Actualidad jurídica Suscríbase vía email

Despidos colectivos que afecten a trabajadores mayores de 50 años en empresas con beneficios

Desde el 12-2-2012 las empresas que realicen despidos colectivos, que incluyan a trabajadores de 50 o más años de edad, deben efectuar una aportación económica al Tesoro Público, siempre que en tales despidos colectivos concurran las siguientes circunstancias:
a) Que sean realizados por empresas de más de 500 trabajadores o por empresas que formen parte de grupos de empresas que empleen a ese número de trabajadores.
b) Que afecten a trabajadores de 50 o más años de edad.
c) Que, aún concurriendo las causas económicas, técnicas, organizativas o de producción que los justifiquen, las empresas o el grupo de empresas del que forme parte hubieran tenido beneficios en los dos ejercicios económicos anteriores a aquél en que el empresario inicia el procedimiento de despido colectivo.
Para el cálculo de la aportación económica, se han de tomar en consideración el importe de las prestaciones y subsidios por desempleo de los trabajadores de 50 o más años de edad afectados por el despido colectivo, incluidas las cotizaciones a la Seguridad Social realizadas por el SEPE de acuerdo con lo establecido a continuación. También se incluyen a los efectos del cálculo de la aportación económica los importes realizados por el SEPE por los referidos conceptos de los trabajadores de 50 o más años cuyos contratos se hayan extinguido por iniciativa de la empresa o empresas del mismo grupo, en virtud de otros motivos no inherentes a la persona del trabajador distintos de los previstos en el ET art.49.1.c) – expiración del tiempo convenido o realización de la obra o servicio-, siempre que dichas extinciones de contratos se hayan producido en los 3 años anteriores o posteriores al inicio del despido colectivo.
No obstante, se excluyen del cálculo de la aportación económica, a petición de la empresa afectada, los importes de prestaciones y subsidios por desempleo de los trabajadores de 50 o más años de edad afectados que hubieran sido objeto de recolocación en la misma empresa, o en otra empresa del grupo del que forme parte, o en cualquier otra empresa, en los 6 meses siguientes a la fecha en que se produzca la extinción de sus contratos de trabajo. En estos casos la empresa debe acreditar estos extremos en el procedimiento.
El importe de la aportación se determina anualmente mediante la aplicación del tipo establecido en el cuadro recogido a continuación sobre cada uno de lo siguientes conceptos:
a) Cuantía total efectivamente abonada por el SEPE por prestaciones por desempleo de nivel contributivo de los trabajadores de 50 o más años afectados por los despidos, generadas total o parcialmente en virtud de las cotizaciones acreditadas en la empresa que promovió su despido.
b) Cuantía total efectivamente abonada por el SEPE por cotizaciones a la Seguridad Social a cargo de la entidad gestora de las prestaciones por desempleo por los trabajadores afectados, durante el periodo de percepción de las mismas.
c) Un canon fijo por cada trabajador que haya agotado la prestación por desempleo de nivel contributivo y que comience a percibir el subsidio por agotamiento de la misma o el de mayores de 52 años. Este canon se calcular mediante la totalización durante un periodo de 6 años de la suma del coste anual del subsidio por desempleo más el de la cotización por jubilación por cuenta de la entidad gestora en el año del agotamiento.
También se hará efectivo el canon fijo por cada trabajador que, no teniendo derecho al cobro de la prestación por desempleo contributiva, acceda directamente al subsidio por desempleo, como consecuencia de la situación legal de desempleo motivada por el despido.
El tipo aplicable será el fijado por la siguiente escala en función del número de trabajadores de la empresa, del número de trabajadores de 50 o más años de edad afectados por el despido y del porcentaje de los beneficios de la empresa sobre los ingresos:

Tipo aplicable para calcular la aportación económica
Porcentaje de trabajadores afectados de 50 o más años en relación con el número de trabajadores despedidos
Porcentaje de beneficios sobre los ingresos
Número de trabajadores en la empresa
 Más de 2.000
Entre 1.000 y 2000
Entre 501 y 999
Más del 35%
Más del 10%
100%
95%
90%
Menos del 10%
95%
90%
85%
Entre 15% y 35%
Más del 10%
95%
90%
85%
Menos del 10%
90%
85%
80%
Menos del 15%
Más del 10%
75%
70%
65%
Menos del 10%
70%
65%
60%
A estos efectos se han de tener en cuenta las siguientes reglas:
a) El porcentaje de trabajadores afectados de 50 o más años sobre el total de trabajadores despedidos se ha de calcular año a año, dentro del periodo previsto para la realización de los despidos comunicado a la autoridad laboral tras la finalización del periodo de consultas, teniendo en cuenta el número total de ambos colectivos que ha sido objeto de despido hasta el año en que se efectúa el cálculo.
b) Los beneficios de la empresa o grupo de empresas se cuantifican en función del porcentaje medio de los mismos respecto de los ingresos obtenidos en los dos ejercicios inmediatamente anteriores a aquel en que el empresario comunique a la autoridad laboral la apertura del periodo de consultas que debe preceder el despido colectivo.
c) El número de trabajadores de la empresa o grupo de empresas se ha de calcular según los que se encuentren en alta en la empresa o grupo de empresas en el momento de comunicar a la autoridad laboral la apertura del periodo de consultas que precede al despido colectivo, con independencia de que trabajen a jornada completa o a tiempo parcial.
Queda pendiente de desarrollo reglamentario el procedimiento para la liquidación y pago de la aportación económica.
Cuando el despido colectivo implique la cesación total de la actividad de la empresa en el territorio español, se pueden adoptar las medidas cautelares oportunas para asegurar el cobro de la deuda correspondiente a la aportación económica, aún cuando esta no haya sido objeto de cuantificación y liquidación con carácter previo.
Al menos el 50% de las cantidades recaudadas en el ejercicio inmediatamente anterior se han de consignar en el presupuesto inicial del SEPE con la finalidad de financiar acciones y medidas de reinserción laboral específicas para el colectivo de los trabajadores de 50 o más años que se encontraran en situación legal de desempleo, para lo cual en el presupuesto del SEPE deben constar créditos destinados a financiar este tipo de acciones y medidas.
Las empresas que hayan realizado despidos colectivos ya autorizados por la autoridad laboral antes del 11-2-2012, únicamente deben efectuar las aportaciones económicas cuando las resoluciones que hayan autorizado las extinciones afecten, al menos, a 100 trabajadores.

Imprimir

Envíe su comentario:

(los campos con asteriscos son obligatorios)

Acepto las condiciones legales

Por teléfono

Lo más rápido es llamarnos al 902 44 33 55, te atenderemos de 8:30h a 20:00h de Lunes a Viernes.

Envío gratis

Envío gratuito a partir de 30€ (excepto Canarias, Ceuta y Melilla).

Devoluciones

Hasta dos meses desde que recibes el pedido para devolver la compra si no has quedado satisfecho (excepto Producto Electrónico que son 15 días).