Actualidad jurídica Suscríbase vía email

Gestión urbanística: gerencias y consorcios

En la gestión urbanística las gerencias urbanísticas, constituidas por las Administraciones públicas, pueden tener por objeto la realización de actividades, generales o específicas, en materia de urbanismo en todo el ámbito territorial que sean competencia de la Administración correspondiente, o en áreas territoriales determinadas del mismo. En su creación y regulación han de cumplirse las previsiones establecidas por la legislación aplicable a la Administración que acuerde su constitución. No obstante, cualquiera que sea la forma adoptada para su constitución, la Administración que las constituya no puede descentralizar, desconcentrar o delegar en ellas funciones de dirección superior y fiscalización de la gestión encomendada.
Los consorcios, constituidos entre Administraciones (habilitadas para suscribir convenios de colaboración con otras Administraciones, organismos de ellas dependientes o entidades por ellas fundadas o controladas; constituir consorcios urbanísticos, y transferir o delegar competencias propias en otras Administraciones, organismos de ellas dependientes o entidades por ellas fundadas o controladas para el desarrollo de la actividad de ejecución –LUA art.90.2.c-), limitan sus funciones y actividades a la esfera de competencias de las Administraciones consorciadas. Su régimen jurídico, si están constituidos por entidades locales, es el previsto en la legislación vigente en esta materia.

Imprimir

Envíe su comentario:

(los campos con asteriscos son obligatorios)

Acepto las condiciones legales

Atención al cliente

Si tienes dudas ponte en contacto con nosotros a través de clientes@lefebvreelderecho.com o llamando al 91 210 80 00 o 902 44 33 55.

Por teléfono

Lo más rápido es llamarnos al 91 210 80 00 o 902 44 33 55, te atenderemos de 8:30h a 20:00h de Lunes a Viernes.

Envío gratis

Envío gratuito a partir de 30€ (excepto Canarias, Ceuta y Melilla).

Devoluciones

Hasta dos meses desde que recibes el pedido para devolver la compra si no has quedado satisfecho (excepto Producto Electrónico que son 15 días).