Actualidad jurídica Suscríbase vía email

Acumulación de donaciones a la herencia

Un heredero percibe por donación del causante pocos días antes del fallecimiento de este una participación indivisa en un inmueble. En la escritura pública de donación se hace constar expresamente el carácter de no colacionable de la donación efectuada. Se plantea la incidencia de la donación en la liquidación hereditaria.
Al respecto, debemos tener en cuenta lo establecido en la LISD art.11.1.a) y 30. El primero de ellos establece que en las adquisiciones mortis causa, para determinar la participación individual de cada causahabiente, se presume que forman parte del caudal hereditario los bienes de todas clases que hayan pertenecido al causante de la sucesión hasta un año antes de su fallecimiento, salvo prueba fehaciente de su transmisión y de que se hallan en poder de persona distinta de un heredero, legatario, pariente dentro del tercer grado o cónyuge de cualquiera de ellos o del causante. Esta presunción se desvirtúa si se justifica que en el caudal están incluidos el metálico u otros bienes subrogados en el lugar de los desaparecidos con valor equivalente.
El segundo de los artículos citados se refiere a la acumulación de donaciones entre sí y a la acumulación de donaciones a la herencia del donante. En el primer supuesto, se considera como una sola transmisión a los efectos de la liquidación del impuesto, las donaciones y demás transmisiones inter vivos equiparables que se otorguen por un mismo donante a un mismo donatario dentro del plazo de tres años, a contar desde la fecha de cada donación. Para determinar la cuota tributaria, se aplica a la base liquidable de la actual adquisición el tipo medio correspondiente a la base liquidable teórica del total de las adquisiciones acumuladas, entendiendo por base liquidable del total de las adquisiciones acumuladas la suma de las bases liquidables de las donaciones y demás transmisiones inter vivos equiparables anteriores y la de la adquisición actual. Lo anteriormente señalado también es aplicable en el segundo supuesto -acumulación de donaciones y demás transmisiones inter vivos equiparables a la sucesión que se cause por el donante a favor del donatario, siempre que el plazo que medie entre esta y aquellas no exceda de cuatro años-.
Es decir, la LISD art.30 solo prevé la acumulación de la donación a la herencia a los solos efectos de determinar el tipo medio aplicable a la base de la nueva adquisición, persiguiendo respetar la progresividad del impuesto, al considerar como única las dos transmisiones efectuadas.
En este sentido, el TEAC 6-10-10 RG 365/10, con ocasión de un recurso de alzada para la unificación de criterio, ha recalcado que en supuestos tanto de donaciones entre sí como de donación acumulada a la herencia, ya no procede el régimen de deducción de cuotas contenida en el RISD art.60 y 61, toda vez que ambas normas reglamentarias presuponían un régimen legal de gravamen del total de bases imponibles, sustituido a partir de 1997 (L 14/1996) por el de gravar de forma exclusiva la nueva adquisición.
En el caso expuesto, la donación solo se tiene en cuenta para hallar el tipo medio aplicable al donatario y ahora heredero, y lo donado se considera integrado en el caudal hereditario, sin descontarse lo pagado en su momento.

Imprimir

Envíe su comentario:

(los campos con asteriscos son obligatorios)

Acepto las condiciones legales

Atención al cliente

Si tienes dudas ponte en contacto con nosotros a través de clientes@lefebvreelderecho.com o llamando al 91 210 80 00 o 902 44 33 55.

Por teléfono

Lo más rápido es llamarnos al 91 210 80 00 o 902 44 33 55, te atenderemos de 8:30h a 20:00h de Lunes a Viernes.

Envío gratis

Envío gratuito a partir de 30€ (excepto Canarias, Ceuta y Melilla).

Devoluciones

Hasta dos meses desde que recibes el pedido para devolver la compra si no has quedado satisfecho (excepto Producto Electrónico que son 15 días).