Actualidad jurídica Suscríbase vía email

Extinción del subsidio de desempleo por percepción de rentas

La beneficiaria del subsidio de desempleo tras la declaración anual que presentó al SEPE de rentas, el 29-4.2010, en la que señalaba no haber percibido rentas desde abril de 2009 superiores, en ningún mes, a 468,000 €/mes para el año 2009 o 478/98 €/mes para el año 2010, en cuyo impreso formalizado se indicaba también que “si por el contrario, en algún mes posterior a abril de 2009 sus rentas han superado el citado importe, deberá acudir a su oficina de empleo para realizar la declaración»; vendió unas acciones el 28-10-2009 por 13.191,90 €, recogiéndolo así en la declaración del IRPF. Tras el oportuno expediente, el SEPE comunicó a la trabajadora la extinción de su subsidio y el requerimiento para la devolución de 7.275, 76 euros por las prestaciones indebidamente percibidas en el periodo 28-10- 2009 a 30-3-2011, como consecuencia de no haber comunicado la referida ganancia patrimonial.
Reiterando doctrina, el TS entiende que se califica como infracción grave no comunicar, salvo causa justificada, las bajas en las prestaciones en el momento en que se produzcan situaciones determinantes de la suspensión o extinción del derecho, o cuando se dejen de reunir los requisitos para el derecho a su percepción (RDLeg 5/2000 art.25). Así, la suspensión del subsidio -que no la extinción- por la percepción de rentas incompatibles con la percepción de aquél únicamente procede en aquellos casos en los que el perceptor del subsidio sí hubiese comunicado a la Entidad Gestora la concurrencia de esos devengos, pero no en los supuestos en que haya concurrido ocultación de los incrementos de rentas, pues sostener lo contrario equivaldría a justificar que en realidad no existiría diferencia alguna entre dos perceptores del subsidio cuando uno de ellos hubiere cumplido con la obligación de declarar aquellos ingresos y otro no lo hubiese hecho, pues en ambos casos únicamente se produciría la suspensión del derecho como resultado final.
Se alcanza la conclusión de que la consecuencia jurídica de esas situaciones en las que no hubo comunicación del ingreso en el patrimonio del beneficiario, ha de ser la de extinción del subsidio y no la suspensión imputable al mes en el que se ha producido el devengo, para aquellos casos en los que sí se hubiese puesto en conocimiento de la Gestora la existencia de tales ingresos, lo que a su vez exige la devolución de lo indebidamente percibido.

Imprimir

Envíe su comentario:

(los campos con asteriscos son obligatorios)

Acepto las condiciones legales

Atención al cliente

Si tienes dudas ponte en contacto con nosotros a través de clientes@lefebvreelderecho.com o llamando al 91 210 80 00 o 902 44 33 55.

Por teléfono

Lo más rápido es llamarnos al 91 210 80 00 o 902 44 33 55, te atenderemos de 8:30h a 20:00h de Lunes a Viernes.

Envío gratis

Envío gratuito a partir de 30€ (excepto Canarias, Ceuta y Melilla).

Devoluciones

Hasta dos meses desde que recibes el pedido para devolver la compra si no has quedado satisfecho (excepto Producto Electrónico que son 15 días).