Actualidad jurídica Suscríbase vía email

Despido nulo e imposibilidad de readmisión por cese de actividad en la empresa

Durante la baja de maternidad una trabajadora sufre un despido objetivo por causas económicas. Quince días después de la notificación del despido la empresa se dio de baja y desapareció. La sentencia de instancia declara el despido nulo, extingue la relación laboral por imposible readmisión, impone el abono de la indemnización hasta ese momento por no condena a la empresa a abonar salarios de tramitación.
La trabajadora disconforme recurre en suplicación señalando que no cabe aplicar a un despido nulo analógicamente el régimen del despido improcedente LRJS art.110.1.b). En la regulación material y procesal del despido nulo se prevé el abono de los salarios de tramitación (ET art.55.6; LRJS art.113). Sin que sea posible realizar una interpretación limitativa de tal derecho cuando la empleadora que realizó un despido nulo no pudiera readmitir por cese en la actividad o cierre. De hecho si no se hubieran acordado los trámites para evitar un incidente de no readmisión en trámite de ejecución, el mismo se hubiera llevado a cabo, se hubiera dictado auto resolutorio calculando indemnización y salarios a la fecha de dicho auto. El adelanto beneficia fundamentalmente al empresario pero no puede mermar derechos reconocidos en la LRJS art.286, asegurándose así el abono de salarios de tramitación en todo caso.

NOTA
En el mismo sentido ya se había pronunciado esta misma sala (TSJ Sevilla 29-10-15, Rec 2651/14).

Imprimir

Envíe su comentario:

(los campos con asteriscos son obligatorios)

Acepto las condiciones legales

Atención al cliente

Si tienes dudas ponte en contacto con nosotros a través de clientes@lefebvreelderecho.com o llamando al 91 210 80 00 o 902 44 33 55.

Por teléfono

Lo más rápido es llamarnos al 91 210 80 00 o 902 44 33 55, te atenderemos de 8:30h a 20:00h de Lunes a Viernes.

Envío gratis

Envío gratuito a partir de 30€ (excepto Canarias, Ceuta y Melilla).

Devoluciones

Hasta dos meses desde que recibes el pedido para devolver la compra si no has quedado satisfecho (excepto Producto Electrónico que son 15 días).