Actualidad jurídica Suscríbase vía email

Derechos recibidos en pago de un dividendo

El tratamiento contable que merecen los derechos preferentes de asignación gratuita (DPA) recibidos en concepto de pago de dividendo difiere según el sistema de entrega utilizado por la sociedad de la que posee las acciones (la cual ampliará capital con cargo a reservas o beneficios):
a) Recibiendo nuevas acciones totalmente liberadas;
b) Enajenando los DPA recibidos en el mercado secundario; o
c) Vendiéndolos a la propia sociedad emisora, que abona el importe de la venta con la correspondiente retención fiscal.
Contabilización
A este respecto, el PGC NRV 9ª.2.8, en relación con los dividendos desde la perspectiva del inversor, establece lo siguiente:
– Los dividendos de activos financieros devengados con posterioridad al momento de la adquisición se reconocerán, cuando se declare el derecho del socio a recibirlo, como ingreso en la cuenta de pérdidas y ganancias.
– En la valoración inicial de los instrumentos de patrimonio se registrarán de forma independiente atendiendo a su vencimiento, es decir, separada de la cuenta de activo que recoja las acciones, el importe de los dividendos ya acordados por el órgano competente en el momento de la adquisición.
– Si posteriormente a la adquisición de las acciones, los dividendos distribuidos proceden inequívocamente de resultados generados con anterioridad a la fecha de adquisición, porque se hayan repartido importes superiores a los beneficios generados por la participada desde la adquisición, no se reconocerán como ingresos, y minorarán el valor contable de la inversión.
El ICAC núm 2, BOICAC núm 47, en relación con el tratamiento contable derivado de unos dividendos percibidos mediante acciones emitidas por la misma sociedad que reparte el dividendo, en términos similares, se plantea el reparto de dividendos no monetarios, esto es, en lugar de resarcir al accionista en metálico, se le entregan acciones totalmente liberadas, con lo que el inversor recibe nuevos títulos sin tener que realizar desembolso alguno. El ICAC considera que para la entidad perceptora del dividendo resulta aplicable lo establecido por el ICAC consulta núm 1, BOICAC núm. 9 , mientras que para la sociedad emisora de las acciones tendrá la consideración de una distribución de fondos propios similar a las ampliaciones de capital liberadas con cargo a reservas o beneficios.
De esta forma el reflejo contable sería:
1) Sociedad inversora o perceptora del dividendo: deberá recoger un ingreso por el dividendo, aunque no sea en metálico, por el valor del derecho de suscripción que, al tratarse de acciones totalmente liberadas, se ha de denominar “derecho de asignación gratuita”. El tratamiento contable dependerá de los derechos que confieran las nuevas acciones recibidas:
– Si dichos derechos son iguales que los correspondientes a las acciones antiguas, el valor de la cartera en su conjunto no se verá alterado, siendo valorados ambos tipos de títulos por el coste medio ponderado de la cartera.
– Si estos derechos no son iguales como los de las antiguas, se estimará el coste del derecho y se segregará del valor de las acciones antiguas, de tal forma que las nuevas acciones quedarán valoradas por el importe total de los derechos segregados.
Aunque desde una perspectiva económica parece que se trata de una operación que en su conjunto es muy similar a una ampliación de capital liberada (ampliación de capital con cargo a reservas o beneficios), no obstante, opera un aspecto jurídico, que ha sido asumido por la norma contable como el elemento determinante para considerar el devengo económico del ingreso por dividendos, que sería el acuerdo del órgano societario correspondiente. El tema consiste, por tanto, en analizar si cuando este acuerdo se toma, debe considerarse o no que los efectos contables deben ser los mismos que los indicados para las ampliaciones de capital con acciones liberadas o, por el contrario, prima el hecho de considerar el dividendo devengado y por tanto un ingreso en el inversor.
2) Sociedad emisora: deberá contabilizar una ampliación de capital mediante emisión de nuevas acciones con cargo a reservas o beneficios.
En la presente Consulta la novedad radica en el hecho de que, con el objetivo de mejorar su política de retribución al accionista, la sociedad que reparte el dividendo ofrece tres alternativas al inversor que podría agruparse en dos:
a) Recibir acciones liberadas: en este caso el criterio aplicable será el recogido en la ICAC Consulta núm 2, BOICAC núm 47.
b) Recibir efectivo, bien de un tercero, si el inversor decide enajenar el derecho en el mercado, o bien directamente de la propia empresa, en cuyo caso el inversor reconocerá un derecho de cobro y el correspondiente ingreso cuando haya manifestado dicha opción a la empresa. Además, si se decide enajenar el derecho de asignación gratuita, según el fondo económico de la operación, no parece la cesión de un derecho de cobro previamente reconocido, por lo que el adecuado tratamiento contable será el de la baja de un activo financiero cuyo coste será preciso identificar.
Para ello, con base en el PGC NRV 9ª.2.6.2, en relación con los activos financieros mantenidos para la venta, en el caso de venta de derechos preferentes de suscripción y similares o segregación de los mismos para ejercitarlos, el importe de los derechos disminuirá el valor contable de los respectivos activos. Dicho importe corresponderá al valor razonable o al coste de los derechos, de forma consistente con la valoración de los activos financieros asociados, y se determinará aplicando alguna fórmula valorativa de general aceptación. Por lo que afecta a las inversiones en el patrimonio de empresas del grupo, multigrupo y asociadas, el PGC NRV 9ª.2.5.2 lo regula en los mismos términos.
Por último, en el caso de que el inversor tuviese las acciones valoradas a valor razonable, habría que tener en cuenta:
– Si recibe acciones liberadas, lógicamente, tanto las antiguas como las nuevas se reconocerán a valor razonable, circunstancia que originará la correspondiente variación en el resultado del ejercicio (si tuviese la cartera clasificada como “Activos mantenidos para negociar”) o en el patrimonio neto (si tuviese la cartera clasificada como “Activos disponibles para la venta”).
– Si se produce la venta de los derechos en el mercado, en la medida en que el activo que se da de baja ya figura a valor razonable, solo procederá reclasificar a la cuenta de pérdidas y ganancias el resultado de la operación, para lo que será preciso determinar el coste que se da de baja (si las acciones estuviesen clasificadas en la categoría de “Activos financieros disponibles para la venta”).
– Si recibe el efectivo de la propia empresa, se contabilizará el correspondiente ingreso en la cuenta de pérdidas y ganancias, por dicho concepto, y la posterior variación en el valor razonable del activo, en el resultado del ejercicio o en el patrimonio neto de la empresa, en función de la cartera en que estuviese clasificada la inversión.
Aplicación práctica
La empresa ALFA S.A posee 1.000 acciones del capital de BETA S.A., adquiridas el 23-3-2010, al precio de adquisición de 10 euros por acción, que fue el valor inicial por el que fueron registradas. Al cierre de ese año las acciones cotizaban al 120% (valor nominal de 10 euros por acción). Al cierre del año 2011 las acciones cotizaban a 125%. La sociedad BETA en mayo de 2012 decide dar un dividendo a sus accionistas mediante la entrega de acciones totalmente liberadas, para lo cual va a ampliar capital con cargo a reservas en la proporción 1 nueva por 4 antiguas. El accionista de BETA puede optar por recibir las acciones correspondientes, vender su derecho preferente de asignación en el mercado de derechos o vendérselo a la propia sociedad BETA al precio de 1,80 euros por cada derecho. Antes de realizar la ampliación las acciones de BETA cotizan al 125%.
La sociedad ALFA contempla las tres opciones de forma independiente:
a) Suscribir las acciones a las que tiene derecho.
b) Vender su derechos preferente de asignación al precio de 1,60 euros por cada derecho, que es su valor de cotización en mercado.
c) Vendérselos a la propia empresa BETA por 1,80 euros por DPA.
Al cierre del ejercicio 2012, ALFA no ha vendido ningún título de BETA y las acciones cotizan al 120%.
Solución
1) Registro de las operación en las tres alternativas previstas, suponiendo que la empresa ALFA tiene catalogadas las acciones que posee de BETA como “Activo disponible para la venta”.
a) En el caso de que opte por recibir las acciones.
Inicialmente, para segregar los DPA, debe valorarlos, aplicando el valor teórico del derecho:

