, en la cuantía establecida con carácter obligatorio en el ET, en su normativa de desarrollo o, en su caso, en la normativa reguladora de la ejecución de sentencias, sin que pueda considerarse como tal la establecida en virtud de convenio, pacto o contrato.
En el caso de los contratos de alta dirección, el RD 1382/1985 art.11.uno señala que, en caso de extinción del contrato de alta dirección por desistimiento del empresario, el alto directivo tendrá derecho a las indemnizaciones pactadas en el contrato y, a falta de pacto, la indemnización será equivalente a siete días del salario en metálico por año de servicio con el límite de seis mensualidades.
En un supuesto de despido en que el contrato de alta dirección decía que la sociedad podía extinguir el mismo por decisión unilateral con un tiempo determinado de preaviso sin derecho a indemnización, la sentencia referida ha interpretado la norma anterior en el sentido de que no es posible pactar que la extinción por desistimiento unilateral del empresario no de derecho a indemnización alguna, no pareciendo lógico interpretar el artículo señalado en el sentido de que el legislador permita un pacto cuyo contenido no se limite a fijar una cuantía diferente a la que señala ese precepto, sino que consista, lisa y llanamente, en eliminar toda indemnización. Si fuera así, el legislador incurriría en una contradicción con lo que él mismo establece en primer lugar y de manera terminante: el alto directivo «tendrá derecho». El Tribunal admite, por tanto, modulaciones varias de ese derecho pero no su completa ablación.
Partiendo de lo señalado en la sentencia, que en su dicción literal permitiría pactar indemnizaciones inferiores a las señaladas por la norma, se plantea su incidencia en el ámbito tributario, y más concretamente en la posibilidad de aplicar la exención a la indemnización percibida en caso de rescisión unitaleral por la empresa del contrato de alta dirección.
Hasta ahora, en los supuestos de despido o cese en el ámbito de la relación laboral especial del personal de alta dirección, la DGT ha venido considerando que, al amparo de la sentencia del TS 21-12-95, EDJ 8312, al no existir ningún límite, ni mínimo ni máximo, de carácter obligatorio respecto a las indemnizaciones del personal de alta dirección, tales indemnizaciones por despido o cese están plenamente sometidas al IRPF y a su sistema de retenciones a cuenta, y la sentencia señalada en primer lugar no desvirtúa el carácter subsidiario que, a falta de pacto, tiene la indemnización que señala el RD 1382/1985 art.11.uno, la cual sigue sin tener carácter obligatorio, por lo que, desde esta perspectiva, la DGT mantiene su criterio de somentimiento pleno al IRPF de la citada indemnización.

Imprimir

Envíe su comentario:

(los campos con asteriscos son obligatorios)

Acepto las condiciones legales

Atención al cliente

Si tienes dudas ponte en contacto con nosotros a través de clientes@lefebvreelderecho.com o llamando al 91 210 80 00 o 902 44 33 55.

Por teléfono

Lo más rápido es llamarnos al 91 210 80 00 o 902 44 33 55, te atenderemos de 8:30h a 20:00h de Lunes a Viernes.

Envío gratis

Envío gratuito a partir de 30€ (excepto Canarias, Ceuta y Melilla).

Devoluciones

Hasta dos meses desde que recibes el pedido para devolver la compra si no has quedado satisfecho (excepto Producto Electrónico que son 15 días).