Actualidad jurídica Suscríbase vía email

Auditoría de cuentas consolidadas voluntarias

En relación a la presentación de las cuentas de grupos de sociedades, la normativa mercantil señala que (CCom art.42.4 a 6):
a) La junta general de la sociedad obligada a formular las cuentas anuales consolidadas debe designar a los auditores de cuentas que habrán de controlar las cuentas anuales y el informe de gestión del grupo, debiendo estos verificar la concordancia del informe de gestión con las cuentas anuales consolidadas.
b) Las cuentas consolidadas y el informe de gestión del grupo deben someterse a la aprobación de la junta general de la sociedad obligada a consolidar simultáneamente con las cuentas anuales de esta sociedad. Los socios de las sociedades pertenecientes al grupo podrán obtener de la sociedad obligada a formular las cuentas anuales consolidadas los documentos sometidos a la aprobación de la junta, así como el informe de gestión del grupo y el informe de los auditores. El depósito de las cuentas consolidadas, del informe de gestión del grupo y del informe de los auditores de cuentas en el Registro Mercantil y la publicación del mismo se efectúa de conformidad con lo establecido para las cuentas anuales de las sociedades anónimas.
c) Lo anterior se aplica a los casos en que voluntariamente cualquier persona física o jurídica formule y publique cuentas consolidadas. También se aplicará, en cuanto sea posible, a los supuestos de formulación y publicación de cuentas consolidadas por cualquier persona física o jurídica distinta de las contempladas en el CCom art.42.1 (sociedad dominante de un grupo de sociedades, que están obligadas, con carácter general, a formular las cuentas anuales y el informe de gestión consolidados) .
A la vista de lo expuesto en el párrafo anterior, se plantea la duda de si, en el caso de que una entidad formule cuentas anuales consolidadas de forma voluntaria, estaría obligada a designar auditor y a someter a auditoría dichas cuentas consolidadas y, por tanto, se le atribuiría la naturaleza de auditoría obligatoria, siempre y cuando se cumpliese el requisito de publicación de las cuentas anuales consolidadas.
Al respecto, el ICAC, atendiendo a los criterios manifestados por la Abogacía del Estado en informe de 12-5-2015, señala que, efectivamente, acogiéndose la entidad voluntariamente al régimen de formulación de cuentas consolidadas, deben aplicarse íntegramente las exigencias de este régimen, entre ellas, la auditoría de las cuentas anuales. La dicción literal del CCom art.42.6 no admite interpretación en contrario, sin que pueda admitirse que, en este caso, la auditoría tenga carácter voluntario, por ser la formulación de cuentas consolidadas voluntaria. Antes bien, lo voluntario es la formulación de cuentas consolidadas, pero una vez formuladas y publicadas, se exigen todos los requisitos señalados en los anteriores apartados a y b.
La consolidación de cuentas puede ser obligatoria o voluntaria. La obligatoriedad se predica de las sociedades dominantes de un grupo de sociedades (CCom art.42.1), quienen, no obstante, están dispensadas de la consolidación si concurre alguno de los supuestos del CCom art.43. En este caso, estando dispensada, la formulación de cuentas consolidadas tendría carácter voluntario. Pero ello no significa que, por ese carácter voluntario, no deba cumplirse lo señalado en el apartado a). La entidad puede acogerse o no a la dispensa, pero si no lo hace y decide consolidar, debe aplicarse íntegramente el régimen previsto al efecto. En este sentido, la auditoría no tendría carácter voluntario, sino obligatorio. Y esa obligatoriedad no deriva sino de una decisión del propio interesado, que se acoge, por voluntad o iniciativa propia, al régimen de consolidación, uno de cuyos requisitos es, precisamente, la auditoría de cuentas anuales y, en consecuencia, dicha auditoría tendrá el carácter de obligatoria a todos los efectos de la normativa reguladora de la actividad de auditoría, incluyendo el de la obligación de rotación del auditor firmante del informe de auditoría.
Adicionalmente, se plantea la duda relativa al significado del requisito de publicación, al que también se refiere el CCom art.42.6, y que se configura como requisito legal sine qua non al que se anuda la consecuencia anteriormente expuesta. Conforme a dicho precepto, no basta la simple formulación de cuentas consolidadas, sino también que se publiquen, para que resulte exigible el régimen expuesto en los apartados anteriores.
La exigencia del CCom art.42.6 de que la persona física o jurídica publique cuentas anuales consolidadas, debe considerarse referida a la publicidad que recoge la LSC art.281 y, por ende, al depósito de las propias cuentas y la subsiguiente posibilidad de acceder a ellas por cualquiera. Y ello por varias razones:
– En primer lugar, por una interpretación literal del precepto, dado que la LSC art.281 redacc anterior a L 25/2011 (vigente, además, en el momento en que se redactó el actual CCom art.42) hacía referencia expresa a la «publicación» del anuncio del depósito de cuentas en el BORM.
– En segundo lugar, porque acudiendo a una interpretación teleológica de la norma, se llega a la misma conclusión. La finalidad del depósito de las cuentas es, precisamente, dar publicidad a las mismas, permitiendo que cualquier interesado pueda acceder a su contenido. De este modo, desde el depósito de las cuentas, se hace accesible la información que contienen, por lo que los documentos se exteriorizan o trascienden del ámbito de la persona física o jurídica que los elabora, teniendo un efecto informativo frente a terceros.
En definitiva, la mención en el CCom art.42.6 a la publicación de las cuentas consolidadas debe considerarse formulada y referida al depósito de las mismas, sin necesidad de ulterior publicación adicional. Por ello, es innecesaria la invocación de la LSC art.284, por cuanto que el mismo hace referencia a la publicación de los «documentos depositados en el Registro Mercantil».
Cabe señalar que lo anteriormente señalado lo es a los exclusivos efectos de interpretar el requisito de la publicación de las cuentas anuales de acuerdo con lo establecido en el CCom art.42.4 y 6, sin que alcance ni afecte a los concretos aspectos de actuación recogidos en las Normas Técnicas de Auditoría y en particular, a lo dispuesto en la NIA-ES 560 sobre Hechos posteriores, y las actuaciones que al respecto se exigen en relación con los distintos hitos temporales que se regulan, en el que se incluye la fecha de publicación de los estados financieros, concepto definido y utilizado en relación con la aplicación de los procedimientos exigidos en dicha Norma durante la realización de los diferentes trabajos de auditoría de cuentas por los auditores de cuentas y sociedades de auditoría.

NOTA
Las anteriores conclusiones no se ven modificadas por la aprobación de la LAC, puesto que esta última no ha introducido cambios en esta materia.

Imprimir

Envíe su comentario:

(los campos con asteriscos son obligatorios)

Acepto las condiciones legales

Atención al cliente

Si tienes dudas ponte en contacto con nosotros a través de clientes@lefebvreelderecho.com o llamando al 91 210 80 00 o 902 44 33 55.

Por teléfono

Lo más rápido es llamarnos al 91 210 80 00 o 902 44 33 55, te atenderemos de 8:30h a 20:00h de Lunes a Viernes.

Envío gratis

Envío gratuito a partir de 30€ (excepto Canarias, Ceuta y Melilla).

Devoluciones

Hasta dos meses desde que recibes el pedido para devolver la compra si no has quedado satisfecho (excepto Producto Electrónico que son 15 días).