Actualidad jurídica Suscríbase vía email

Conversación de contenido laboral grabada con otra persona: secreto de las comunicaciones y derecho a la intimidad

Atenta contra el derecho al secreto de las comunicaciones la grabación de conversaciones ajenas, pues desde la constitución se garantiza la impenetrabilidad por terceros -públicos o privados- ajenos a la comunicación (Const art.18.3; TCo 114/1984). Sin embargo, sí es posible que una empleada grabe en la vía pública una conversación propia, esto es, en la que participa, cuando se demuestra que su contenido no versa sobre la vida íntima de la persona grabada sino que se refiere a un tema laboral, que no supone vulneración del derecho a la intimidad. No supone una intromisión ilegítima en el derecho a la intimidad del representante de la empresa que la trabajadora le grabase entregándole la carta de despido y pidiéndole que se vaya, pues no se refiere la grabación a un ámbito propio o reservado (Const art.10.1, 18.1; 170/2013; 114/1984).
En suma, quien graba una conversación de otros atenta, independientemente de otra consideración, contra el secreto de las comunicaciones pero quien graba una conversación que mantiene con otro no vulnera el derecho anterior pero sí puede atentar contra el derecho a la intimidadsi el contenido se refiere a un ámbito propio reservado de la vida íntima del grabado, también en el marco de la relación laboral (TCo 12/2012 y 98/2000).

Imprimir

Envíe su comentario:

(los campos con asteriscos son obligatorios)

Acepto las condiciones legales

Atención al cliente

Si tienes dudas ponte en contacto con nosotros a través de clientes@lefebvreelderecho.com o llamando al 91 210 80 00 o 902 44 33 55.

Por teléfono

Lo más rápido es llamarnos al 91 210 80 00 o 902 44 33 55, te atenderemos de 8:30h a 20:00h de Lunes a Viernes.

Envío gratis

Envío gratuito a partir de 30€ (excepto Canarias, Ceuta y Melilla).

Devoluciones

Hasta dos meses desde que recibes el pedido para devolver la compra si no has quedado satisfecho (excepto Producto Electrónico que son 15 días).