Actualidad jurídica Suscríbase vía email

Complemento empresarial a la pensión parcial abonada por el INSS

Un CCol establecía a favor del jubilado parcial que acreditaba 15 años de trabajo en el ayuntamiento empleador, el abono de un complemento por la diferencia entre la pensión reconocida por el INSS y el “salario real” que viniera percibiendo dicho trabajador. El ayuntamiento satisfizo la diferencia respecto del salario neto mientras que el trabajador defendió que debía considerarse el salario bruto que percibía antes de acceder a la jubilación parcial, esto es, antes de practicarse las deducciones correspondientes a las cargas fiscales y de Seguridad Social. Su demanda de reclamación de cantidad fue estimada en instancia, en suplicación y también confirmada por el TS de acuerdo con los siguientes argumentos.
1. Recuerda que el primer canon hermenéutico en la exégesis del CCol es el sentido propio de sus palabras -la literalidad de sus cláusulas (CC art. 3.1 y 1281; TS 15-4-10, Rec 52/09). No obstante, también hay que combinar los criterios de orden lógico, finalístico, gramatical e histórico, junto con el principal de atender a la intención de los contratantes, pues la prevalencia del componente gramatical, en tanto que expresivo -en principio- de la voluntad de las partes, ha de ceder ante interpretaciones lógicas que pongan de manifiesto la discordancia entre la literalidad y la presumible voluntad de los pactantes (TS 27-1-09, Rec 2407/07).
2. Si se atiende al canon literal el salario real es aquel que tiene a su favor el trabajador ya que lo “real”, no es lo que en mano se le entrega, sino lo que tiene derecho a percibir, que es el salario que le corresponde y del que la empresa practicará las deducciones correspondientes a las cargas fiscales y de Seguridad Social. La interpretación de real como líquido puede dar lugar a situaciones en las que no sería razonable que la empresa sólo complementara al salario neto, como podrían ser, por ejemplo, los supuestos de trabajadores con salarios embargados o retenidos o que sufren una elevada retención por cargas fiscales.
3. Si se atiende al contexto y antecedentes históricos y legislativos, considerando que se trata de una cláusula de un CCol, el TS examina la interpretación que se viene dando en las normas laborales al término controvertido. El ET no alude al término salario real, sino que prescinde del adjetivo y lo asocia al concepto de “salario bruto” (ET art.26). A mayor abundamiento, en el apartado cuarto de ese precepto se dispone que “todas las cargas fiscales y de Seguridad Social a cargo del trabajador serán satisfechas por el mismo, siendo nulo todo pacto en contrario”. Asimismo también se calculan con el salario bruto todas las indemnizaciones por despido o extinciones de contrato, o incluso rescisiones por modificación de condiciones de trabajo. El bruto también se emplea para determinar el importe de los salarios de tramitación. Habiéndose declarado, por el propio TS, error inexcusable su cálculo sobre el salario neto en lugar del bruto. Esta Sala de lo Social ha declarado error inexcusable el que la empresa calculara la indemnización, en caso de extinción por causa objetiva del artículo 52 c) ET , acudiendo al salario neto en lugar de al salario bruto.
4. Finalmente, si se atiende al espíritu y finalidad del precepto se alcanza la misma conclusión. En efecto, el complemento convencional persigue el objetivo de que el trabajador que accede a la jubilación parcial no se vea perjudicado económicamente por esa circunstancia. Dicha finalidad no se conseguiría si se abonara al trabajador la diferencia hasta alcanzar el salario neto que venía percibiendo con anterioridad a la jubilación parcial ya que sobre esa cantidad abonada por la empresa gravitan también cargas fiscales y, en su caso, de Seguridad Social, que acarrearían, una vez practicadas estas deducciones, que el trabajador percibiese menor cantidad que el salario neto que venía percibiendo antes de la jubilación parcial.

Imprimir

Envíe su comentario:

(los campos con asteriscos son obligatorios)

Acepto las condiciones legales

Atención al cliente

Si tienes dudas ponte en contacto con nosotros a través de clientes@lefebvreelderecho.com o llamando al 91 210 80 00 o 902 44 33 55.

Por teléfono

Lo más rápido es llamarnos al 91 210 80 00 o 902 44 33 55, te atenderemos de 8:30h a 20:00h de Lunes a Viernes.

Envío gratis

Envío gratuito a partir de 30€ (excepto Canarias, Ceuta y Melilla).

Devoluciones

Hasta dos meses desde que recibes el pedido para devolver la compra si no has quedado satisfecho (excepto Producto Electrónico que son 15 días).