Valoración del DPA = (12,5 euros – 0 euros) / (1 + 4) = 2,5 euros por derecho

Dado que las acciones son totalmente liberadas, el valor a desembolsar de los títulos es de cero, aunque realmente el valor de emisión sea a la par.
– En mayo de 2012:

Núm Cuenta Debe Haber
540x Derechos preferentes de asignación (1.000 DPA x 2,5 euros por DPA) 2.500
250 Inversiones financieras a largo plazo en instrumentos de patrimonio 2.500

– Al ejercer en mayo de 2012 los DPA y suscribir la sociedad ALFA 250 acciones nuevas:

Núm Cuenta Debe Haber
250 Inversiones financieras a largo plazo en instrumentos de patrimonio 2.500
540x Derechos preferentes de asignación (1.000 DPA x 2,5 euros por DPA) 2.500

– Al cierre del ejercicio (31-12-2012) por la valoración de las acciones a valor razonable:
Valor razonable de las acciones: 1.250 acciones x 12 euros por acción= 15.000 euros
Valor contable de las acciones: [12.500 euros (1.000 acciones x 12,5 euros por acción, siendo este su valor razonable al cierre de 2011) – 2.500 euros (por la segregación de los DPA)] = 10.000 euros

Núm Cuenta Debe Haber
250 Inversiones financieras a largo plazo en instrumentos de patrimonio 5.000
900 Beneficio en activos financieros disponibles para la venta 5.000

Y,

Núm Cuenta Debe Haber
900 Beneficio en activos financieros disponibles para la venta 5.000
133 Ajuste por valoración en activos financieros disponibles para la venta 5.000

b) En el caso de que opte por vender los DPA en el mercado.
– Por la segregación en mayo de 2012 de los DPA:

Núm Cuenta Debe Haber
540x Derechos preferentes de asignación (1.000 DPA x 2,5 euros por DPA) 2.500
250 Inversiones financieras a largo plazo en instrumentos de patrimonio 2.500

