Actualidad jurídica Suscríbase vía email

Contrato de suministro bajo la modalidad “just in time” (justo a tiempo)

Las partes, mediante acuerdo verbal, iniciaron una relación contractual de suministro con carácter indefinido desde 1990. En dicha relación contractual, la empresa suministradora fue proveedora única sin existencia de acuerdo de exclusividad.
Se plantea, como cuestión de fondo, el análisis de la atipicidad del denominado acuerdo just in time y su alcance en un contrato de suministro continuado de mecanizado, de fabricación y comercialización, para determinar si, tras la resolución del contrato, la retirada y pago del stock existente en las instalaciones del suministrador constituye una obligación esencial o natural de esta modalidad de contrato de suministro, sujeta a una pretensión de cumplimiento, o si por el contrario debe ser expresamente pactada por las partes, pudiendo ser acordada en sede judicial sólo a falta de dicho pacto y como una pretensión de resarcimiento de daños y perjuicios.
El TS ha establecido en relación a la atipicidad contractual y disciplina normativa (entre otras, TS 24-10-14, EDJ 205074; 18-11-14, EDJ 269284), que el contrato de suministro just in time se caracteriza por ser una modalidad funcionalmente vinculada al sistema de fabricación y comercialización del producto, de forma que el suministrador asume la obligación de entregar bienes y, en ocasiones, realizar servicios conexos, conforme a la solicitud del suministrado en un plazo breve de tiempo establecido por el contrato o por los usos mercantiles del sector.
Para cumplir con esa obligación, es necesario que el suministrador mantenga un stock de productos terminados y materias primas suficientes para hacer frente a una solicitud razonable de productos. En el presente caso, el informe pericial indicaba que el stock existente correspondería a un período máximo de un mes y medio, o como mucho de tres meses, con entregas muy breves, inclusive de un día para otro. Desde esta perspectiva, el acuerdo just in time implica necesariamente que el suministrador tenga asegurada la disponibilidad de dicho stock y soporte los costes derivados del mismo, lo que constituye una obligación natural de este contrato atípico.
En cuanto a la cuestión sobre cuando surge la obligación de comprar el stock al suministrador con ocasión de la resolución o extinción del contrato, a falta de pacto al respecto (supuesto del presente caso), su determinación debe hacerse en el seno de la integración del contrato con arreglo al principio de buena fe y atendiendo las circunstancias del caso. En este sentido, abunda la valoración de las circunstancias del caso, tales como la larga duración del contrato de suministro que bajo esta modalidad vinculaba a las partes (25 años); la situación de dependencia en la que estaba incursa la empresa suministradora, sin que la suministrada, dada la duración indefinida de la relación negocial, efectuarse un preaviso razonable acerca de la próxima extinción del contrato; o también, que la suministradora fabricaba el suministro directamente, sin recurso a otras filiales o a la compra a terceros, así como el hecho de que dicho suministro sólo podría ser utilizado por la suministrada sin posibilidad de venta a otras empresas.

Imprimir

Envíe su comentario:

(los campos con asteriscos son obligatorios)

Acepto las condiciones legales

Atención al cliente

Si tienes dudas ponte en contacto con nosotros a través de clientes@lefebvreelderecho.com o llamando al 91 210 80 00 o 902 44 33 55.

Por teléfono

Lo más rápido es llamarnos al 91 210 80 00 o 902 44 33 55, te atenderemos de 8:30h a 20:00h de Lunes a Viernes.

Envío gratis

Envío gratuito a partir de 30€ (excepto Canarias, Ceuta y Melilla).

Devoluciones

Hasta dos meses desde que recibes el pedido para devolver la compra si no has quedado satisfecho (excepto Producto Electrónico que son 15 días).