Actualidad jurídica Suscríbase vía email

Distinción entre subvención corriente y subvención de capital

Se cuestiona si una subvención del programa de promoción del empleo autónomo del Gobierno de Aragón, que condiciona su concesión a la realización de unas inversiones en activo fijo, debe considerarse como corriente, y por tanto imputarse íntegramente en el ejercicio de su concesión, o de capital e imputarse de forma proporcional a la amortización, o en el momento de su enajenación o baja.
Analizada la normativa de concesión de la subvención cuestionada, el TEAC llega a la conclusión de que se trata de una subvención de capital en base a los siguientes argumentos:

a) Inicialmente podría parecer que la exigencia de una inversión mínima en inmovilizado es un requisito más para la obtención de la subvención. No obstante, y aunque su importe se establezca en función de circunstancias exclusivamente personales, una de las obligaciones del beneficiario es mantener las inversiones subvencionadas cuyo plan se debe especificar según consta en la memoria del proyecto empresarial que se debe presentar con el modelo de solicitud de la subvención.
b) No puede concluirse que la finalidad de la subvención sea asegurar unos ingresos mínimos durante el inicio de la actividad y puesta en marcha de la iniciativa empresarial o profesional, pues, a diferencia de lo que sucede en la regulación de otras Comunidades Autónomas para este tipo de subvenciones para el fomento del empleo de trabajadores autónomos, en la regulación aragonesa se exige como requisito tanto la realización de determinadas inversiones como su mantenimiento, no limitándose a exigir sólo el mantenimiento de la actividad durante determinado plazo.

Al ser una subvención de capital, se debe imputar en la base imponible según se amorticen las inversiones o los gastos realizados con cargo a las mismas o, si no son susceptibles de amortización, en el ejercicio en que se produzca la enajenación o la baja en el inventario del activo financiado con dicha subvención.

Imprimir

Envíe su comentario:

(los campos con asteriscos son obligatorios)

Acepto las condiciones legales

Atención al cliente

Si tienes dudas ponte en contacto con nosotros a través de clientes@lefebvreelderecho.com o llamando al 91 210 80 00 o 902 44 33 55.

Por teléfono

Lo más rápido es llamarnos al 91 210 80 00 o 902 44 33 55, te atenderemos de 8:30h a 20:00h de Lunes a Viernes.

Envío gratis

Envío gratuito a partir de 30€ (excepto Canarias, Ceuta y Melilla).

Devoluciones

Hasta dos meses desde que recibes el pedido para devolver la compra si no has quedado satisfecho (excepto Producto Electrónico que son 15 días).