– Por la venta en mayo de 2012 en el mercado secundario:

Núm Cuenta Debe Haber
572 Bancos (1.000 DPA x 1,60 euros por DPA) 1.600
666 Pérdidas procedente de valores negociables (1.000 DPA x 0,90 euros por DPA) 900
540x Derechos preferentes de asignación (1.000 DPA x 2,5 euros por DPA) 2.500

Si se produce la venta de los derechos en el mercado, solo procederá reclasificar a la cuenta de pérdidas y ganancias el resultado de la operación por diferencia entre el coste del derecho y su importe de venta.
– Al cierre del ejercicio (31-12-2012) por la valoración de las acciones a valor razonable:
Valor razonable de las acciones: 1.000 acciones x 12 euros por acción= 12.000 euros
Valor contable de las acciones: [12.500 euros (1.000 acciones x 12,5 euros por acción, siendo este su valor razonable al cierre de 2011) – 2.500 euros (por la segregación de los DPA)] = 10.000 euros

Núm Cuenta Debe Haber
250 Inversiones financieras a largo plazo en instrumentos de patrimonio 2.000
900 Beneficio en activos financieros disponibles para la venta 2.000

Y,

Núm Cuenta Debe Haber
900 Beneficio en activos financieros disponibles para la venta 2.000
133 Ajuste por valoración en activos financieros disponibles para la venta 2.000

c) En el caso de que opte por vender los DPA a la empresa BETA.
– Por la venta en mayo de 2012 a la empresa BETA:

Núm Cuenta Debe Haber
572 Bancos [(1.000 DPA x 1,80 euros por DPA) x 85%] 1.530
473 H.P. Retenciones e ingresos a cuenta [(1.000 DPA x 1,80 euros por DPA) x 15%] 270
760 Ingresos de participaciones en instrumentos de patrimonio 1.800

Previamente, en el momento del reconocimiento del derecho, se llevaría a una cuenta de activo, Cuenta 545. «Dividendo a cobrar», hasta su cobro efectivo. Tal y como establece la consulta el importe recibido se registraría como ingreso en la cuenta de pérdidas y ganancias.
– Al cierre del ejercicio (31-12-2012) por la valoración de las acciones a valor razonable:
Valor razonable de las acciones: 1.000 acciones x 12 euros por acción= 12.000 euros
Valor contable de las acciones: 1.000 acciones x 12,5 euros por acción, siendo este a su valor razonable al cierre de 2011 = 12.500 euros

Núm Cuenta Debe Haber
800 Pérdidas en activos financieros disponibles para la venta 500
250 Inversiones a largo plazo en instrumentos de patrimonio 500

Y,

Núm Cuenta Debe Haber
133 Ajuste por valoración en activos financieros disponibles para la venta 500
800 Pérdidas en activos financieros disponibles para la venta 500

2) Registro de las operación de suscripción de nuevas acciones en el caso de que la sociedad tenga los títulos catalogados como activos mantenidos para negociar.
– Por la segregación en mayo de 2012 de los derechos preferentes de suscripción:

Valoración del DPA = (12,5 euros – 0 euros) / (1 + 4) = 2,5 euros por derecho
Núm Cuenta Debe Haber
540x Derechos preferentes de asignación (1.000 DPA x 2,5 euros por DPA) 2.500
540 Inversiones financieras a corto plazo en instrumentos de patrimonio 2.500

Y,

Núm Cuenta Debe Haber
540 Inversiones financieras a corto plazo en instrumentos de patrimonio (250 acciones) 2.500
540x Derechos preferentes de asignación (1.000 DPA x 2,5 euros por DPA) 2.500

– Al cierre del ejercicio (31-12-2012) por la valoración de las acciones a valor razonable:
Valor razonable de las acciones: 1.250 acciones x 12 euros por acción= 15.000 euros
Valor contable de las acciones: [12.500 euros (1.000 acciones x 12,5 euros por acción, siendo este a su valor razonable al cierre de 2011) – 2.500 euros (por la segregación de los DPA)]= 10.000 euros

Núm Cuenta Debe Haber
540 Inversiones a corto plazo en instrumentos de patrimonio 5.000
763 Beneficio por valoración de instrumentos financieros por su valor razonable 5.000

La inversión se registra a corto plazo suponiendo que la sociedad ALFA, al igual que con el resto de la cartera que posee de BETA, tiene como intención su venta en el corto plazo.

Imprimir

Envíe su comentario:

(los campos con asteriscos son obligatorios)

Acepto las condiciones legales

Atención al cliente

Si tienes dudas ponte en contacto con nosotros a través de clientes@lefebvreelderecho.com o llamando al 91 210 80 00 o 902 44 33 55.

Por teléfono

Lo más rápido es llamarnos al 91 210 80 00 o 902 44 33 55, te atenderemos de 8:30h a 20:00h de Lunes a Viernes.

Envío gratis

Envío gratuito a partir de 30€ (excepto Canarias, Ceuta y Melilla).

Devoluciones

Hasta dos meses desde que recibes el pedido para devolver la compra si no has quedado satisfecho (excepto Producto Electrónico que son 15 días).