Actualidad jurídica Suscríbase vía email

Cálculo de la indemnización por clientela en función de los ingresos netos del distribuidor

Una entidad dedicada a la actividad de comercialización y distribución de productos de alimentación para animales domésticos, presenta demanda contra la entidad con la que tenía una relación contractual mediante la cual distribuía en exclusiva sus productos en las provincias de Valencia y Castellón. La entidad demandada se opuso a la demanda, aduciendo que la buena evolución y crecimiento de la marca estuvo ligada a la particular naturaleza de sus productos y a las innovaciones introducidas en los mismos, siendo la demandante una distribuidora sin pacto de exclusividad que compraba y revendía los productos asumiendo el riesgo que comportaba, resultando un competidor más en el mercado que no podía ser asimilado a la figura del agente.
De los hechos acreditados en la instancia destacan los siguientes:
• La demandante llevó a cabo una importante labor de comercialización de dichos productos, en condición de exclusividad.
• Al término de la relación contractual, el empresario se benefició del esfuerzo de comercialización realizado por la demandante al encontrarse con una clientela fuerte y consolidada.
• La demandada, operaba con una red de distribución por todo el territorio nacional, estableciendo la política comercial y de precios, organizando encuentros anuales con el fin de preparar y afinar la red comercial.
Ante el TS, la entidad demandada aduce una incorrecta aplicación de la LCA art.28 y CC art.4.1 y 1258 y la jurisprudencia que los interpreta respecto de la aplicación analógica de la LCA art.28. Este motivo es desechado, ya que la sentencia recurrida identifica y valora las circunstancias que justifican la citada aplicación analógica, destacando la posición auxiliar y accesoria de la empresa distribuidora en el diseño y comercialización de los productos, el carácter de exclusividad de la relación, su integración en una red nacional operada por el empresario y el beneficio tenido por éste con el aporte de clientela.
En un segundo motivo la demandada (ahora recurrente ante el TS) denuncia, respecto de los criterios que deben aplicarse para la determinación del importe de la indemnización derivada de la aportación de la clientela, la incorrecta aplicación de la LCA art.28.3. Considerando que se ha asumido de forma mecánica el criterio del «margen bruto» del importe objeto de indemnización y no el que realmente corresponde en atención al «margen neto» de dicho importe.
En relación al criterio de «margen bruto» o «neto» que debe seguirse para el cálculo de la indemnización por clientela en el contrato de distribución, el TS aduce que «sí hay jurisprudencia que considera que en el contrato de distribución, para establecer la cuantía de la indemnización por clientela, ha de utilizarse como criterio orientador el establecido en el citado art.28 LCA pero calculado, en vez de sobre las comisiones percibidas por el agente, sobre los beneficios netos obtenidos por el distribuidor esto es, el porcentaje de beneficio que le queda al distribuidor una vez descontados los gastos y los impuestos, y no sobre el margen comercial, que es la diferencia entre el precio de adquisición de las mercancías al proveedor y el precio de venta al. Cuyo importe tendrá el carácter de máximo» (TS 30-5-16, EDJ 74587).
En el presente caso, establece dicho cálculo de acuerdo con el criterio de «margen bruto», por lo que se opone a la doctrina jurisprudencial expuesta y dicho criterio debe ser sustituido por el criterio de «margen neto», debiéndose proceder a recalcular la indemnización, en ejecución de sentencia, de forma que la indemnización por clientela se calcule en la misma proporción fijada por la Audiencia Provincial, pero tomando como base los ingresos netos del distribuidor.

Imprimir

Envíe su comentario:

(los campos con asteriscos son obligatorios)

Acepto las condiciones legales

Atención al cliente

Si tienes dudas ponte en contacto con nosotros a través de clientes@lefebvreelderecho.com o llamando al 91 210 80 00 o 902 44 33 55.

Por teléfono

Lo más rápido es llamarnos al 91 210 80 00 o 902 44 33 55, te atenderemos de 8:30h a 20:00h de Lunes a Viernes.

Envío gratis

Envío gratuito a partir de 30€ (excepto Canarias, Ceuta y Melilla).

Devoluciones

Hasta dos meses desde que recibes el pedido para devolver la compra si no has quedado satisfecho (excepto Producto Electrónico que son 15 días).