Actualidad jurídica Suscríbase vía email

Exención en el IAE por inicio de actividad económica

La cuestión objeto de controversia es la aplicación de la exención en el pago del IAE por el inicio de una actividad económica (LHL art.82.1.b) a una entidad que forma parte de un grupo empresarial en el que otra de las entidades del mismo ha ejercido la misma actividad con anterioridad.
La recurrente (un organismo autónomo de carácter administrativo de una Diputación provincial) entiende que la pertenencia de la sociedad a un grupo consolidado en el que se ha probado, o no se ha discutido, que la actividad por la que se solicita la exención ya se venia desarrollando por otras sociedades del grupo acredita que no procede la aplicación de la exención por inicio de actividad porque ésta ya se está realizando por el sujeto pasivo, dado que, en definitiva, la pertenencia a un grupo de sociedades no es más que participar o estar participada por una o diversas sociedades, bajo una única voluntad empresarial.
En definitiva, la recurrente considera que la LHL art.82.1.b) establece como supuestos, entre otros, los de fusión, escisión o aportación de ramas de actividad, para considerar que la actividad se ha desarrollado con anterioridad bajo otra titularidad, sin que éstos sean los únicos que deban acreditarse al efecto de considerar no aplicable la exención discutida. Y entre estos supuestos se encuentra el supuesto de pertenencia de una empresa a un grupo de sociedades en el que al menos una de sus integrantes ya ejerció la actividad con anterioridad.
El Tribunal Supremo considera que con la exención en el IAE por inicio de actividad económica, se trata de beneficiar a las empresas que inician su actividad en el ámbito concreto de la actividad económica empresarial respecto de la cual se va a girar el IAE, y ello al margen de que dicha actividad ya se viniera desarrollando con anterioridad por otras empresas, salvo que se acreditara por la Administración, que no es el caso, que dicha actividad ya se venía ejecutando anteriormente por la entidad mercantil solicitante de la exención bajo otra titularidad, circunstancia que, según especifica la propia LHL art.82.1.b, se entiende que concurre, entre otros supuestos, en los casos de fusión, escisión o aportación de ramas de actividad entre las empresas que ya venían desarrollando dicha actividad y la actividad que se realiza ahora por la impugnante.
El Tribunal concluye que no se tendrá derecho a la exención referida únicamente cuando se está ante actividades empresariales que ya se venía desarrollando con anterioridad por otras empresas pero que debido a la fusión, escisión o aportación de ramas de actividad permite presumir que estamos ante una continuidad empresarial en relación con la actividad empresarial que ya se venía ejecutando. Circunstancias estas que no se han acreditado en relación con la entidad solicitante de la exención y las empresas que ya desarrollaban la actividad. El simple hecho de pertenecer a un grupo de sociedades, si no queda acreditada la sucesión en la titularidad o ejercicio de la actividad económica ejercida, no es un obstáculo para gozar de la exención pretendida pues nada impide que un mismo grupo empresarial desarrolle la misma actividad con diversas empresas o marcas que operan en el mercado compitiendo entre sí formando ello parte de la actual estructura empresarial de muchas empresas.
Limitar la aplicación de la exención por inicio de actividad cuando la sociedad pertenezca a un grupo de sociedades resulta inaceptable y vulnera el principio de legalidad. La norma en ningún momento dispone que el inicio de la actividad económica deba determinarse en el seno de un grupo mercantil y, en definitiva, que cuando la entidad forme parte de un grupo mercantil la exención en el IAE sólo resulta de aplicación si la actividad iniciada por el sujeto pasivo no se viene desarrollando o ha sido desarrollada en el pasado por alguna sociedad del referido grupo mercantil. Y máxime teniendo en cuenta que, cuando el legislador ha querido que una exención en el IAE sea interpretada de forma restrictiva considerando el grupo mercantil, expresamente lo ha establecido, tal y como sucede con la exención por importe neto de cifra de negocios (LHL art.82.1.c).
Sólo resulta admisible la citada restricción en aquellos supuestos expresamente regulados en la norma, por aplicación del principio de legalidad. Y la norma al respecto sólo prevé tal restricción cuando la actividad económica se haya desarrollado bajo otra titularidad, circunstancia que ocurre cuando exista una sucesión en la titularidad o ejercicio de la actividad desarrollada por otro sujeto pasivo.
Lo expuesto conduce a desestimar el recurso de casación en interés de la ley y a confirmar el derecho de la entidad solicitante a obtener la exención por inicio de actividad económica.

Imprimir

Envíe su comentario:

(los campos con asteriscos son obligatorios)

Acepto las condiciones legales

Atención al cliente

Si tienes dudas ponte en contacto con nosotros a través de clientes@lefebvreelderecho.com o llamando al 91 210 80 00 o 902 44 33 55.

Por teléfono

Lo más rápido es llamarnos al 91 210 80 00 o 902 44 33 55, te atenderemos de 8:30h a 20:00h de Lunes a Viernes.

Envío gratis

Envío gratuito a partir de 30€ (excepto Canarias, Ceuta y Melilla).

Devoluciones

Hasta dos meses desde que recibes el pedido para devolver la compra si no has quedado satisfecho (excepto Producto Electrónico que son 15 días).