Actualidad jurídica Suscríbase vía email

Alegación en el juicio de una patología detectada con posterioridad a la presentación de la demanda de revisión de la IP

La cuestión debatida consiste en determinar si la introducción por alguna de las partes de una nueva patología, distinta de la que sirvió para valorar sus secuelas en el expediente administrativo que acordó la revisión de su grado de invalidez permanente, por mejoría, desde una incapacidad absoluta a una total, constituye -o no- una vulneración de la prohibición de no introducir variaciones sustanciales respecto del procedimiento administrativo y de las actuaciones de los interesados o de la Administración, bien en fase de reclamación previa o de recurso que agote la vía administrativa, salvo en cuanto a los hechos nuevos o que no hubieran podido conocerse con anterioridad (LRJS art.72); es decir de la prohibición de que en el proceso se aduzcan hechos distintos de los alegados en el expediente administrativo (LRJS art.143.4).
En el presente caso se trata de una dolencia (patología pulmonar) detectada dos meses después de interponerse la demanda y que sólo se adujo por primera vez en el acto del juicio. Aunque la pretensión no se modificó, puesto que su objeto siempre fue que se mantuviera el grado de IPA inicialmente reconocida, lo cierto es que añadió una enfermedad nueva que no constituía una agravación de ninguna de las enfermedades alegadas en la demanda (cardiopatía isquémica); ni tampoco es posible que se hubiera podido conocer con anterioridad en el expediente administrativo, ni siquiera al tiempo de interponer la demanda.
Así pues, la alegación en el acto del juicio de esa lesión pulmonar constituye un hecho nuevo que altera sustancial la pretensión y sitúa al INSS en indefensión, lo que el asegurado pudo y debió evitar, por ejemplo, mediante la simple ampliación tempestiva de su demanda, o incluso solicitando la práctica anticipada de pruebas, para evitar aquél efecto sorpresivo y vulnerador de la tutela judicial de la contraparte. El límite, pues, no se encuentra ya en la introducción de hechos nuevos o que no hubieran podido conocerse con anterioridad, sino en que cualesquiera de éstos han de ser puestos en conocimiento de la contraparte con antelación suficiente como para poder articular sus motivos de oposición, y sus pruebas, evitando así la obvia indefensión que le produciría su sorpresiva incorporación al litigio por la contraria.
Por tanto, sin perjuicio de la posibilidad de que el pensionista, en su caso, inste la revisión, por agravación, del grado de la IPT que tiene reconocido, se estima el recurso interpuesto por el INSS, casando y anulando la recurrida y, resolviendo el debate suscitado en suplicación, estimar el recurso de tal clase interpuesto en su día por el INSS, con la consiguiente desestimación de la demanda.

Imprimir

Envíe su comentario:

(los campos con asteriscos son obligatorios)

Acepto las condiciones legales

Atención al cliente

Si tienes dudas ponte en contacto con nosotros a través de clientes@lefebvreelderecho.com o llamando al 91 210 80 00 o 902 44 33 55.

Por teléfono

Lo más rápido es llamarnos al 91 210 80 00 o 902 44 33 55, te atenderemos de 8:30h a 20:00h de Lunes a Viernes.

Envío gratis

Envío gratuito a partir de 30€ (excepto Canarias, Ceuta y Melilla).

Devoluciones

Hasta dos meses desde que recibes el pedido para devolver la compra si no has quedado satisfecho (excepto Producto Electrónico que son 15 días).